AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

jueves, 28 de octubre de 2021

NECOCHEA: Declararon culpable a Muñoz por el asesinato de Yasevali

Mario Juliano iba a hacer este juicio hace un año en
plena pandemia en 2020.  


El juicio por jurados que iba a hacer nuestro querido y recordado juez Mario Juliano en octubre de 2020 (el primero en plena pandemia) y que su trágica muerte impidió, finalmente se hizo a cargo de la jueza Mariana Giménez (ver). Y se hizo en el lugar que él había previsto: el bello Concejo Deliberante. Recordemos que Mario, antes de ser juez, fue concejal de Necochea por la UCR en 1983. Homenaje a Mario, incansable luchador del juicio por jurados. 

El juicio duró un solo día y el veredicto unánime del jurado fue que Roberto Muñoz (35) es culpable por el homicidio con arma de fuego de Emanuel Yasevali (34). Los familiares del joven comerciante rompieron en lágrimas de emoción al conocer el veredicto.

El hecho de sangre ocurrió en el 30 de octubre de 2019 entre las 23:30 y las 24 hs en cercanías del sector costero necochense conocido como “Sotavento”.

La víctima, Emmanuel Marcos Yasevali, de 34 años de edad mantenía una relación de amistad con Muñoz, y ambos compartían un comercio de pizzerías. Pero había problemas en el negocio y, por eso, se encontraron adentro de la camioneta Ford Ecosport de Muñoz para tratar de arreglar sus diferencias.

El jurado determinó que “Kuru” Muñoz sacó un arma de fuego (jamás encontrada) y le efectuó un disparo en la pierna izquierda, que le afectó la arteria femoral y lo desangró. 

Resultó sumamente dramático un mensaje de audio de WhatsApp que Yasevali envió a su ex pareja antes de morir, revelando lo sucedido, el lugar donde estaba y aportando la identidad del agresor que resultó clave para lograr la detención de Muñoz.

Tras la agresión el joven fue hallado tendido sobre la arena por una pareja que circulaba a bordo de una camioneta e inmediatamente después se hizo presente la policía que había tomado conocimiento de lo sucedido por parte de su ex pareja. Aún se encontraba consciente aunque había perdido mucha sangre, informaron fuentes policiales.

El testimonio aportado por la mujer enseguida orientó a los efectivos de la DDI que llevaron adelante las primeras diligencias que posibilitaron la aprehensión de Muñoz en el domicilio de calle 67 bis al 4000. 

El lugar fue allanado como también se procedió a la requisa de una camioneta Ford Ecosport en la que se movilizaba el acusado, secuestrándose de su interior varios proyectiles calibres 32.

El arma de fuego no pudo ser hallada pese al intenso rastrillaje que los uniformados realizaron en el sector donde se produjo el hecho. Pero el fiscal José Cipolletti mostró al jurado las cámaras de seguridad que ubicaban a Muñoz y su camioneta en el lugar del hecho.

La estrategia de la abogada defensora Florencia Angeletti fue doble. Por un lado, demostrar que Muñoz lo llevó en la camioneta y lo dejó allí. Que los autores eran otros. Aportó mensajes de WhatsApp amenazantes que recibió la víctima. 

El jurado no acompañó esta versión y consideró probada más allá de duda razonable la autoría de Kuru Muñoz por identificar a Muñoz en el audio a su mujer, porque Muñoz aparecía en la cámara de vigilancia y porque le secuestraron la Ford Ecosport con las vainas de calibre 32. 

La otra discusión fue por el delito menor incluido. El hecho de que el tiro fuera en la pierna habilitaba la teoría de que no hubo intención de matar, sino un manejo imprudente del arma. El jurado tampoco se inclinó por esta opción y lo condenó por el delito principal.    

Leer noticias aquí:

- Ecos Diarios (26/10/21): "Jurado popular halló culpable a Muñoz por el crimen de Yasevali" (ver)