AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

lunes, 20 de junio de 2022

Salta quiere replicar las profundas reformas judiciales y el juicio por jurados de Mendoza

Un encuentro de gran volumen político
entre salteños y mendocinos


El juicio por jurados continúa expandiéndose como un reguero de pólvora por la Argentina. El suceso de su implementación es tan grande en todas las jurisdicciones que ha comenzado el irreversible proceso de contagio.

Salta está decidida a imitar a Mendoza.


 
Cornejo, López Viñals, D´Agostino,
García Castiella y Chibán

Magistrados y funcionarios salteños vinieron para conocer y replicar la reforma judicial de Mendoza con juicios por jurados populares y la agilización de los procesos penales, civiles y laborales.

Fueron impulsados desde 2015 por Alfredo Cornejo e instrumentados por la Subsecretaría de Justicia.


Magistrados y funcionarios salteños estuvieron en Mendoza para conocer cómo se gestó y aplicó la reforma del Poder Judicial, que comenzó en 2015. En tan sólo siete años (incluida la pandemia) puso en marcha los juicios por jurados populares, la oralidad en los procesos penales y civiles y las oficinas de conciliación de los fueros Penal y Laboral, entre otros logros operativos. 

Su éxito fue tan espectacular que inmediatamente llamó la atención de la provincia de Salta. "Queremos replicar el modelo mendocino", dijeron los altos funcionarios de Salta.

El ministro de la Corte de Salta Pablo López Viñals; el procurador general, Pedro Oscar García Castiella; el defensor general José Gabriel Chibán, y el secretario relator constitucional y público de la Corte, Ramiro Simón Padrós fueron recibidos por el ex gobernador y senador nacional Alfredo Cornejo, el subsecretario de Justicia, Marcelo D'Agostino (quien coordina esas acciones desde el Poder Ejecutivo) y el procurador de la Corte y jefe del Ministerio Público Fiscal, Alejandro Gullé.


El Polo Judicial de Mendoza

La recorrida por el impresionante Polo Judicial Penal -y su no menos espectacular sala de juicio por jurados- fue como la frutilla del postre para los visitantes. Con todo, supieron que las claves para ejecutar tantas y tan demoradas modificaciones operativas, fueron cuanto menos dos: la decisión política y el consenso con todos los operadores del servicio de justicia y las fuerzas políticas legislativas.


Habla Pablo López Viñals (CSJ Salta)
y lo observa el Procurador de Salta
Pedro Oscar García Castiella

“Venimos a ver de cerca el juicio por jurados y el proceso virtuoso encarado por Mendoza desde hace ya 5 años en materia de Justicia. Integramos una comisión que busca sensibilizar sobre la necesidad de reformas en la justicia de Salta y queremos hacerlo de manera gradual. Nuestra idea es que los operadores mendocinos vengan a Salta a convencer a colegas de las ventajas y los resultados obtenidos en Mendoza luego de las reformas aplicadas”, señaló Pablo López Viñals, juez de la Corte Suprema de Justicia de Salta y miembro de la Comisión Reformadora de la Justicia de su provincia.


La sala de juicio por jurados


La comisión reformista de Salta recorrió el Polo Judicial Penal, incluyendo su asistencia a una instancia de alegatos de apertura en un juicio por jurados. “Es el modelo que la Constitución manda y estamos convencidos de que con una buena infraestructura y profesionalismo se puede instrumentar perfectamente”, evaluó el Procurador García Castiella. 

La estadía de esta comisión incluyó encuentros con los siete Ministros de la Corte mendocina, que sirvieron para consolidar el vínculo de cooperación federal existente entre los poderes judiciales de ambas provincias.

Además, la comitiva salteña mantuvo reuniones con referentes judiciales de los distintos fueros, para ahondar en el funcionamiento de cada uno de los tribunales. “Nos llevamos una muy buena impresión del modelo de gestión asociada que hay, por ejemplo, en los tribunales civiles. Creemos que una normativa como la mendocina podría ayudar a dar respuesta a los reclamos de mayor celeridad y transparencia que tenemos en Salta”, detalló López Viñals.


El Subsecretario de Justicia Marcelo D´Agostino


Marcelo D´Agostino:
"Tomamos decisiones acertadas"

"Los magistrados de la Comisión de Modernización del Sistema de Justicia de Salta quedaron gratificados al ver los resultados de las reformas que pusimos en marcha desde 2015 y que no se detienen. El interés de los salteños también lo tienen en otras provincias, lo que demuestra que en Mendoza estábamos acertados en el diagnóstico y en las reformas necesarias para mejorar el funcionamiento de la Justicia", explicó D´Agostino.

El funcionario coordinador de la aplicación de esas políticas entre el Ejecutivo y los poderes Judicial y Legislativo y las instituciones que nuclean a los operadores del servicio -jueces, fiscales, defensores y abogados- resaltó que "sin la decisión política del entonces gobernador Alfredo Cornejo nada hubiera sido posible".

Sabiendo que el oficialismo ya contaba con las mayorías legislativas para aprobar las normativas que legitimaran esos cambios, explicó D`Agostino "abrimos el juego para que todos los sectores con representación parlamentaria hicieran sus aportes y así los proyectos llegaran a la Legislatura con el acuerdo y respaldo necesarios. Nada salió forzado. Nadie puede decir que no tuvo la oportunidad de aportar".

La convocatoria a la Asociación de Magistrados y al Colegio de Abogados también fue relevante, porque dieron visiones y enfoques necesarios para aplicar los cambios; justamente los jueces, fiscales y abogados, quienes son los operadores diarios del sistema de justicia.



- ¿Cómo estaba la Justicia de Mendoza antes de las reformas?

- "Colapsada en todos los fueros: se trabajaba con procesos escritos, había poca transparencia y los plazos para resolver eran muy lentos. En el fuero penal, por ejemplo, durante varios años en Mendoza se aplicaron dos Códigos Procesales Penales distintos: uno en el Gran Mendoza y otro en el Valle de Uco. Hasta que la decisión política permitió unificar. Hubo que hacer una fuerte reingeniería de personal y recursos técnicos. Era necesario".

"Las reformas en los fueros Penal, Civil y Comercial, Laboral y de Familia dotaron de mayor agilidad al sistema. Cita el funcionario al menos dos datos objetivos: en el fuero Civil, las causas tardaban 5 años promedio para tener sentencia: hoy, menos de 1 año, gracias a los procesos orales y ya no escritos como antes. Gracias a la Oficina de Conciliación Laboral, hay casi 60% menos de causas que llegan a juicio".

Leer noticias aquí:

- Diario UNO (16/6/22): "Magistrados y funcionarios salteños vinieron para conocer y replicar la reforma judicial de Mendoza" (ver)