sábado, 24 de mayo de 2014

Doce hombres en pugna reloaded

En una excelente y muy original iniciativa, el Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires está en plenas tratativas con la Metro Goldwyn Mayer para distribuir masivamente en escuelas, universidades, ONG´s, sociedades de fomento y público en general, la antológica y sublime película "Doce hombres en pugna", dirigida por Sydney Lumet en 1957 con participación estelar de Henry Fonda.

No hay otra película en el mundo que refleje con tanta maestría y realismo al juicio por jurados.


Juicio por jurados: la utilidad de las películas
Por Cristian Penna

No es poco habitual. Son muchos los casos en que el séptimo arte constituye una herramienta didáctica fundamental. Cursos dictados en colegios y universidades de todo el mundo suelen valerse de películas -y series televisivas- en apoyo de los más variados temas a estudiar e investigar, ya sea para graficar conceptos, disparar debates o, simplemente, para despertar el interés de estudiantes e investigadores.

Y el juicio por jurados no es la excepción.

Esta pieza fundamental para la construcción de la República ("res pública" significa "cosa pública"), contemplada por todos los antecedentes constitucionales patrios y expresamente en tres oportunidades en la Constitución de la Nación Argentina desde su sanción en 1853 (actuales artículos 24, 75.12 y 118), ha sido histórica y sistemáticamente ignorada por la educación cívica en escuelas secundarias y por los planes de estudio de las universidades en general e, incluso, de las facultades de derecho, lo que es más grave.

Sin embargo, además de la lucha incansable de los grandes procesalistas "juradistas" locales, parecería que hubo dos circunstancias que impidieron que el juicio por jurados fuera completamente borrado de las conciencias argentinas:

- por un lado, nuestros sistemas de justicia tradicionales (caracterizados por su oscuridad, su exceso de rigorismo formal, su lenguaje rebuscado, prostituido e imposible de entender y, en definitiva, su completo aislamiento) resultaron absolutamente incomprensibles y poco interesantes para el pueblo soberano;
- al mismo tiempo, el cine nos mostró continuamente cómo debían llevarse a cabo realmente los juicios: con las puertas abiertas hacia la ciudadanía en general -hablándole y escuchándola-, con un lenguaje llano y mediante la sustanciación de actos claros y también -por qué no- mas entretenidos; en definitiva: con jurados. Esas escenas han delineado el modo en que los argentinos imaginan los juicios ¡Vaya prueba de la utilidad didáctica del cine!

En estos días en que la Provincia de Buenos Aires -pionera junto a otras- ha tenido la determinación de poner fin a la histórica deuda constitucional, entonces, no es vana la propuesta de su Poder Ejecutivo de recomendar a los claustros escolares, académicos y profesionales la exhibición de un clásico del cine internacional, centrado justamente en uno de los momentos más importantes de un juicio por jurados: la deliberación. Dejando de lado algunas entendibles licencias cinematográficas, el film de 1957 "Doce hombres en pugna", de Sidney Lumet y protagonizado por Henry Fonda, demuestra una utilidad fundamental para comprender el funcionamiento del sistema y debatir sobre su importancia filosófica y política.


Repasemos noticias relacionadas a la iniciativa del gobierno bonaerense:

- Infojus Noticias (24/05/14): Un clásico del cine para entender los juicios por jurados [Ver nota]

- InfoNews.com (23/05/14): Qué película explicará en las escuelas bonaerenses el juicio por jurados [Ver nota]

- Página 12 (23/05/14): "Doce hombres en pugna" [Ver nota]

- Terra.com (22/05/14): La provincia analiza difusión de película sobre juicio por jurados [Ver nota]

- MinutoUno.com (21/05/14): "Doce hombres en pugna", la película para entender el juicio por jurados [Ver nota]