lunes, 6 de agosto de 2018

BAHÍA BLANCA: TRES VEREDICTOS UNÁNIMES DE CULPABLE POR TENTATIVA DE HOMICIDIO CALIFICADO

Se llevó a cabo un nuevo juicio por jurados en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, en el que se acusó a tres integrantes de una familia de albañiles por la tentativa de homicidio de dos personas, también albañiles.

El jurado encontró a los tres acusados culpables de tentativa de homicidio. Los tres veredictos fueron unánimes.



Los hechos

Durante las últimas horas de la tarde del 21 de marzo de 2017 los integrantes de la familia Uribe, compuesta por Adrián (el padre, de 49 años) y sus dos hijos (Gustavo y Sebastián, de 21 y 19 respectivamente) se propusieron dar una lección a otros albañiles: Luis Parra y Ricardo Cao. 

Ambos grupos trabajaban en sendas obras de construcción, ubicadas a pocos metros de distancia una de la otra, en el barro bahiense "Tierras Argentinas".


Fue un auténtico ajuste de cuentas entre albañiles, en el marco de un conflicto iniciado por conflictos propios de los asuntos del rubro, agravado con otros condimentos, como cuando uno de los Uribe piropeó groseramente a la esposa de Luis Parra.

Lo concreto es que aquel atardecer las víctimas (junto al hermano de Ricardo, Emiliano Cao) se encontraban finalizando la jornada diaria, abocados a la construcción de un contrapiso, cuando vieron frenar a una camioneta Fiat Fiorino blanca.


Del vehículo bajaron dos muchachos disparando sus armas de fuego contra las víctimas al grito de "vos le estás haciendo la guerra a mi papá". Inmediatamente fueron reconocidos como los hijos de Adrián Cao, quien no descendió y quedó al volante.

Tras la ráfaga de disparos, los agresores subieron nuevamente a la Fiorino y huyeron rápidamente del lugar.

Parra y Cao quedaron tirados en el píso, con heridas de poca gravedad. Afortunadamente no hubo muertos.

La policía llegó al lugar y los heridos fueron trasladados a un hospital local.



El juicio y los veredictos

En el juicio, el fiscal Julián Martínez Sebastián acusó a los tres integrantes de la familia Uribe por el delito de homicidio con arma de fuego en grado de tentativa.

Tras la producción de la prueba, el juez Eugenio Casas impartió las instrucciones al jurado y lo envió a deliberar.

Tras la deliberación, el jurado alcanzó la unanimidad en los tres veredictos, hallando a los tres acusados culpables de los delitos por los que fueron acusados.