miércoles, 17 de mayo de 2017

San Martín: un jurado condenó por unanimidad a un "justiciero" que ejecutó a un joven

Jueza Claudia Esquivel
Hoy finalizó un nuevo juicio por jurados en San Martín, provincia de Buenos Aires.

En esta ocasión, por unanimidad, el jurado encontró culpable del delito de homicidio con arma de fuego a un hombre acusado de matar de un disparo a un joven de 16 años, habitante de la Villa Los Paraguayos en Tres de Febrero.

Fiscal Cecilia de Ibarreta
Resumen de los hechos y del juicio:

Un día de 2016, al finalizar la tarde, el acusado se dirigió hacia la esquina de su domicilio en Tres de Febrero para "sacar la basura" (según luego explicó). Lo hizo en pijamas y portando una pistola calibre 9 mm.

Allí se le acercó un joven de 16 años, quien se encontraba en compañía de su primo de la misma edad.

Según la versión del acusado, el joven habría intentado robarle. Según la hipótesis de la fiscalía, con respaldo en la declaración del primo de la víctima, sólo se había acercado para pedirle fuego. Lo cierto es que el acusado empuñó la pistola calibre 9 mm que tenía calzada en su pijama y, sin vacilar, "ajustició" allí mismo de un disparo al joven que se le había acercado.

Tras estar nueve meses prófugo y con pedido de captura, fue detenido, acusado de homicidio y conducido ante el jurado. Luego se supo que no se había ido a ningún lado y que siempre estuvo en su domicilio, lo cual habla a las claras de cómo opera en la provincia el sistema de protección política y policial.

Durante el juicio, la defensa hizo constante hincapié en la situación de inseguridad del país y, específicamente, del barrio en que sucedieron los hechos. Durante sus alegatos finales, por ejemplo, afirmó que "todos estamos cansados de la inseguridad que vivimos cotidianamente". También se apoyó en los antecedentes por robo de la víctima y su primo. Con ello dio a entender que se había defendido legítimamente de un intento de robo.

Previamente, la fiscal había expuesto con claridad la imputación y las sólidas pruebas que la sostenían.

Tras las instrucciones sobre el derecho explicadas por la jueza, el jurado pasó a deliberar con un formulario compuesto por tres opciones de veredicto:
  • Culpable de homicidio con arma de fuego (delito sostenido por la acusación).
  • Culpable de homicidio con exceso en la legítima defensa (delito menor incluido en la acusación).
  • No culpable (de acuerdo a la hipótesis de "legítima defensa" sostenida por los defensores).
El jurado deliberó por una hora y media y arribó a un veredicto unánime, que inmediatamente fue leído por su presidente en audiencia pública: "nosotros, el jurado, encontramos al acusado culpable del delito de homicidio con arma de fuego, por unanimidad de doce votos".

Tras el veredicto, la jueza agradeció al jurado su labor y lo despidió. Inmediatamente, dio inicio a la audiencia de cesura. La fiscal requirió 15 años de prisión. La sentencia definitiva de la jueza se conocerá el lunes.

El juicio fue presidido por la jueza Claudia Esquivel, quien integra el Tribunal en lo Criminal Nº 1. La fiscal Cecilia de Ibarreta encarnó a la acusación. La defensa estuvo a cargo de dos letrados particulares.