miércoles, 13 de septiembre de 2017

Veredictos de "no culpable" en Azul y en San Nicolás

Durante los últimos días se rindieron dos veredictos en juicios por jurados celebrados en la provincia de Buenos Aires: en Azul, dos guardias del Servicio Penitenciario bonaerense fueron hallados "no culpables" del delito de tortura,severidades o apremios ilegales que se les imputaba; en San Nicolás, en tanto, el jurado encontró "no culpable" a un policía acusado de homicidio.

En tanto, en este momento se desarrolla otro juicio por jurados, en San Martín, en el que se imputa a un vecino del barrio Ejército de los Andes (más conocido como "Fuerte Apache") la tentativa de homicidio simple de un joven de ese barrio.

A continuación efectuamos breves relatos de estos casos.

AZUL: Dos efectivos del Servicio Penitenciario absueltos en causa por torturas

Un juicio con jurados llevado a cabo en los Tribunales de Azul finalizó con las absoluciones para César Alberto Cuadrado y Aldo Gastón Gallo, dos efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense que fueron acusados de haberle pegado duramente a un interno que, en diciembre de 2013, estaba preso en la Unidad 30 de General Alvear.

La jueza Alejandra Raverta intervino en este proceso, donde las partes estuvieron representadas por el fiscal Cristian Citterio y el abogado azuleño Roberto Dávila, defensor particular de los dos agentes encausados


La teoría fiscal

Cuadrado y Gallo encontraron a Silva ahorcándose. Lo bajaron y le propinaron una paliza tal que termino con un sangrado abdominal y severo compromiso del páncreas. Luego lo dejaron tirado en una celda en el área de aislamiento de la población. Su situación empeoró y terminó con una intervención de urgencia para extirpar el páncreas en el Hospital de General Alvear.


El planteo de la defensa

Silva es un interno complicado y peligroso que quería ser trasladado de Unidad. Para lograrlo decidió simular un suicidio poniendo en riesgo su vida al ahorcarse con una soga desde un plafón con reja que tenía la celda. Los acusados ingresaron para salvarlo y bajarlo antes de que se ahorcara. Ahí el recluso los agredió con violencia y ellos lo redujeron empleando la fuerza. Después lo sacaron de la celda y lo llevaron a otro lugar donde volvió a ponerse agresivo, y otros internos le provocaron las lesiones en el área abdominal.


Lo probado

En el debate se demostró la existencia de dos informes médicos practicados en dos momentos distintos sobre la presunta víctima. El primero expresa que el interno Silva presentaba excoriaciones alrededor del cuello consistentes con intento de ahorcamiento con soga. El segundo, realizado luego de que Silva fuera trasladado de pabellón, describe lesiones varias en la zona abdominal de tal gravedad que desencadenaron en una operación de páncreas. La tesis fiscal se derrumbó cuando Silva admitió ante el jurado que él mismo se intentó ahorcar como maniobra para que lo trasladasen de Unidad. Cuadrado y Gallo, intervinieron al ver a Silva intentando ahorcarse y lo llevaron a un pabellón de aislamiento.


La decisión del jurado

"Nosotros, el jurado, en nombre del pueblo encontramos a los acusados no culpables, por entender que actuaron en legítima defensa, propia o de terceros”, leyó ese día el presidente de ese jurado popular integrado por doce ciudadanos que participó en este debate.

El jurado, entendió que las lesiones que tenía Silva no habían sido producidas por los imputados y que, al momento de reducirlo, sólo intentaban defenderse.

Para el abogado azuleño esta fue su primera experiencia en un juicio con jurados y, según dijo,“un proceso así tiene su particularidad”. “Lo positivo es que hay otro intercambio, distinto al que se da con un juez. El jurado, como no sabe, escucha más que un juez técnico, que ya por ahí se va formando una opinión y a veces es más difícil que escuche lo que uno le dice”, sostuvo al respecto.


SAN NICOLÁS: Policía declardo no culpable

El hecho

De acuerdo a lo que reseña el diario "La Opinión", un menor de edad integrante de la familia Bianchi (conocida familia con múltiples antecedentes por robo en la ciudad) fue en moto hasta la estación de servicio ubicada a la vera de la ruta 191 en Pueblo Doyle el 1° de noviembre de 2014, acompañado por su hermanita, de 10 años.

La policía lo interceptó para pedirle la documentación del ciclomotor. Mientras ello sucedía, muchos otros miembros de la familia se acercaron y se desató un típico enfrentamiento. En medio de gritos, piedrazos y forcejeos, otro policía fue atropellado por una moto y al policía Carlos Ladowosky le quisieron arrebatar el arma reglamentaria. 

En el caos se escucharon disparos que provenían de cartuchos de estruendo, postas de goma y una bala de plomo, que según la acusación, había sido disparada desde el arma reglamentaria por Ladowosky hacia el menor.

Pero los hechos que se probaron en el debate dieron cuenta otra cosa. En ese forcejeo entre la turba y la policía, se comprobó que a Ladowosky le intentaron arrebatar de su cartuchera el arma reglamentaria. Es allí cuando el arma se activó y el disparo dio desafortunadamente en Bianchi. El joven permaneció internado en el Hospital algunos días más, pero luego falleció.

El juicio

La fiscalía acusó al policía de homicidio simple, encuadrándolo como un caso de "gatillo fácil". La defensa, en tanto, alegó que el arma se había disparado de manera accidental, primó en el debate.

Tras la deliberación el jurado encontró al acusado "no culpable".


Ver notas relacionadas:

- El Tiempo (08/09/17): Los acusaron de torturar a un preso y un jurado los absolvió [Ver]

- La Opinión (12/09/17): Declararon inocente al policía Carlos Ladowoski por la muerte de Jonathan Bianchi [Ver]