AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

viernes, 1 de abril de 2022

LOMAS DE ZAMORA: No culpable para el Chaqueño Tévez por la muerte de una testigo de cargo en Avellaneda Blues


El jurado de doce lomenses consideró que no había prueba suficiente para condenar al Chaqueño Tévez, acusado de matar a una testigo que había declarado en su contra en otro juicio. 

Presentó una defensa de coartada que la fiscal Marcela Dimundo no pudo quebrar. El Chaqueño estaba en el Chaco cuidando a su madre.

El hecho ocurrió hace casi 8 años, más precisamente el 12 de abril del 2014. Tres personas armadas, entre ellas supuestamente Félix Alberto Tévez ingresan a la casa de la calle Posadas 1877 de Avellaneda para matar  a la víctima de nombre Roxana Karina Gómez. Lo hicieron delante de cuatro hijos menores de edad.

El móvil por el cual querían matarla era porque la víctima, en marzo de ese mismo año 2014, había sido una testigo presencial de otro homicidio cometido por Tévez y su hermano. Al parecer, Karina vio cómo mataron a un tal Néstor.

La fiscalía consideró que el Chaqueño Tévez y dos tipos más fueron a cobrarse ese vuelto y mataron a Karina en represalia. Uno de ellos le dio cinco tiros, dos de ellos en el cráneo.

La acusación era por el delito de homicidio agravado por el empleo de arma de fuego.

La defensa estuvo muy incisiva con la defensa de coartada. No sólo trajo testigos para demostrar que ese 12 de abril de 2014 Tévez estaba en el Chaco, sino que puso énfasis  en que los policías habían abordado una sola vía investigativa. ¿Cuál? Era laa posibilidad que haya sido Tévez, pero no la trabajaron bien. No lograron siquiera identificar a las dos personas que acompañaban al Chaqueño.

Tévez fue condenado a 14 años de prisión por ese homicidio de Néstor, pero estuvo prófugo cuatro años. En ese juicio la testigo Karina se sintió amenazada por el Chaqueño y tuvo que declarar a puertas cerradas. A Tévez lo recapturan en 2018. Allí la policía llama a Karina, que en 2014 tenía 15 años, hace un reonocimiento fotográfico y reconoce a Tévez, alias el El Chaqueño.




LOS PUNTOS DÉBILES DE LA FISCALIA

Si bien la chica reconoce al Chaqueño en ese reconocimiento fotográfico, cuando ella declara por primera vez, tanto en la comisaría, como en la fiscalía dijo que no conocía a las tres personas que habían entrado. Que podría reconocer al que la zamarreó a ella para impedir que fuera a auxiliar a la madre. Y también la apuntó, y efectivamente lo reconoció como a Tévez.

El problema fue el siguiente. Y fue determinante para el jurado: lo flojo o no creíble de esta chica es que, desde el principio, no dijo que era El Chaqueño. Y el nombrado en el momento del hecho residía a sólo cuatro casas de esta familia.

La otra gran debilidad del caso de la fiscalía era que tanto el esposo como el padre de la víctima estaban presos por drogas. Y estas tres personas, cuando entran a la casa, si bien no revisan nada, le dicen a la víctima: "dame la plata de la droga". 

Con lo cual la tesis del asesinato por represalia del testimonio de cargo se cayó. Cobró mucha fuerza que el asesinato, en realidad, fue por un vuelto del comercio de estupefacientes y que nada tenía que ver con aquel viejo juicio de 2014.

La defensa lo dijo con todas las letras:

"El móvil de la muerte no fue la declaración de Karina Gómez. El móvil fue la venta de drogas"


El jurado deliberó por casi cuatro horas, desde las 20.15 hs hasta la una de la madrugada. El imputado Félix Alberto Tévez seguirá detenido porque está con una sentencia no firme del juicio anterior  de 14 años de prisión.

El juez técnico fue Darío Carlos Segundo. El abogado defensor fue Jorge Moyano.