miércoles, 10 de mayo de 2017

LOMAS DE ZAMORA: La cultura del aguante se cobró otra víctima. VEREDICTO: CULPABLE por tentativa de homicidio

"Eh, fierita, a vos y a todos les va a caber..." fue la expresión del acusado Nahuel Barzilobos (alias "Barci") antes de empezar a disparar "...para todos lados...".

Fue la culminación de otra absurda pelea entre banditas del sur del conurbano, esta vez en Glew. Como consecuencia, un joven de 21 años llamado Nicolás Godoy recibió un tiro en la espalda que lo dejó en silla de ruedas, cuadripléjico, con una colostomía y que apenas recuperó parte del habla hace muy pocos días.

Este lunes arrancaron 5 juicios por jurados simultáneos en diferentes distritos de la provincia de Buenos Aires. San Martín, Bahía Blanca, Azul, Mercedes y Lomas de Zamora.

El primer veredicto se conoció hace minutos. Tras más de cuatro horas de deliberación, los jurados de Lomas de Zamora encontraron culpable a Nahuel Barzilobos de tentativa de robo con arma de fuego por 10 votos a a 2. Se inclinaron así por la tesis de máxima de la fiscal Macerla Dimundo y descartaron los delitos menores incluidos de lesiones gravísimas con arma de fuego y abuso de armas, así como también la defensa de no haber sido el autor de los disparos planteada por el abogado Gastón Darel. Condujo el juicio de manera magistral el juez Luis M. Gabián.

“No tengo dudas que fue él” declaró María Susana Galeano, dueña de la casa baleada en relación a Barci, y aseguró que los disparos “fueron muchos”.

“Había tiros por todos lados. Fue Barci quien disparó, pero fue al azar” aseguró Jonathan, el hermano de la víctima. Los jurados concluyeron que los tiros no fueron al azar, sino destinados a matar a otro.



Este absurdo hecho -otra muestra más del descontrol social y de la cultura del aguante, el alcohol y los alucinógenos que se apodera por las noches en el sur del conurbano bonaerense- comenzó con la siguiente progresión. Barci sale en su moto con un menor a comprar una pizza. Se topó con una bandita de por lo menos seis integrantes que les dieron flor de paliza, les robaron la moto, la pizza y sus pertenencias. La víctima se encontraba en dicha esquina.

Barci vuelve al barrio y le cuenta a sus amigos lo sucedido. "Esto no puede quedar así..." fue la previsible "reflexión". Salieron en patota a buscar a los agresores, pero tampoco les fue muy bien que digamos. Cobraron para todo el campeonato por partida doble y tuvieron que huir con los pies en polvorosa mientras volaban los piedrazos.

"La tercera es la vencida...", dijeron humillados y volvieron a la esquina de este inframundo, pero ahora enfierrados hasta los dientes. Luego, se desató el tiroteo y el trágico desenlace. Los testigos aseguran que Nicolás Godoy no participó de ninguna trifulca y que sólo estaba volviendo a su casa.

Los jurados dieron su veredicto: CULPABLE. En días nomás se conocerá la pena.


Leer la noticia:

- Diario Conurbano (9/5/17) "Jurados deciden si un joven es culpable de haber dejado paralítico a otro de un tiro" (ver)

-Diario Conurbano (10/5/17) "Jurados declararon culpable a un joven por dejar paralítico a otro en Glew"  (ver)