viernes, 7 de junio de 2019

MAR DEL PLATA: Por unanimidad, jurado declara inimputable a joven que baleó a su novia y culpable por tenencia de armas

Noel Budeguer, un joven acusado de dispararle a su novia Micaela López Cseh y matarle a la perra en medio de un brote psicótico, fue declarado no culpable por inimputabilidad y culpable por tenencia de arma de uso civil.

El jurado consideró, por el voto unánime de sus doce integrantes, que Budeguer quien antes de atacar a su pareja se había disparado a sí mismo en su propio cuello, actuó bajo un síndrome agudo psicótico por su grave adicción a los alcaloides. Más precisamente la marihuana.

El juez Jorge Peralta dejó en libertad al acusado, pues los peritos oficiales del Tribunal señalaron que no revestía peligrosidad.

Pero el juez deberá ahora decidir si aplica una medida de seguridad o un tratamiento médico para Budeguer, además de la pena por la tenencia del arma.

El fiscal Pellegrinelli, entrevistado en C5N, se mostró fastidiado con la pobreza del dictamen de los peritos del Tribunal y del SPB y se quejó de que su propio perito psiquiatra de parte no pudo hacer su pericia ante la negativa del acusado a hacerlo. Algo insólito de mala resolución en la etapa intermedia.

Como es lógico, la mamá de la víctima se mostró indignada con el veredicto.

Lo cierto es que, en relación a las pericias, existieron inocultables defectos de litigación durante el juicio y de resolución de incidencias en la etapa intermedia. El jurado, absolutamente independiente, resolvió correctamente con la información que el juez y las partes dejaron ingresar o no al juicio.

El problema no estuvo en el veredicto del jurado, como se pretende hacer creer, sino en el indispensable filtro de la información que llegó al juicio y a su ejecución.


El acusado


El 18 de enero de 2017,  Budeguer despertó durante la madrugada a la mujer hecho un loco sacado y la empezó a increpar tras haberle revisado el teléfono celular.

Para defenderse, la joven tomó un arma que él tenía en la mesa de luz, pero Budeguer logró hacerse del revólver y se realizó un auto disparo en su propio cuello, que lo hirió levemente.

Luego le pegó un culatazo a la mujer y le disparó dos veces. Uno de lo proyectiles atravesó la mano izquierda de Cseh y le dio en la frente, sin perforar el hueso frontal, mientras que la otra bala ingresó directamente por el parietal izquierdo.

Una vez consumado el ataque, y en pleno brote, Budeguer salió al patio y mató de un tiro a la perra de la mujer.

El fiscal que intervino en el juicio, Alejandro Pellegrinelli, y el abogado de la joven, Sergio Sosa Ortega, acusaron a Budeguer por tentativa de homicidio calificado.

El imputado y su defensa, a cargo de Patricia Stadler y Sebastián Mira, sostuvieron en el proceso que Budeguer había sufrido una presunta "psicosis crepuscular episódica" tras haber fumado marihuana, por lo que pidieron su inimputabilidad.

Esta teoría se basó en el testimonio experto de los propios peritos psiquiátricos oficiales del Tribunal, entre ellos, la psiquiatra María Eugenia Giuliano, quien manifestó que se pudo ver que hubo alteraciones de las funciones psíquicas con un síndrome agudo psicótico.

“Fue una alteración psíquica, del tipo crepuscular episódica que es transitoria y dura un periodo corto de tiempo” dijo antes de agregar que “es reversible y puede volver al estado normal”.


La pareja, en otros tiempos

Tras escuchar a los testigos del hecho y a los peritos especializados en salud mental, los 12 miembros del jurado, por unanimidad, se decantaron por la segunda opción y consideraron que el ataque fue en el marco de un brote psicológico que impidió a Budeguer la compresión de lo que sucedía.

El abogado defensor señaló que la unanimidad del jurado se logró ya que "la labor de los peritos oficiales fue impecable como lo es habitualmente”.

El fiscal Pellegrinelli, entrevistado en C5N, por el contrario se mostró fastidiado con la pobreza del dictamen de los peritos del Tribunal y del SPB y se quejó de que su propio perito psiquiatra de parte no pudo hacer su pericia ante la negativa del acusado a hacerlo. Algo insólito de mala resolución en la etapa intermedia.

Ahora el juez Peralta debe cerrar el caso y podrá, durante la audiencia de cesura, aplicarle a Budeguer una medida de seguridad que puede consistir incluso en la internación obligatoria en un psiquiátrico.

Leer noticias aquí:

- La Capital (6/06/19): "Jurado declaró inimputable a joven que baleó a su novia y le mató la perra(ver)

- Clarín (6/06/19): "Le pegó dos tiros en la cabeza a su novia, pero un jurado popular lo declaró inimputable por haber fumado marihuana" (ver)