viernes, 18 de mayo de 2018

LOMAS DE ZAMORA: Condenaron a un policía por homicidio en exceso del cumplimiento de su deber

Luego de dos jornadas completas de intensos debates, el jurado condenó por 11 a 1 al policía Raúl Gutiérrez por el asesinato de Braian Da Luz, un joven transa de paco de la zona sur del conurbano lomense.

Braian Da Luz, la víctima

El veredicto del jurado fue culpable de homicidio por exceso en el cumplimiento del deber. Se ubicó así en el punto imtermedio de las pretensiones de ambos litigantes. La fiscal Marcela Dimundo lo acusó de homicidio calificado por abuso de su función de policía, reprimido con prisión perpetua. La defensa pidió la absolución, por entender que Gutiérrez actuó en cumplimiento de su deber de policía ante un sujeto armado. El jurado votó por la opción intermedia de homicidio en exceso, tal cual fueron instruidos por el juez Roberto Lugones.






El hecho - tal cual lo determinó el jurado- fue así: Raúl Gutiérrez, efectivo de la Policía bonaerense, le disparó en el tórax al joven Da Luz el 15 de mayo de 2016 en la intersección de las calles Lynch y Barcelo en Villa Galicia del partido de Lomas de Zamora.

Aquel día Gutiérrez volvía de su trabajo en su auto VW Bora gris. Al verlo, Da Luz -que iba con su novia- le tocó su espejo retrovisor a modo de burla, se levantó la camisa y le mostró al policía que llevaba un revólver calzado en la cintura. Gutiérrez se bajó del auto para cachear al joven, quien se metió en una remisería. Cuando Da Luz se resistió a la inspección de Gutierrez, comenzaron a forcejear entre sí hasta que el policía le efectuó un disparo que le causó un paro cardiorespiratorio al joven. Luego se determinó que el arma del joven muerto estaba descargada.

LA CONTROVERSIA:

La fiscal Marcela Dimundo argumentó que, en principio, hubo un abuso de la autoridad por parte del imputado debido a que la ley  resguarda el uso de arma de fuego de un efectivo policial como última circunstancia y en situaciones de completa emergencia. Además, la fiscal produjo prueba demostrativa de que Gutiérrez tiene sumarios internos abiertos por "armar causas y fraguar falsos procedimiento de drogas". También trajo una perito psicóloga forense que el policía registró en su personalidad ansiedad y egocentrismo y que posee sentimientos de agresividad con descarga motora que afectan el ambiente que lo rodea.

No obstante ello, la fiscal también dejó abierta la posibilidad de la condena por exceso en los límites del cumplimiento del deber. Que fue en definitiva la solución del jurado.

Por otro lado, la defensa de Gutiérrez remarcó las cinco causas penales anteriores por delinquir de Da Luz, la tenencia de arma de fuego y la adicción al paco de la víctima.

El imputado dio su testimonio ante el jurado, reconoció los objetos de la víctima y aseguró: “No podía dejarlo ir porque estaba armado”. Gutiérrez es policía desde hace 13 años. Luego de la muerte de Da Luz, estuvo siete días detenido y siete meses suspendido de sus tareas laborales.


Leer las noticias aquí:

- Diario del Conurbano (17/05/18) "Ciudadanos juzgan a un policía acusado de gatillo fácil en Lomas" (ver)