sábado, 15 de junio de 2019

SAN NICOLÁS: Mujer no culpable de matar a su marido. Para el jurado fue un suicidio

Un jurado popular dejó definitivamente en libertad a Cristina Mateos, de 60 años, detenida desde hacía tres años por el homicidio de su esposo "Tito" Boccardo. La fiscalía la acusó de haberlo matado para quedarse con su bienes y fraguar una escena de suicidio. Para el jurado, nada de eso pudo acreditarse y por eso la declaró no culpable.

Cristina Mateos

Los hechos:

Durante dos años, la fiscalía creyó que Norberto "Tito" Boccardo se había suicidado. Fue encontrado muerto en su cama de la calle Mojón 272 de Villa Jardín, San Pedro, con un tiro en la sien, su brazo derecho cruzado sobre el cuerpo y una pistola Bersa Thunder 9 mm de su propiedad en el suelo y a la izquierda. Esto fue el 7 de noviembre de 2014. La fiscal Gabriela Ates caratuló a la causa como suicidio.

Sin embargo, dos años y medio después, el fiscal Marcelo Manso se hizo cargo del caso, leyó el peritaje de la Policía Científica y concluyó que no había sido un suicidio, sino un asesinato.

Según la acusación, "la acusada tenía rastros de pólvora (bario y antimonio) en la mano, aunque mínimos" y que "la escena del crimen había sido manipulada". Según Manso, "una persona que se suicida no puede quedar en la posición en que fue encontrado el cuerpo".

Con esos datos, Mateos fue detenida  inmediatamente en 2016 y el fiscal Manso construyó una teoría del caso muy atrayente desde lo discursivo, pero extraordinariamente difícil de probar en cualquier circunstancia: que Mateos mató a Boccardo para quedarse con sus bienes. 

Fiscal Marcelo Manso

El juicio por jurados:

Tal como consignan los diarios locales, la teoría del caso de la fiscalía careció de prueba sólida para condenar a Mateos. No sólo que la pericia científica no fue concluyente al descartar el suicidio, sino que tampoco se pudo probar el motivo de matar para quedarse con la herencia.

El defensor oficial Alejandro Ares, de destacada actuación en el juicio, puso en crisis el relato acusatorio. Refutó con precisión el dictamen de la Policía Científica y logró demostrar que el supuesto motivo del crimen para quedarse con los bienes no tenía asidero alguno en la prueba.  

El lugar del hecho


El jurado escuchó el potente testimonio de la acusada y de sus hijos. Luego de ello llegaron las instrucciones del juez y los alegatos de las partes. 

El defensor Ares realizó un brillante alegato de clausura. Básicamente, sostuvo que la endeblez de la prueba demostró la fiscalía no tenía una mecánica concreta de cómo habían sucedido los hechos: "como no pudo ser suicidio, fue un homicidio y fue Mateos la autora". 

En síntesis, que no pudo explicar con claridad de qué forma y de qué modo fue supuestamente asesinado Boccardo, cómo se manipuló el cuerpo y quién o quienes y con qué proceder habrían dejado el cuerpo en la cama tal como fue hallado. Por último, consideró desacreditada la hipótesis de que Mateos quería quedarse con los bienes de Tito

Tras varias horas de deliberación, el jurado declaró no culpable a la acusada y la dejó en libertad. 

Leer noticias aquí:

- La Opinión (15/06/19): "No culpable", el veredicto del jurado ciudadano para Cristina Mateos por el crimen de Tito Boccardo (ver)

- Primera Plana (13/06/19) "Crimen Boccardo: comenzó el juicio contra Cristina Mateos"  (ver)