AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

lunes, 10 de enero de 2022

JURY NULLIFICATION EN INGLATERRA: El jurado absolvió a los manifestantes que tiraron al mar la estatua de un traficante de esclavos, durante las protestas mundiales por el asesinato de George Floyd

El momento cúlmine


"ESTE JUICIO ES UNA ABSOLUTA REIVINDICACIÓN DEL SISTEMA DE JURADOS"

El juicio a los 4 de Colston, como los llamó la prensa mundial, terminó ayer en Bristol, Inglaterra, con el veredicto del jurado: NO CULPABLES del delito de daño agravado. El veredicto es inapelable y ese precisamente es EL PODER DEL JURADO. Los 4 de Colson son libres para siempre y nadie podrá perseguirlos de nuevo por ese hecho.

El jurado liberó de culpa y cargo a los cuatro jóvenes de haber tumbado y tirado al mar la estatua de Edward Colston, un traficante de esclavos, oro y marfil del siglo XVII, dueño de la Royal African Company y diputado del Partido Conservador (Tory), que amasó una inmensa fortuna con el vil comercio de esclavos. Con ella financió el esplendor de Bristol y la construcción de hospitales, iglesias, escuelas y residencias para personas sin hogar y ancianos. Era un filántropo y un prócer intocable. Hasta ahora.... 

El video de la estatua derribada y tirada al mar en junio 2020 dio la vuelta al mundo entero (ver abajo). La tiraron en el exacto lugar desde donde zarpaban los barcos para el tráfico de esclavos en 1630.

VER VIDEO CON SUBTITULOS
AUTOMÁTICOS


El veredicto del jurado conmovió al mundo, causó euforia en el movimiento Black Lives Matter y sacudió a la clase política conservadora inglesa, indignada con la absolución. Hasta el primer ministro Boris Johnson tuvo que salir a hablar: "Respeto la independencia de nuestras cortes y por eso no hablaré del veredicto. Pero el legado histórico británico es complejo y refleja nuestra historia en toda su diversidad para bien y para mal. Y no podemos tratar de cambiar nuestra historia, censurarla o reescribirla en retrospectiva. Es como si alguien quisiera editar Wikipedia. Está mal. Tenemos que preservar nuestro legado histórico, cultural y artístico".

"Nunca estuvimos solos en este Viaje. Gracias a todos los diez mil que marcharon, a todos los que tiraron huevos, a todos los rollers y skaters, a todos los que trajeron sogas, pancartas, a todos los que tiraron pintura, a todos los que escalaron las estatuas y las derribaron en el mundo. Gracias. Hoy es un día para festejar nuestro derecho a decidir cómo queremos que esté decorado nuestro espacio público. Colston es un insulto a la Humanidad" (Rhian Graham).

"No estamos cambiando la historia. LA RECTIFICAMOS. Esta es una victoria para Bristol, para la Igualdad Racial y para todos los que están del lado correcto de la Historia (Sage Willoughby)   


Milo Ponsford (26), Sage Willoughby (22), 
Spiderman Jake Skuse (23) y Rhian Graham (29)

Fiscal: "Les pido a los jurados que entiendan que los crímenes atroces de Edward Colston son inmateriales para resolver este caso"

Defensor: "Les propongo a los jurados que decidan dónde pararse: si de lado infame de la Historia, o del lado correcto"


Colston al agua en el mismo lugar desde donde
salían los barcos que traficaban esclavos

"El caso llamó la atención del grafitero Banksy, que diseñó una camiseta de edición limitada, cuyos fondos recaudados fueron a parar a la defensa de los cuatro activistas"


Euforia tras el veredicto e indignación en
el Partido Conservador

NOT GUILTY. May the Force be with you

El asesinato de Floyd desencadenó
protestas en todo el mundo

"La sensación de la cuerda en tus manos, de esa estatua infame cayendo al suelo, las ondas que alcanzaron a Bristol y al resto del mundo; ya no podré seguir siendo la misma persona" (Rhian Graham)

Rhian Graham

Pero los tiempos cambian a toda velocidad y la estatua de Colston terminó en el fondo del mar, tras ser vandalizada, tirada abajo, pisoteada y arrastrada hacia el puerto por una gigantesca manifestación del Black Lives Matter, que sacudió al mundo entero tras el asesinato de George Floyd el 25 de mayo de 2020. La gente salió a las calles a protestar en plena pandemia y sin vacunas el 7 de junio de 2020.

Las estatuas de Colón en New York, Barcelona y Boston; la de Churchill en Londres; la de Colston en Bristol; la de Leopoldo II en Viena y hasta la Sirena de Copenhague fueron decapitadas o vandalizadas con huevos, pintura y piedras tras las gigantescas movilizaciones mundiales en todas las capitales, indignadas por la brutalidad policial del caso George Floyd.


Así mataron a Floyd; Colston
bebe de su propia medicina

Boston

LOS NEONAZIS AL ATAQUE

Pero la reacción de la extrema derecha, los neonazis y los supremacistas blancos del mundo no se quedó atrás. Salieron a las calles a enfrentarse en plena pandemia contra los manifestantes, al grito de "Fuera Negros", "Fuera Inmigrantes", "Viva la Esclavitud". Hubo disturbios y peleas en todos lados. KAOS. El mundo es un caos.

Neonazis tratan de rescatar sin éxito la estatua.

En respuesta al veredicto, Liz Hughes, superintendente en jefe de la policía de Avon y Somerset, dijo que el derribo de la estatua fue un incidente que "atrajo la atención mundial y ... polarizó la opinión pública". La fuerza tenía el deber de investigar. "Habiendo sido presentada con la evidencia, un jurado ahora ha determinado que sus acciones no fueron criminales y respetamos su decisión".

La jefa de policía local aceptó el veredicto

EL JUICIO Y EL JURY NULLIFICATION

El juicio por jurados fue algo extraordinario, de principio a fin. A pesar de la pandemia, entre el hecho y el veredicto sólo pasaron 18 meses. (ver LA PARTE 2 DE ESTA NOTA, que saldrá a continuación con todos los detalles del juicio).

El veredicto absolutorio fue un claro caso de jury nullification, que es cuando el jurado absuelve en contra de la prueba, de la ley o por afirmar valores constitucionales de justicia superiores a la ley penal del caso concreto. Detenta ese poder gracias a que sus veredictos de absolución son inapelables, por emanar del Soberano y para resguardar la garantía de non bis inidem.

Es que los videos no dejaban lugar a duda: Rhian (la chica) fue la que trajo las cuerdas. Willoughby el que escaló y le puso la soga al cuello. Los otros dos fueron los que tiraron de las cuerdas junto a tantos manifestantes. 

Es más, los propios acusados admitieron con orgullo haber tirado abajo la estatua: "Fue un acto de amor al prójimo"; "La estatua de Colston es un insulto a Bristol, a los descendientes de esclavos que viven aquí y a la Humanidad"; "La esclavitud es un crimen de lesa humanidad y Colston es un gran criminal"; "Imagínense poner la estatua de Hitler frente a un sobreviviente del Holocausto. Es lo mismo". 


La remera para juntar guita y pagarle a los bogas

El jurado rara vez ejercita su indiscutible poder de nulificar la ley. Pero cuando lo hace es para enviar poderosos mensajes a la sociedad. Esa característica es lo que ha hecho famoso al jurado como baluarte contra la tiranía y la opresión de todas las épocas y todas las culturas. Precisamente para eso existe el jurado, como la última salvaguarda contra el ejercicio del poder penal. ES LA CULTURA DE LA LIBERTAD.

Modernamente, hoy el jurado nulifica absolviendo a los tenedores de cannabis, a los que ayudan a morir a enfermos terminales, a las mujeres y médicos que abortan y, también, a los que protestan. Gran Bretaña -la patria del jurado- tiene una antiquísima historia con el jury nullification, la desobediencia civil, los objetores de conciencia, el derecho de huelga y la libertad de peticionar ante las autoridades. 

En 1996 un jurado en Liverpool absolvió a dos mujeres acusadas de causar daños por más de un millón de libras a un avión de combate.  Las mujeres habían admitido el daño deliberado, pero habían argumentado con éxito que habían actuado para evitar una violación del derecho internacional: el bombardeo de Timor Oriental por parte de Indonesia. 

En el 2000, unos 28 militantes de Greenpeace fueron absueltos por el jurado por la destrucción de un campo de maíz genéticamente modificado en la zona rural de Norfolk. En noviembre de 2021 un jurado absolvió a seis activistas contra el cambio climático por una protesta que paralizó la línea de trenes en el distrito financiero de Londres (los piqueteros anglosajones).

Ese fue el contexto en el que llegó el juicio contra los 4 de Colston y la razón que explica porqué el juicio por jurados con veredicto absolutorio inapelable sigue siendo tan valioso en una República libre y democrática. Los 4 de Colston exigieron por su privilegio como ingleses a ser juzgados por un jurado, a pesar de reconocer abiertamente los hechos y su autoría. Querían que fuera el Pueblo, y no el poder estatal, quien los juzgara.

Es más, también participaron del reemplazo de la Estatua de Colston por la de una mujer afroamericana con el puño en alto.

La líder antirracista Jen Reid

La Juventud Maravillosa

El juicio casi no se hace por una cuestión de competencia. Los chicos estaban acusados del delito de daño agravado, que está justo en el límite entre ser correccional o criminal. De tal modo, se los ofreció abreviar su juicio ante la Magistrates Court, que es un tribunal de tres jueces legos para delitos menores. Pero ellos insistieron en que querían ir ante la Crown High Court con jurados. Querían que el Pueblo se pronunciara en un asunto que excedía el interés patrimonial. Entregaron su suerte a la decisión popular, cuando la mitad de la opinión pública pedía su cabeza. Como el fiscal insistió en pedirles pena de multa de 5000 libras esterlinas o prisión, el caso terminó ante el jurado de doce personas en Bristol.


LAS TEORÍAS DEL CASO

William Hughes QC, fiscal de la Corona


La estrategia de la fiscalía, muy criticada por llevar este caso a juicio por la presión política de los conservadores, fue pedirle el jurado que fuera poco menos que ciego a la Historia. A quién veneraba la estatua, argumentaron, era irrelevante en el siglo XXI. Este es un caso de daño agravado a una estatua pública donde los acusados están confesos. Ni siquiera negaron su papel en el derribo de la estatua, ni que ayudaron a trasladarla al puerto de Bristol, desde donde fue arrojada al agua.

La fiscalía intentó anticipar debilidades en su alegato de apertura. ¿Cuáles? El argumento de la acusación fue que los crímenes de lesa humanidad de Edward Colston, dueño de la Royal African Company, la entidad de trata de esclavos más prolífica en la historia británica, simplemente deberían dejarse a un lado. Que la estatua representara a un hombre cuya riqueza se basaba en la esclavitud de 84.000 hombres, mujeres y niños era irrelevante. Al igual que el hecho de que fue cómplice de la muerte de 19.000 de ellos, que murieron en la travesía retorciéndose de agonía, encadenados a las cubiertas de los barcos de esclavos de la Royal African Company. Eso no debería ser motivo de preocupación para el jurado. Su sufrimiento, su muerte, su propia existencia era irrelevante para el tema que nos ocupaba. Al adoptar tal estrategia, la fiscalía simplemente estaba pidiendo al jurado que se centrara en el daño y vandalización a la estatua pública durante una marcha que debía ser pacífica en 2020.


Liam Walker QC, abogado defensor


Esa estrategia fracasó porque los abogados defensores de los Colston Four pudieron, a través de sus propios argumentos legales y la llamativa elocuencia de los cuatro jóvenes imputados, colocar a la Historia en el centro de este juicio. Demostraron con éxito que los verdaderos delincuentes no eran los Colston Four, sino la ciudad de Bristol y aquellos que habían hecho todo lo posible para pulir la reputación de un asesino de 19.000 seres humanos.

«Esa estatua, que ha permanecido ahí durante 125 años, estaba validando la carrera de un asesino en masa», dijo el célebre profesor de Historia David Olusoga, perito de la defensa.

Habiendo establecido estos argumentos, Liam Walker QC, en representación de Sage Willoughby, el más joven de los acusados, argumentó que los Colston Four “estaban en el lado correcto de la historia”. Se invitó a los miembros del jurado a unirse a ellos allí.

La deliberación duró tres horas y el veredicto fue NO CULPABLES, entre gritos de júbilo de los presentes en la sala.   

Corte de Bristol

Pero el litigio fue memorable. La habilidad de la defensa y la elocuencia y determinación de los cuatro chicos fue increíble de ver. Veamos algunos pasajes inolvidables del contraexamen del fiscal al acusado Willoughby (el muchachito de barba, hábil escalador de 22 años que le puso la soga al cuello a la estatua):

William Hughes QC, acusador: "La estatua de Saddam Hussein fue derribada durante una época de guerra y conflicto, y no durante una marcha pacífica"

"Usted no entiende que estos son tiempos de conflicto, la desigualdad racial es un tiempo de conflicto", respondió Willoughby. "Hasta que no se alcance la igualdad, será una época de conflicto".

Willoughby negó haber actuado violentamente y dijo: "Esto no fue un acto de violencia, fue un acto de amor al prójimo. Nos movilizamos en todo el mundo en respuesta al asesinato de George Floyd, un hombre negro, a manos de agentes de policía en los Estados Unidos".

Hughes dijo: "Toda la marcha se trató de que la gente se uniera para marcar una diferencia en la vida de los negros, por lo que no había necesidad de tomar ninguna otra medida así".

"No estoy de acuerdo", respondió Willoughby.

Añadió: "Nunca pensamos en las consecuencias legales, sé muy bien la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal y eso es todo lo que pasaba por mi mente en ese momento".


NOTABLE REPORTAJE A OTRO DE LOS DEFENSORES
(verlo en el primer video arriba)

"ESTE JUICIO ES UNA ABSOLUTA REIVINDICACIÓN DEL SISTEMA DE JURADOS"

Raj Chada QC, abogado defensor

Periodista: ¿Cuál fue su argumento principal?

Abogado: La naturaleza ofensiva en sí misma de la estatua. Es una incitación al odio. Acá en Bristol, donde viven miles de descendientes de esclavos, Colston era venerado como un prócer intocable. La falta de contexto de esa estatua es terrible. En el juicio pudimos probar que el Concejo Deliberante ignoró por completo durante tres décadas pedidos para remover la estatua o, al menos, contextualizarla. Pero no lo hicieron. El verdadero delito era la presencia misma de esa estatua indignante en el espacio público, que no le pertenece al Concejo, sino al Pueblo.

P: ¿Cree que esto sienta un precedente legal y una luz verde para derribar estatuas como la de Churchill?

A: Para nada. Este fue un juicio sobre los hechos y sobre la evidencia. La evidencia que escuchó el jurado fue la del profesor de Historia David Oulusoga, que relató con lujo de detalles cómo era el horrendo comercio de esclavos en Bristol: 84.000 seres humanos (niños, mujeres y hombres)  fueron cazados en África y traficados por Colston para venderlos en América. Los traían encadenados y en condiciones infrahumanas. El 20% de ellos murió agonizando en la travesía. Su fortuna era incalculable. Además, fue fundamental para el jurado la prueba irrefutable de la inacción del Concejo Deliberante en remover la estatua. 

P: Hubo intentos de tirar abajo la estatua de Churchill en Trafalgar Square. ¿Ud. los defendería?

A: Cualquier persona que me instruya para su defensa y necesite defensa en juicio tiene ese derecho sagrado. Pero cada caso es diferente y se rige por las pruebas del caso. Esto no representa un precedente legal, como teme el Gobierno. Fue una vergüenza que la fiscalía llevara este caso a juicio, en primer lugar. Y más con esta estatua tan polémica.   

P: Me resultó interesante ver que los chicos rechazaron ir a la Corte de Magistrados e insistieron en ir ante la Crown Court con jurados. ¿Por qué quisieron ir a jurados?

A: Porque el jurado es su derecho inalienable como ingleses. Además, el propio fiscal fijó los daños en más de 5000 libras esterlinas, por lo que ya era procedente. Pero esto demuestra el valor del juicio por jurados. La idea de que gente del lugar, gente del Pueblo ajena a los tribunales, traiga su sentido común de justicia para resolver problemas legales. ESTE JUICIO ES UNA ABSOLUTA REIVINDICACIÓN DEL SISTEMA DE JURADOS.

P: ¿Y por qué es eso?

A: Porque no le corresponde a un juez o a un profesional del derecho valorar qué es lo razonable y qué es lo proporcionado. Eso le corresponde a la gente común de la calle. Al pueblo de Bristol que conoce los hechos, que conoce a la estatua y que conoce el contexto que ella podría tener. Ellos fueron los que decidieron que estos cuatro chicos no debían ser condenados y así debería ser siempre.


LA FURIOSA REACCIÓN CONSERVADORA

"Veredicto perverso" "Violación del Estado de Derecho" "Eran culpables" "Había que condenar" "El jurado no tenía ni idea del delito"
"Aumentaremos la pena a 10 años de cárcel" 

El Primer Ministro Boris Johnson reacciona


El veredicto es una derrota política para la ministra del interior Priti Patel, que representa la línea más dura de los conservadores, y que se involucró personalmente en el caso. A horas de que derribaran la estatua, Patel declaró que la policía debía llevar a la justicia a los responsables del hecho, a los que calificó de “totalmente deplorables”. Desde entonces la política oficial ha sido de endurecimiento retórico contra las protestas callejeras en un intento de influir las decisiones de los tribunales.

En su respuesta al fallo soberano del jurado popular, distintos grupos conservadores lo calificaron de “perverso”, “muy desilusionante” y “violación del estado de derecho”

El ministro de Transporte Grant Shapps señaló que el Reino Unido no era “un país donde sea tolerable la destrucción de la propiedad pública”. "Mandaremos una ley al Parlamento para aumentar la pena del delito de daño agravado y terminar con el vacío legal que impide que estos vándalos extremistas queden impunes. La medida se extendería al derribo de estatuas de grandes personalidades, flores o coronas colocadas en monumentos conmemorativos, como en una lápida o en el cenotafio." Menos mal que está el jurado en Inglaterra.


Grant Shapps, ministro de Transporte,
con los pelos de punta por el veredicto

El ex ministro de justicia, Robert Buckland, declaró que los acusados "eran culpables" (😂😂😂😂😂😂😂) “Esto debería haber sido una cuestión muy simple para el jurado que, evidentemente, no tenía ni idea de la definición penal del delito de daño a la propiedad pública. Si una persona comete el daño y destruye una propiedad pública sin autorización, es culpable por definición”, se indignó el ex ministro de justicia (😎😎😎😎😎).

La presión de distintos estamentos y grupos del Partido Conservador, incluida su ala mediática, obtuvo resultados cuando la Procuradora General señaló este viernes que estaba dispuesta a referir el tema a la Corte de Apelaciones. “El juicio por jurado es un importante guardián de nuestras libertades y no debe ser socavado. Sin embargo la decisión en el caso Colston está causando confusión. Como Procuradora puedo referir el tema a la Corte de Apelaciones para que los jueces clarifiquen el tema para el futuro”, señaló la Procuradora Suella Braverman.

Esta remisión a la Corte de Apelación no modifica en absoluto la absolución de los cuatro acusados, que posee cosa juzgada material y es firme, pero podría tener un efecto para futuras protestas. Para evitar que se aplique ese precedente legal, en un país que se rige por el common law y la jurisprudencia, se pide excepcionalmente a la Corte de Apelaciones para que diga que la regla aplicada es incorrecta. No afecta ni cambia al veredicto, pero el precedente nuevo que crea la Corte de Apelaciones (un nuevo common law) regirá los casos siguientes. Por esa razón, las Asociaciones de Abogados criticaron duramente la intervención de la Procuradora.


Kirsty Brimelow, vice del poderoso Colegio de
Abogados de Inglaterra, defendió a capa y espada el
veredicto del jurado y advirtió al Gobierno
que respete la Independencia Judicial.

“Los políticos no tiene ningún conocimiento profundo de la ley que gobierna las protestas y la acción directa. Es muy preocupante que se genere la impresión de que se puede rechazar el dictamen de un jurado. Sería esencial que la procuradora deje en claro que esto no es así. El veredicto de un jurado es una señal de la Independencia de las cortes y del Estado de Derecho de una sociedad”, señaló Kirsty Brimelow, vice presidenta de la Criminal Bar Association.

Ver galería de imperdibles 
videos de la jornada


 


Hace un año, la gran periodista Cecilia Gutiérrez, de La Nación, escribía esta hermosa columna (ver). Hoy, es imposible negar que este veredicto resignifica por completo el Himno Absoluto Antiesclavista de Bob Marley, jamaiquino y antillano a su vez descendiente de esclavos: "Era 1980 cuando el alma de la música reggae ofrecía al mundo este himno entre sus himnos, atemporal canto de exhortación. Marley se valió solo de su voz y de una guitarra acústica para dar cuerpo a este manifiesto de alto impacto, y lo hizo con la desnudez formal que impone lo urgente. 

No es un reggae sino una suerte de canción folklórica espiritual que el ídolo lanzó un año antes de su muerte, enfermo de cáncer y con el ánimo derrotado ante una Jamaica sumida en una violenta guerra civil por el enfrentamiento armado de las fuerzas políticas dominantes".


¡Cuánta justicia, cuánta libertad, amado y querido Bob!

Canción de redención
(1980)

"El himno entre himnos de Bob Marley"

"Los viejos piratas, sí, me robaron, 
y me vendieron a los barcos de traficantes.
Minutos después, me sacaron 
de ese cruel pozo sin fondo.

Pero mis manos se hicieron fuertes
gracias a la mano del Todopoderoso.
Y avanzamos en esta Generación,
 de manera triunfante.

¿Me ayudarías a cantar
estas canciones de libertad?
Porque son lo único que alguna vez he tenido,
Canciones de redención.
Canciones de redención.

Emancípate de tu esclavitud mental.
Nadie, salvo nosotros mismos,
podrán liberar nuestras mentes.
No le tengas miedo a la energía atómica,
porque ninguno de ellos podrá detener al Tiempo.

¿Por cuánto tiempo más 
seguirán matando a nuestros profetas,
mientras nosotros nos apartamos y miramos?
Algunos dicen que "solo es parte de esto".
Tenemos que completar el Libro.

¿Me ayudarías a cantar
estas canciones de libertad?
Porque son lo único que alguna vez he tenido,
Canciones de redención.

Canciones de redención.
Lo único que he tenido,
Canción de redención.
Canciones de libertad.

Estas canciones de libertad
Canción de redención.


Leer noticias aquí:

- La Nación (16/11/20): "Redemption Song", el himno entre himnos de Bob Marley" (ver)

- Página 12 (10/1/22): "¿Por qué absolvieron a los manifestantes que voltearon la estatua de un esclavista inglés?" (ver)

- Notimundo (7/1/22) "Fiscal general ‘considerando’ remitir el caso de la estatua de Colston a la corte de apelaciones" (ver)

- The Guardian (7/1/22): "BLM protesters cleared over toppling of Edward Colston statue" (ver)

- The Guardian (8/1/22): "Minister vows to close ‘loophole’ after court clears Colston statue topplers" (ver)

- El Nacional (6/1/22): "“Tenemos un legado histórico, para bien y para mal”: el debate en Reino Unido por derribo de estatua de traficante de esclavos" (ver)