miércoles, 13 de marzo de 2019

QUILMES y BAHÍA BLANCA: Dos condenas por abuso sexual contra niños

QUILMES
Condena a un penitenciario por violador


Era la primera vez que en Quilmes se juzgaba un caso de abuso sexual por jurados populares: terminó en una rotunda condena por los dos hechos. El espantoso hecho tenía como acusado al penitenciario Rubén Avila por violar analmente a su hijo (2015-2016) y a su hija (entre 2005 y 2006) en una vivienda de San Francisco Solano.

El proceso fue dirigido por la jueza Alicia Anache y la acusación fue realizada por el el fiscal Sebastián Videla. Los cargos eran claros: ‘abuso sexual gravemente agravado por la convivencia preexistente en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo’.

La jueza Alicia Anache y el acusado Avila

Avila llegó al juicio por dos hechos. En el primero se le imputa el abuso de su hija entre 2005 y 2006 mientras que en el segundo el de otro de sus hijos, entre 2015 y 2016. Los presuntos casos de abuso habrían ocurrido mientras el padre de los menores estaba a cargo de su cuidado, en una propiedad ubicada en Solano.

El acusado negó de plano los hechos y sostuvo que todo era una mentira gigantesca, una gran campaña en su contra enmarcada en un divorcio mal llevado. Es decir, un complot orquestado por su ex mujer.

Sin embargo, la prueba testimonial y forense contra él no dio lugar a duda alguna en el jurado acerca de su culpabilidad. Con detalles aberrantes, la ahora adolescente hija contó al jurado como fue abusada por el procesado entre 2015 y 2016. La chica se quebró en varios ocasiones en su relato al recordar pormenores de los hechos en que fue víctima. No dudó un ápice en sindicar a Rubén Avila como el autor. La mujer dijo que "se aprovechaba cuando quedábamos al cuidado de él" ya que la madre trabajaba muchas horas por día. Además denunció violencia y que no contó los abusos para cuidar a sus hermanos.

La madre de los chicos explicó como el niño de 5 años le había contado los abusos por parte del padre por vía anal. Pero, sin dudas, ya sin la carga emocional de estos testimonios y con el rigor científico que les compete, los peritos médicos y psicólogos fueron contundentes: había lesiones anales compatibles con violación en el niño y Avila encajó en el perfil de manual del abusador.

Tras varias horas de deliberación, el jurado lo condenó por los dos hechos.


BAHÍA BLANCA

En juicio por jurados declararon culpable a un hombre acusado de abuso sexual gravemente ultrajante contra la hija de su pareja. El jurado compuesto por hombres y mujeres de Bahía Blanca dio un veredicto condenatorio y la votación fue 10 votos contra 2.



Durante la audiencia se relató como el hombre abusó de la adolescente entre las edades de 13 y 15 años. La madre fue quien denunció los episodios. Los hechos ocurrieron entre los años 2014 y 2016, mientras que el acusado fue detenido a fines de 2017.

El debate fue dirigido por el juez Eugenio Casas. El jurado acompañó la postura del fiscal Mauricio Del Cero, quien imputó al individuo por los episodios en perjuicio de la menor por los abusos ocurridos en una vivienda del macrocentro, cuando la adolescente tenía entre 13 y 15 años. El sujeto manoseaba a la chica y la obligaba a realizar otras prácticas sexuales.

La próxima semana se realizará la audiencia final donde la defensa y la fiscalía harán el pedido de pena que puede llegar, en el caso de la fiscalía, a 20 años de prisión, con un mínimo de 8 años.

Leer noticias aquí:

- La Nueva Provincia (14/03/19) "Declararon culpable a un hombre acusado de abusar de su hijastra" (ver)

- Data Judicial (14/03/19): "Juicio por Jurados en Quilmes: contundente testimonio de víctima de abuso sexual en la segunda jornada" (ver)