AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

miércoles, 10 de noviembre de 2021

MENDOZA: PERPETUA PARA EL ASESINO QUE EJECUTÓ DE UN TIRO A LA QUERIDA VERDULERA DE SAN MARTÍN, CARINA RODRÍGUEZ

Genarlo Lucero, perpetua

Un jurado de San Martín, en Mendoza, declaró culpable por el homicidio criminis causa de Carina Rodríguez a Genaro Lucero, de 42 años y frondoso prontuario delictivo. Fueron tres días de juicio en donde la defensa pedía que se lo condenara por el delito menor incluido de homicidio en ocasión de robo. No fue así y, tras cuatro horas de deliberación, el jurado determinó la responsabilidad de Lucero, quien deberá cumplir la pena máxima impuesta por la jueza Victoria Franano. 


"Estoy arrepentido por lo que ha pasado, sólo fuimos a hacer una plata para comer y pasó un accidente", se excusó Genaro Pantaleón Lucero. "No tenía plata para comer, para darle de comer a mi familia y fuimos a hacer una moneda". 

"Le dije que no le iba a hacer nada, que sólo quería plata. La señora (Rodríguez) empezó a gritar y se me abalanzó encima y yo la empujé con las dos manos. Ahí fue cuando sentí la explosión y me quedé en shock". "Yo me quedé un rato mirándola y salí, me subí al auto y nos fuimos. Ahí ya no me acuerdo nada más".

El matador explicó en su versión que el disparo fue sin intención y, entre lágrimas, sostuvo que está arrepentido: "Le pido perdón a mi madre y a mis hijos. Todas las noches cuando me voy a acostar pienso en mis hijos y en esa nena", formuló en referencia a la hija de la víctima.


El resto de la temible banda. 

Por este crimen hay otros tres condenados a 15 años de prisión, que evitaron el juicio y fueron a un abreviado por homicidio en ocasión de robo. Ellos son Nicolás Lucero Jofré, hijo del acusado, David Fabián Bravo Chaile y Gonzalo Oscar Bravo Corso. Ellos tres reconocieron la autoría. La defensa de Genaro Lucero no abrevió y fue a juicio por jurados. 

La prensa local dio cuenta de los antecedentes de Lucero: "Su historial delictivo causa pánico. Tiene al menos 9 causas por robos agravados, varios de ellos cometido en poblado y en banda, también fue acusado por amenazas y lesiones. Pero como si esto fuera poco, en diciembre del 2014 fue acusado de intento de femicidio con un abuso sexual agravado. Fue detenido pero aún así luego recuperó la libertad el 23 de marzo" (Sitio Andino).

LOS HECHOS


El 21 de noviembre del año 2019 Carina Rodríguez se encontraba en la verdulería llamada "Nico", localizada en la avenida Lima y calle Soler, junto a su hija. De pronto, cuatro hombres a cara descubierta irrumpieron en el comercio y fueron directamente a amenazar con un arma de fuego a Rodríguez para que les entregara todo el dinero. Como no había tanto dinero, también tomaron una balanza, un parlante y unas botellas de vino que cargaron en el Peugeot 307 gris con el que llegaron al establecimiento. 

Según la reconstrucción realizada por la fiscalía, Lucero antes de retirarse le apuntó con el arma en la cabeza a Rodríguez y la ejecutó. A sangre fría y a cara descubierta. 

Tras el disparo -y la posterior huida de los delincuentes- los vecinos alertaron al 911. Policías y una ambulancia del servicio de Emergencias acudieron al lugar, pero no pudieron hacer nada por la víctima, muy querida en la zona. Horas más tarde, gracias a las tareas de rastrillaje realizadas por las fuerzas de seguridad provincial, se pudo ubicar el Peugeot en el que se fugaron los 4 matadores en el barrio de Villa del Carmen. En un domicilio ubicado en ese mismo barrio fueron localizados y aprehendidos Lucero, su hijo y Bravo Chaile. Dos semanas después, Bravo Corso - identificado como el chofer - fue aprehendido mientras esperaba en la parada de un colectivo. 


Carina Rodríguez murió en el acto. 


TEORIAS DEL CASO:
FISCALÍA Y DEFENSA


La fiscalía estuvo representada por Oscar Sívori y Martín Scattareggi, de destacada actuación, quienes sostuvieron que el imputado asesinó a la verdulera con la intención de alcanzar la impunidad en el asalto. 

El sentido alegato de apertura del fiscal Oscar Sívori duró sólo tres minutos. Lo suficiente para decirle al jurado que Lucero le quitó la vida a Rodríguez por "una balanza, un parlante, algunas pocas monedas y tres botellas de vino". Agregó que "no había necesidad" de asesinarla, ya que habían cargado los elementos sustraídos al vehículo y estaban por darse a la fuga. También explicó que el acusado y sus cómplices habían ido a comprar al lugar momentos antes para relojearlo. Allí se aseguraron que la mujer estaba sola, junto a su hija que en ese entonces tenía 12 años. La pobre niña presenció la ejecución de su madre de un tiro en la frente. 

La defensa, representada por el abogado particular Pedro Sosa, tuvo como teoría del caso negar que haya sido un homicidio criminis causa, dado que no se habían dado los presupuestos exigidos por la ley. Para esto, se apoyó en la condena que recibió el resto de la banda por el delito de homicidio en ocasión de robo y pidió el mismo trato para su representado. No le fue nada bien.

VIDEO: ALEGATOS DE APERTURA



La Jueza Franano.


VIDEO DEL VEREDICTO




Noticias Relacionadas: 

- Diario El Sol (08/11/2021): "Juicio en San Martín: mató a una verdulera en un asalto y busca zafar de la perpetua". (Ver aquí)

- Diario El Sol (08/11/2021): "Mató una mujer en un asalto y confesó: "Estoy arrepentido, sólo fuimos a hacer plata para comer" (ver)

- Mendoza Online (10/11/2021): "Crimen de la verdulera: el condenado recibió prisión perpetua". (Ver aquí)

Diario Los Andes (10/11/2021): "Prisión perpetua para el hombre que mató a Carina Rodríguez en un asalto en San Martín". (Ver aquí)