AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

jueves, 14 de abril de 2022

NECOCHEA: Condenaron a dos jóvenes por violar en grupo a una adolescente de 15 años

 

Santiago Duré y Luis Ferreyra

Así tituló el diario Ecos lo sucedido ayer en la extenuante jornada en Necochea. Santiago Duré y Luis Ferreyra fueron acusados de violar grupalmente a una adolescente de 15 años en la habitación de una casa de el campo La Dulce en Necochea. Su mamá denunció el hecho en la Comisaría de la Mujer. 

Tras 18 horas corridas de juicio, el jurado se retiró a deliberar a las 00.00 hs y salió con un veredicto unánime de condena a las 2 hs de la madrugada.

Los acusados fueron inmediatamente detenidos por la jueza Luciana Irigoyen Testa a pedido del fiscal Walter Pierrestegui tras el veredicto y eso provocó incidentes con la familia de uno de los acusados. Arriesgan una pena de 8 a 20 años de prisión.



Balneario Puente Blanco


El hecho ocurrió en enero de 2020, cuando la jovencita fue a pasar un día al balneario Puente Blanco y conoció a ambos acusados. De allí se fueron al campo La Dulce donde él trabajaba. Ya en el auto en que fueron empezaron las bromas y los tocamientos. Y de allí pasaron a la habitación de la casa y la sometieron carnalmente. 

La menor declaró en Cámara Gesell diciendo que sintió asco, miedo, terror de que pasara algo más grave y que jamás consintió en tener sexo. 

En el juicio declararon la psicóloga Verónica Ferrelli de la Asesoría Pericial y la psicóloga Graciana Papávero, del Cento de Salud del Barrio Sudoeste. Ambas fueron coincidentes en que la menor estaba indefensa y sola en un descampado, sin posibilidad de pedir auxilio y con dos varones abusando carnalmente de ella simultáneamente.  

El médico de policía Pablo Badie fue contundente con el ADN y el hisopado: las coincidencias de ambos eran altísimas.

Los abogados Federico Barilatti (del acusado Duré) y Florencia Angeletti (de Ferreyra) intentaron en todo momento lograr la inocencia de sus asistidos.

La jueza Luciana Irigoyen Testa instruyó rigurosamente al jurado con toda la explicación del consentimiento, la perspectiva de género y los delitos menores incluidos, entre ellos el viejo estupro.

El jurado, tras dos horas de deliberación, los encontró culpables por unanimidad del delito de violación agravada por el concurso de dos o más personas.