martes, 12 de marzo de 2019

NECOCHEA: Un jubilado fue absuelto de homicidio por actuar en legítima defensa de su hijo discapacitado y condenado por portación ilegal del arma

En otra muestra notable de justicia popular, el jurado declaró no culpable de homicidio a un jubilado por considerar que se defendió ante un hombre extremadamente peligroso pero, a la vez, lo declaró culpable del delito de portación ilegal de arma de fuego de uso civil.

LOS HECHOS:

Juan Bellavía, un jubilado de Quequén de 73 años, fue declarado no culpable de manera unánime del cargo de homicidio por un jurado de sus pares, al entender que se defendió legítimamente de un agresor totalmente violento y borracho, Marcelo Gastón González (32 años), que molió a palos y le robó a Emiliando Bellavía, su hijo discapacitado, el celular. Sin embargo, el jurado consideró que la portación del arma que Bellavía empleó en el hecho era ilegal, y por ese hecho n° 2 lo declaró culpable. 


Juan Bellavía, absuelto por el jurado popular del cargo más grave

Se lo dijo al jurado en la cara: “Me salvé porque él estaba borracho, sino no estaría acá”. "Le salvé la vida a mi hijo", aseguró Juan Omar Bellavía, el jubilado al que un jurado popular declaró “no culpable” por matar de varios disparos a un malviviente de frondoso prontuario que le había robado el teléfono celular a su hijo discapacitado mental. 

El hecho se registró el 24 de noviembre de 2017 en Quequén en el domicilio del fallecido. El veredicto del jurado permitió que Bellavía recuperara en el acto su libertad, ya que estaba con arresto domiciliario.

EL JUICIO:

Los hechos que determinó el jurado fueron los siguientes: Mauricio Gastón González estaba en la vereda de su casa tomando alcohol y drogándose con cocaína junto a varios de sus compañeros de fechorías. 

El hijo de Bellavía, Emiliando, con una severa discapacidad mental, pasó por allí y fue molido a golpes con un palo por González para robarle el celular y así canjearlo en la zona por más droga. González además tenía antecedentes penales por el asesinato de un gomero que había ocurrido años atrás también en Quequén. 

VER VIDEO DEL RESUMEN DEL JUICIO  (VER VIDEO AQUÍY EL VEREDICTO DEL JURADO (VER VEREDICTO Y DECLARACIONES DEL ACUSADO)

Al regresar a su casa el muchacho todo golpeado, le pudo decir al padre lo sucedido. Bellavía entonces agarró su revólver calibre 32 y fue con su hijo hasta el domicilio de González para que le devolviera el teléfono.

Aún así, Bellavía llamó al 911 en el camino pidiendo el auxilio policial. Concurrió entonces una oficial de policía, que se los cruzó por el camino y que les aconsejó radicar una denuncia. Ante la insistencia de Bellavía para que los acompañara a recuperar lo robado, la policía se limitó a decir: "No vayan. No voy a acompañarlos. Son gente muy pesada y peligrosa. Hagan la denuncia". La policía llegó a cachear a Emiliano, pero no a su papá.

Bellavía le dijo al jurado que ese celular era esencial para ellos, dada la discapacidad grave de su hijo. Al irse la policía, los Bellavía llegaron hasta el domicilio, reclamaron el celular y el finado González los insultó varias veces. La increíble saga prosiguió cuando alguien, desde adentro de la casa, les arrojó un celular que no era el de su hijo para que se fueran. 

Los insultos siguieron y González se les fue al humo. Allí nomás, Bellavía padre efectuó al menos dos disparos que terminaron con la vida de González. 

Jueza Luciana Yrigoyen Testa

LOS ALEGATOS DE CLAUSURA

La fiscal Silvia Gabriele fue clara en su teoría del caso: Bellavía fue a tomar venganza. No hubo ataque de González. Nada justificó su accionar. "Debió dejar que actuara la justicia, en vez de tomarla él en sus manos", finalizó. 

El defensor oficial Daniel Surgen no se quedó atrás. En su excelente alegato de clausura sostuvo: "No conozco a ningún asesino que llame antes al 911". "Bellavía tuvo que interactuar con un sujeto peligrosísimo, que ya tenía tres homicidios en su haber y que había molido a palos y robado a su hijo discapacitado mental". "La policía lo dejó solo, no lo acompañó". "De haberlo hecho, como era su deber, nada de esto hubiera pasado".

INSTRUCCIONES DE LA JUEZ: el veredicto

La jueza  Luciana Yrigoyen Testa instruyó al jurado sobre todas estas alternativas. Hecho n° 1: homicidio agravado por el empleo de arma de fuego". Hecho n° 2: portación ilegal de arma de uso civil.

El jurado encontró por unanimidad que el accionar estaba justificado y lo declaró no culpable del homicidio, aunque culpable de la portación ilegal de arma de fuego. 

Al escuchar el veredicto, Bellavía agradeció al jurado. Cual jugador del Scratch brasileño, alzó sus brazos al cielo y exclamó: " Que Dios los bendiga" (ver video "Gracias a Dios y que los Bendiga").

Que Deus esteja contigo

Leer noticias aquí:

- TSN noticias (12/03/19): "Declararon “no culpable” a Juan Bellavía" (ver)

- TSN Noticias (12/03/19): "Juan Bellavía “no culpable” – Legítima Defensa" (ver)