sábado, 21 de abril de 2018

NEUQUÉN: Por unanimidad, los jurados condenaron al femicida de Violeta

En la medianoche del 29 de septiembre de 2017, Christian Muñoz Tapia, oriundo de Chile, llamó por teléfono a Victoria Matos. El hombre le exigió que se encontraran en la esquina de las calles Otazúa y Mosconi, del barrio El Chacay. de la ciudad de Plottier.

Ambos habían mantenido una relación sentimental que la mujer dio por terminada, y que Tapia se negaba a aceptar.

Cuando se encontraron, Tapia atacó directamente a la mujer con un cuchillo. Ella escapó corriendo y pidiendo ayuda.

Pero, una cuadra más adelante, el chacal la alcanzó y la volvió a apuñalar. La asesinó brutalmente a cuchillazos en plena calle, ante los gritos desesperados de los vecinos que le pedían a los gritos que la soltara. Tapia le asestó diez puñaladas a Violeta. Cuatro en el pecho y seis en la espalda.

Ahí mismo la dejó morir para luego darse a la fuga, cambiarse de ropa, caminar 12 kilómetros hasta una chacra en China Muerta, mentir en dos oportunidades y hasta acostarse a dormir.


La mirada torva del chacal. Detrás, el jurado popular.


El testimonio de estos vecinos en el juicio fue terrible. Todos ellos empezaron con el recuerdo desgarrador del pedido de ayuda de Violeta.

“Le gritamos para que se detuviera y no nos miró en ningún momento, como si no hubiera nadie”, afirmó una vecina que presenció el hecho junto al resto de su familia. Detalló que el hombre la apuñalaba lentamente, como queriendo cumplir con su objetivo, y que tras su huida, ella acudió a ayudar a Violeta, pero ya era tarde.

La prueba era tan abrumadora que Muñoz Tapia tuvo que admitir el hecho y limitarse a pedir que no fuera aplicada la agravante de la violencia de género. “No soy una bestia, soy un ser humano y cometí un error”, afirmó el acusado al declarar ante el jurado. “Pido perdón a la familia y a sus hijos”, enunció Tapia sin perder la calma.

El intento de la defensora oficial Laura Giuliani no prosperó. Tras dos horas y media de deliberación, el presidente del jurado leyó el veredicto y los familiares de Violeta Matos estallaron en lágrimas:

“Culpable por unanimidad de homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y femicidio”.

“La teoría del caso y la prueba presentada fue contundente y así lo entendió el jurado de manera unánime. La pena que corresponde es perpetua”, concluyó el fiscal Agustín García.


El fiscal jefe Agustín García. Detrás, la jueza Carina Álvarez

La querella particular en representación de la familia de la víctima, estuvo conformada por los abogados particulares Gustavo Lucero y Nahuel Urra.

Presidió el juicio la juez Carina Álvarez.

Lo destacable del caso es que el hecho se resolvió de manera definitiva en sólo siete meses. Todo esto pone de manifiesto que el cambio del sistema de justicia penal neuquino hacia una completa oralidad, una nueva organización judicial y el juicio ante jurados es un éxito. 

Leer las noticias aquí:

- noticiasnqn.com.ar (20/04/18) "Por unanimidad, jurado popular declaró “culpable” a acusado de femicidio" (ver)

- Diario Río Negro /21/04/18) "Femicidio de Plottier: declararon culpable a Muñoz Tapia" (ver)

-La Mañana de Neuquén (19/04/18) "Femicidio en Plottier: la maté y tiré sus cosas al río" (ver)

-La Mañana de Neuquén (21/04/18) "Jurado popular declaró culpable en forma unánime al femicida de Plottier" (ver)

- La Mañana de Neuquén (25/04/18) "Destacaron a nivel nacional el juicio por jurados de Neuquén" (ver)