sábado, 13 de mayo de 2017

FEMICIDIO EN AZUL: Veredicto unánime de culpabilidad

Un jurado popular declaró culpable por unanimidad a Luis Ángel Torres, de 61 años, por haber matado a golpes a su concubina Nancy Beatriz González, de 52 años. Finalizó así el cuarto de los cinco juicios que se iniciaron esta semana. En la que sigue, habrá cuatro juicios más en la provincia.

Quedó claro en este juicio de Azul que la pareja se llevaba como el demonio. Torres no sólo fue acusado por el femicidio, sino por haber reducido a la servidumbre a su ex concubina y por el delito continuado de “secuestro coactivo”. Pero por estos delitos fue absuelto.

Torres durante el debate. CULPABLE.

La suerte de Torres quedó sellada cuando un vecino de un campo aledaño en Chillar los vio a ambos rumbear para el monte Zabalza: "Yo lo vi a él acompañarla a ella con dirección al monte..."


El cuerpo de Nancy, tras varios días desaparecida fue hallado exactamente allí, tapado con ramas y hojas.


Al parecer, Torres tenía intenciones de llevársela al monte Zabalza para mantener relaciones carnales con ella. Se habían separado hacía meses, tras convivir durante más de trece años. La mujer había denunciado a su ex por amenazas y violencia de género, situación que derivó en ese entonces en que la Justicia de Azul le impusiera al changarín una prohibición de acercamiento.

La autopsia sirvió para determinar que su deceso databa de varios días antes a que el cuerpo fuera encontrado. También, que la muerte había obedecido a un fuerte golpe que la mujer recibió en la parte posterior de su cabeza, el cual le fue aplicado con el trozo de la rama de un árbol.

Ese elemento fue incautado en el mismo predio -de alrededor de ocho hectáreas de extensión- durante un rastrillaje que policías llevaron a cabo días después a que el cuerpo de la víctima fue hallado. Cuando los policías se entrevistaron con Torres tras el hallazgo del cadáver, el changarín estaba escondido desde hacía varios días en un galpón abandonado que pertenecía a una cerealera, en las afueras de Chillar. Les respondió con evasivas que despertaron las sospechas de los uniformados.

El juicio fue conducido por el juez Gustavo Borghi y las partes estuvieron representadas por el fiscal Guillermo Vaticano y la defensora Oficial Mariana Mocciaro.

Luego de que el jurado popular deliberara por más de dos horas y en un principio se declarara “estancado”, tras otra prolongada deliberación alcanzaron la unanimidad y fue declarado “culpable” por esos mismos doce ciudadanos del asesinato de quien en vida había sido su pareja.  Según el jurado, el hombre la mató “intencionalmente”, “alevosamente” y “mediante violencia de género, al atacarla por su condición de mujer”. Además, el imputado fue condenado por el delito de “secuestro coactivo” y declarado “no culpable” de “reducción a la servidumbre”, cargos que también se le habían atribuido al responsable a título penal de este caso de violencia de género.

Leer noticia en:

Diario El Tiempo de Azul (10/5/17) "“CULPABLE” DE UN FEMICIDIO" (ver)