miércoles, 29 de octubre de 2014

Catamarca: Granillo Fernández ante la Comisión para la Reforma Constitucional

El presidente de la Asociación Argentina de Juicio por Jurados (AAJJ), Dr. Héctor Granillo Fernández, fue recibido por la Comisión Consultiva para la Reforma Constitucional de Catamarca.

Luego, disertó en el Aula Magna de la Universidad Nacional de Catamarca (UNCA), junto a su decana Claudia Pacheco, y Juan Carlos Reynaga.

Tal como reseña el diario El Esquiú, el Dr. Granillo Fernández sostuvo en la Comisión: "me parece bárbaro, genuino, que se pueda hacer conocer el tema de juicios por jurados. Los abogados egresamos de las universidades sin tocar el tema. Estamos haciendo con la Asociación, con el Dr. Porfirio Acuña (presente en la reunión), entre otros, un esfuerzo grande y fructífero de difusión, para lograr que después de una apatía de años, este tema esté instalado en casi toda la República. Y esta es la forma republicana de administración de justicia, y por lo tanto trabajamos en su difusión como una forma de ajuste constitucional y no como una crítica a los jueces. En la República Argentina no practicamos la forma republicana en su integralidad si no hay participación del ciudadano en la administración de justicia, y esto se logra con el juicio por jurados. Nuestra Constitución es muy equilibrada, y otorga el poder de decisión al Soberano en los poderes Ejecutivo,Legislativo y Judicial, pero en este último eso no se da en la práctica".

"Este tema -prosiguió- se debate hoy en el Sur, en Salta, Entre Ríos, La Rioja, para su aplicación en los fueros penal y civil. Lo que ocurre es que hemos heredado el sistema monárquico, en el que el juez carga una mochila casi imposible de llevar. En Córdoba el juicio por jurados funciona sin inconvenientes desde hace diez años, sin protestas. En Neuquén se han celebrado ya más de quince juicios por jurados, sin protestas. No digo que el juicio por jurados sea la panacea, pero nos parece fundamental la participación del pueblo en el decisorio, vincular con lo que es un veredicto, o sea una conclusión a la que han llegado 'no letrados', con una sentencia, propia de letrados. El juez letrado conserva un poder enorme, da instrucciones a los jurados, dicta sentencia".

Comentó luego que "para el Ejecutivo y el Legislativo elegimos a nuestros representantes. Hoy creo que este gran avance del juicio por jurados se da como una legitimación, más que nada por necesidad; el problema grave en la relación ciudadano - justicia es el descreimiento en la administración de justicia, y eso lastimosamente deriva en hechos conocidos de justicia por mano propia, entre otras reacciones. Esto sería una bocanada de aire puro. A todos lados donde vamos para hablar sobre el tema, se está esperando algo, algo que garantice aire puro en el Poder Judicial.Nuestra primeras Constituciones, las de los albores de la independencia, ya preveían el juicio por jurados, un modelo republicano, un modelo de final de la colonia española. Los arts. 24. 118 y 126 de la CN lo prevén. Y no hay forma republicana sin la participación del ciudadano. Hemos venido haciendo en todo el territorio nacional más de cien simulacros de juicios por jurados, en los que se convocaba a gente de la calle, y puede decirse con total seguridad que cada uno de los doce ciudadanos convocados para tal fin denotaban sentir una profunda responsabilidad para realizar la tarea. Se trabaja con el principio de participación responsable, por ello es que hablamos de la bocanada de aire puro, y los jurados expresan muchas veces también que han podido apreciar qué difícil es la tarea del juez". También reflexionó que "Cuando se analiza la capacidad de quien puede ser jurado, puede decirse que el mayor triunfo de quienes no quieren el juicio por jurados fue el de que no se hablara de ello. Pero el tiempo pasó, la realidad dice otra cosa, y esa denigración que se hacía de 'ser juzgado por cualquiera' o 'por Doña Rosa', ya está superado, pertenece al pasado. No se puede ser peyorativo con el pueblo, cuando es el pueblo el que nos da el poder".

Finalmente concluyó que "el pueblo está capacitado, entre otras muchas cosas, para votar, para pagar impuestos, para ir a la guerra, y se pretende que no esté habilitado para decidir sobre hechos fácticos; lo que ocurre es que tenemos en nuestro funcionamiento resabios del poder colonial, hablamos en un lenguaje difícil, pero lo cierto es que tenemos un Poder, el Judicial, que es un Poder desobediente del mandato constitucional. Y el juez no desaparece, todo lo contrario, pero realiza una tarea más acotada. Y uno, el juez, debe ser un modelo en muchos sentidos, pero es un funcionario; el otro, el ciudadano, es el soberano".

En tanto, la decana de la Facultad de Derecho de la UNCA (Dra. Claudia Pacheco) resaltó que esa Facultad "trajo al Dr. Marcelo Altamirano y al Dr. Mario Juliano para hablar de este tema, y se realizó tambien en el Cine Teatro Catamarca un simulacro de juicio por jurados, con gente común, y la experiencia fue magnífica" y agregó: "como Ud. dice, Dr. Granillo, es de resaltar el sentido de responsabilidad con que se manejó toda esa gente. Todos los años, en la cátedra del Dr. Porfirio Acuña se realizan trabajos sobre este tema y los alumnos quedan impactados.".

El Dr. Juan Carlos Reynaga opinó que "la principal resistencia al juicio por jurados se da en algunos ámbitos de la Justicia, que a veces se presenta como un cuerpo orgánico muy conservador, y otras veces como cercano a la Justicia medieval. Hay varios colegas que sostienen que los jurados no están preparados para decidir sobre la criminalidad".

Fuente:

- El Esquiu (28/10/14): "No hay forma republicana sin la participación del ciudadano" [Ver]

Otras repercusiones:

- El Ancasti (28/10/14): Audiencia en el interior [Ver]

- El Ancasti (27/10/14): Facultades de la UNCA por la Reforma [Ver]