AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

martes, 16 de noviembre de 2021

BAHÍA BLANCA: "El primero te lo regalan, el segundo te lo venden". CULPABLES DE COMERCIALIZAR MACONHA BONAERENSIS

Los Twist

Así reza la inmortal canción de Los Twist que hiciera furor en 1982 y que describía -con cierto inquietante jolgorio- la historia de un transa que vendía falopa en la puerta de los colegios. Acá no era tan así, pero el fiscal insistía que estos jóvenes comercializaban alcaloides en un boliche. Pena grave si las hay en el Código Penal. Pero el jurado declaró por unanimidad que vendían, pero no en la disco baby disco, on a Saturday night.


García y Hernandez,
de 25 y 19 años de edad respectivamente. 


La pareja bahiense integrada pooooooorrrrrrrrrrrrr Sergio Adrián García y Camila Hernandez  fue condenada por el delito de comercialización simple de estupefacientes, ocurrido en marzo del 2020. El juicio por jurados se desarrolló ayer y estuvo a cargo del excelente juez técnico Eduardo d'Empaire, que ya dirigió má de 15 juicios por jurados.

El hecho en cuestión ocurrió en marzo de 2020, justito antes de la cuarentena mundial. García y Hernández estaban en un taxi cuando fueron detenidos en un control de rutina por efectivos de la comisaría 7° de Bahía Blanca, a la altura de Zelarrayán al 3200. 

Como en cualquier control de rutina, los oficiales le pidieron los datos personales y del vehículo al chofer. Mientras tanto, García y Hernández comenzaron a ponerse nerviosos y los policías a cargo del procedimiento notaron ese nerviosismo. 



Y es que ambos llevaban 15 cigarrillos de marihuana, pesando aproximadamente 15,9 mogras. En un momento mientras los policías controlaban los datos del chofer, intentaron descartar el faaaaaaaasoooo y ahí fue cuando los oficiales se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo y los detuvieron en el acto. 

La acusación, a cargo del fiscal Mauricio Del Cero, formuló cargos contra ambos por el delito de comercialización de estupefacientes agravada por realizarse en una institución social o que se realicen espectáculos. Esto en base a que se secuestraron celulares y computadoras a las que se peritó.

Los peritos determinaron que los jóvenes no pertenecían al tenebroso Cartel de Pehuén Co. Eran dealers solitarios, inorgánicos. Según lo celus y las compus, Hernández y García movían el cogollo bahiense entre el 25 de febrero de 2020 y el 8 de marzo de ese año, mediante la modalidad de entregas en lugares de encuentro previamente acordados, valiéndose de la utilización de sus teléfonos celulares. En una palabra, eran delivery.

Pero surgió data que - para el fiscal - indicaba que esa comercialización iba a realizarse en la boite "Verde que te quiero verde". El único mensajito de WhatsApp encontrado decía lo siguiente "vamos a ir a vender al boliche". 


Los cigarrillos secuestrados de lechuga bonaerensis


Pero hete aquí que en Bahía Blanca hay defensores oficiales literalmente maradoneanos. Moi buenos. Cómo no admirar a un Sebastián Cuevas, a una Fabi Vaninni, a un Germán Kiefl y a Carlitos "Carly" Carnevale. Figura top de la APP, baterista, fan de Green Day y los Beatles, un tipo culto y creador del Observatorio de Juicio por Jurados de Bahía. Pero, por sobre todo, un excelente defensor público.

Carnevale insistió una y otra vez en convencer a la fiscalía de que la prueba de la agravante de venta en el boliche era nula. Que lo mejor era abreviar por el delito básico. No hubo caso. La fiscalía, quizás apoyándose en la conservadora mentalidad castrense tan arraigada en White Bay, decidió ir a por todo, como dirían en la Madre Patria. Fueron entonces a discutirlo durante el debate y ante el jurado. Boliche sí, boliche no...that is the question 


Ah, ah, ah, ah, stayin´alive....


El jurado lo resolvió -literal- en quince minutos de deliberación. Con cara de "¿para esto nos trajeron?" Tras los alegatos finales de las partes y luego de haber escuchado atentamente las instrucciones finales, el jurado se retiró a deliberar. Para sorpresa de muchos, a los quince minutos de haberse retirado de la sala de audiencias, el oficial de justicia fue llamado por el jurado, a quien le informaron que ya tenían un veredicto. 

Alguna persona distraída podría creer que el jurado bahiense los iba a condenar por la opción máxima con el agravante incluido, en virtud de lo fuerte que golpean a la sociedad los delitos relacionados con el narcotráfico.

NO FUE ASÍ. Una vez más, el jurado demostró que quiere pruebas.

De vuelta en la sala, el jurado condenó por unanimidad a García y Hernández por el delito menor incluido de comercialización simple de estupefacientes. Eliminó el agravante por considerar no probado el agravante. 

Carlos "Carly" Carnevale, defensor oficial

Noticias Relacionadas: 

- La Nueva Provincia (16/11/21): "Jurado popular condenó a una pareja de jóvenes por vender drogas en Bahía" (ver)

- La Brújula 24 (08/03/2020): "Los sorprenden mientras viajaban con marihuana arriba de un taxi". (Ver aquí)

- La Nueva (31/08/2020): "Detuvieron a dos personas acusadas de vender droga en boliches". (Ver aquí)