viernes, 6 de agosto de 2021

MENDOZA: CONDENARON A LOS TRES IMPUTADOS DEL CRIMEN DEL CARPINTERO POR HOMICIDIO EN OCASIÓN DE ROBO

 

Los tres imputados, al momento del veredicto.
De izquierda a derecha: Vildoza, Villanueva y Agüero.

Este jueves por la tarde tuvo lugar la última audiencia en la que un jurado compuesto por 12 mendocinos encontró culpables a los tres imputados por el homicido de Juan Carlos Moya, conocido en la provincia como el "Crimen del Carpintero".  

Tras varias horas de deliberación, el jurado retornó a la sala de audiencias con un veredicto de culpabilidad por homicidio en ocasión de robo, cometido por Diego Norberto "Pelado" Vildoza Soria (44), Lucas Sebastian Villanueva Figueroa (39) quien era vecino de la víctima, y FranciscoJavier Agüero Toledo, alias el "Toro". 

Si bien la fiscalía acusó a los imputados por el delito de homicidio criminis causa, el jurado - en otra gran demostración de su capacidad para analizar los hechos - entendió que el asesinato no se cometió con el objetivo de ocultar otro delito y/o garantizar su impunidad, tal como lo prevé el artículo 80 inciso 7° del Código Penal.


LOS HECHOS


El 4 de noviembre del año 2017 Moya, de 62 años de edad, se encontraba en su casa en la calle Gutemberg de la ciudad de Villa Nueva, capital del departamento de Guaymallén. Recientemente había cobrado $20.000 por un trabajo de carpintería: este dato es vital ya que los imputados tenían esta información y se hicieron pasar por clientes para poder ingresar en la propiedad y robarle el dinero a la víctima. 

Una vez dentro de la casa, sacaron un arma y comenzaron a amenazar a Moya para que les entregue el dinero, pero lejos de esto, la víctima sacó un machete para defenderse y evitar el robo, hubo forcejeos, pero recibió dos disparos y falleció. Uno de ellos impactó en su pecho y lo mató en el acto; el otro, impactó en una de sus piernas.


Juan Carlos Moya.

Ante esta situación los atacantes se dieron a la fuga, dejando atrás el dinero y perdiendo en el camino la pistola 9 mm con la que cometieron el crimen. El arma de fuego fue encontrada y recogida por el hijo de la víctima, y gracias a este hecho los investigadores pudieron realizar las pericias y dar con los responsables. 

Primero dieron con un hombre que la había utilizado en otro hecho pero por falta de pruebas fue liberado, aunque confesó a quién le había entregado la pistola. Siguiendo esta pista, se pudo concretar la detención de Agüero, Villanueva y Vildoza, recién un año después del homicidio. 

Junto a esta pesquisa, se realizaron cruce de llamadas con los imputados el día del crimen, geolocalización de los teléfonos móviles de los imputados que los ubicaban en el lugar de los hechos y una prueba de ADN en el Ford Fiesta utilizado con la banda. Las medidas de prueba sirvieron para determinar que Villanueva y Vildoza esperaron afuera de la vivienda de Moya y que Agüero y Miguel Angel Donoso fueron los que ingresaron a la propiedad. 

Donoso nunca fue localizado y tiene pedido de captura nacional e internacional vigente.


TEORÍAS DEL CASO:

FISCALÍA Y DEFENSA


El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por los fiscales Gustavo Pirrello y Fernando Guzzo, quienes acusaron a los imputados por el delito de homicidio criminis causa en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa. 

En el alegato de apertura dijeron que "los tres se pusieron de acuerdo para ir a robar y como no pudieron, decidieron matar a la víctima, el señor Moya, un carpintero del barrio". Al momento de los argumentos finales, mantuvieron la acusación ya que entendieron que había quedado demostrado el hecho: "todos cumplieron un aporte fundamental Villanueva aporto el dato, Vildoza manejo el auto y Agüero junto a Toledo (prófugo) son los que ingresan. Todos tenían la misma finalidad. Todos debieron representarse la finalidad del resultado muerte. Corresponde que todos sean condenados por el mismo delito", sostuvo el fiscal Pirrello. La abogada querellante, Jimena Villanueva, compartió los argumentos de la fiscalía.

Por su parte, los tres imputados tuvieron representación individual. Los tres defensores en su alegato de apertura adelantaron que iban a poder probar la inocencia de sus clientes, mediante diferentes caminos. 

La abogada Glenda Wagnest, defensora de Agüero, tuvo la tarea más complicada dado que su cliente fue señalado como autor material en virtud de que encontraron una de sus huellas en el cargador de la pistola 9 mm. Al respecto, Wagnest explicó que Agüero le había sacado el arma a su sobrino policía porque éste había protagonizado diversos episodios de violencia y un consumo problemático de estupefacientes: "le quitó el cargador y 20 balas para evitar una tragedia. Lo agarró y lo dejó arriba de su heladera en su casa" aclaró la abogada, quien además de negar la presencia de su cliente en el lugar de los hechos, remarcó que la descripción física hecha por los testigos no coincidía con la de su defendido.

Pablo Cazabán, experimentado defensor de Vildoza, separa el hecho en dos partes: "hay dos hipótesis, el acuerdo para robar y el acuerdo para matar. Sobre esto último Vildoza no interviene, ya que para la fiscalía él estuvo afuera, no ingresó a lo del carpintero. No se va a acreditar que estuvo presente en el lugar del hecho de sangre".

Finalmente llegó el turno de Guillermo Nievas, defensor de Villanueva. El planteo fue sencillo: si bien existió una llamada previa entre los imputados, planteó que no había otra prueba que vinculara a su cliente con el delito y que su cliente no tenía nada que ver con este lamentable hecho.


DELIBERACIÓN Y VEREDICTO


                                        Video: el momento en el que el Jurado rindió su veredicto.


Luego de 4 días de audiencias y algunas horas de deliberación, el jurado emitió un veredicto de culpabilidad por el delito de homicidio en ocasión de robo en calidad de autor material para Francisco Agüero, mientras que a Diego Vildoza y Lucas Villanueva los encontraron responsables en calidad de partícipes necesarios. Otra de las tantas decisiones que han tomado los jurados en donde demuestran la fineza y la calidad de los análisis que realizan y la forma en la que emiten sus veredictos.

Es que el jurado no sólo supo distinguir a la perfección los roles que cumplieron cada uno de los imputados, sino que también consideraron que la Fiscalía no logró acreditar la agravante del art. 80 inc. 7. 

Emitido el veredicto, el juez Gonzalo Guiñazú - quien tuvo una impecable actuación en su primer juicio por jurados- agradeció al jurado y los relevó de su tarea, para dar inicio a la audiencia de cesura. En esta audiencia, Guiñazú le impuso una pena de 22 años para Vildoza y Villanueva, y 23 años para Agüero.


Noticias Relacionadas: 


- Los Andes (05/08/2021): "Crimen del Carpintero en Guaymallén: tres acusados a juicio por jurado y una captura pendiente". (Ver aquí)

- Diario Uno (01/08/2021): "Arranca el juicio por Jurados por el crimen del carpintero Carlos Moya". (Ver aquí)

- Los Andes (02/08/2021): "Crimen del Carpintero en Guaymallén: se pusieron de acuerdo para ir a robar y como no pudieron, decidieron matar". (Ver aquí)

- Los Andes (05/08/2021): "Crimen del Carpintero en Guaymallén: la fiscalía de Homicidios pide que los tres sean declarados culpables". (Ver aquí)

- El Sol (05/08/2021): "Crimen del Carpintero: penas de hasta 23 años de cárcel para los acusados". (Ver aquí)

- Ciudadano Diario (05/08/2021): "Crimen del Carpintero: condenaron a los tres acusados". (Ver aquí)