martes, 26 de marzo de 2019

AZUL: Condena unánime a camionero y a su padre por violar a una nena.

Un jurado popular declaró “culpable” al camionero azuleño Pablo Enrique Del Río (35 años) del “delito continuado de abuso sexual con acceso carnal, agravado por resultar un grave daño en la salud física y mental de la víctima, por haber sido cometido por el encargado de la guarda y contra una menor de dieciocho años aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma”.

Días después, el juez Duba lo condenó a quince años de prisión. Su papá, por abusar también de la misma nena, había firmado en noviembre pasado un juicio abreviado. En ese proceso le fue dictada una pena de dos años y ocho meses de prisión en suspenso. La menor víctima tenía entre cinco y seis años cuando todos estos hechos ocurrieron.


La policía detuvo al chofer  en diciembre del año 2016 en Roldán, una localidad que está ubicada en la provincia de Santa Fe. Lo buscaban desde 2014 por haber cometido varios hechos de esas características que siempre tuvieron como víctima a una misma nena.

La situación procesal del papá del chofer, un jubilado que actualmente tiene 80 años de edad, se había resuelto en noviembre del año pasado, luego de la tramitación de un juicio abreviado en un Juzgado Correccional local. A la nena le había sido tomada una declaración en Tribunales por medio de la Cámara Gesell. De acuerdo con lo que contara, el jubilado le hacía “cosas degeneradas” cada vez que ella se quedaba a solas con él en su domicilio.

En aquel proceso Del Río padre también fue condenado. Tiempo después, ese fallo de primera instancia quedó firme.

Teniendo en cuenta las características de esos abusos que cometió en perjuicio de la menor, le fue impuesta una pena inferior a la que recientemente un juez le dictó a su hijo: dos años y ocho meses de prisión de ejecución condicional.

El juicio al camionero

El pasado 26 de marzo, doce ciudadanos elegidos para intervenir en este juicio con jurados declararon al camionero Del Río “culpable” de esos abusos sexuales cometidos en perjuicio de una menor de edad.

Según el jurado diera por demostrado, el transportista abusó en reiteradas ocasiones de la nena. Todos esos hechos ocurrieron en una vivienda de esta ciudad, entre el 12 de abril de 2013 y el 23 de marzo de 2014. Y cuando sometió sexualmente a la menor, a la que accedió carnalmente, la víctima tenía entre cinco y seis años de edad.

Cada uno de esos hechos el camionero los cometía -se mencionó en el fallo- “aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma y estando encargado de su guarda”.

En lo resuelto se consignó también que la víctima, a causa de lo que fueron esos permanentes abusos que sufrió, resultó con “un grave daño” en su “salud física y mental”.
El dato

Una vez que esta sentencia adquiera rango de firmeza, el juez ordenó que se le tomen “muestras o evidencias biológicas al nombrado Pablo Enrique Del Río, a los efectos de su inscripción en el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a los delitos contra la integridad sexual”, tal como lo estipula la Ley 26.879.

Leer noticias aquí:

-Diario El Tiempo (26/03/19): "Un camionero y su padre habían sido condenados por abusar de una nena" (ver)