AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

lunes, 2 de mayo de 2022

Boris Becker en prisión: un jurado de Londres lo condenó por ocultamiento doloso de activos

La famosa palomita que le dio a Boris Becker
el título en Wimbledon 1985


Boris Becker preso en 2022, con 54 años

El ex n° 1 del tenis mundial, el alemán Boris Becker, fue condenado de manera unánime por un jurado de Southwark en Londres de transferir ilícitamente miles de dólares de una cuenta bancaria después de haberse declarado en bancarrota. La jueza Deborah Taylor le impuso una condena de 2 años y seis meses de prisión efectiva. Ya está en la cárcel.

El jurado de Londres halló a Becker culpable de cuatro cargos en virtud de la Ley de Insolvencia, incluyendo la extracción de bienes, el encubrimiento de deudas y dos cargos por no revelar el patrimonio.

El ciudadano alemán, que vive en el Reino Unido desde 2012, estaba legalmente obligado a declarar activos significativos en su quiebra.


Jueza Deborah Taylor

Se descubrió que la estrella alemana transfirió cientos de miles de libras (dólares) después de su bancarrota en junio de 2017 de su cuenta comercial a otras cuentas, entre ellas las de su exesposa Barbara y su esposa Sharlely "Lilly" Becker, de quien se encuentra actualmente separado.

También fue condenado por no declarar una propiedad en Alemania y ocultar un préstamo bancario de 825,000 euros (895,000 dólares) y acciones en una empresa de tecnología.

Becker fue absuelto de otros 20 cargos, que incluyen el no haber entregado sus muchos premios, entre ellos dos trofeos de Wimbledon y una medalla de oro olímpica.

El hexacampeón de Grand Slam había negado todos los cargos y dijo que había cooperado con los fideicomisarios encargados de asegurar sus activos -- incluso ofreciendo su anillo de bodas -- y que había seguido el consejo de un experto.

La bancarrota de Becker se debió a un préstamo de 4.6 millones de euros (cinco millones de dólares) de un banco privado en 2013, así como a un préstamo de alrededor de 1.6 millones de dólares de un empresario británico al año siguiente, según testimonios en el juicio.




Durante el juicio, Becker, de 54 años, dijo que los cerca de 50 millones de dólares que ganó a lo largo de su carrera se agotaron en los pagos de un "divorcio costoso" y las deudas cuando perdió gran parte de sus ingresos después de jubilarse.

Él dijo que tuvo "compromisos de un estilo de vida caro", incluida una casa en Wimbledon que alquilaba en 22,000 libras (28,800 dólares) al mes. Pero el alemán señaló que la mala publicidad había dañado la "marca Becker", lo que le dificultaba ganar lo suficiente para pagar sus deudas.

"[Es] muy difícil cuando estás en bancarrota y en los titulares todas las semanas por ello", le dijo al jurado. "[Es] muy difícil ganar mucho dinero con mi nombre".

El seis veces campeón del Grand Slam, de 54 años, fue declarado culpable de transferir dinero a su exesposa Bárbara y a su esposa Sharlely, de la que está separado, tras su bancarrota en 2017.


Boris Becker campeón de
Wimbledon con sólo 17 años


LA AUDIENCIA DE CONDENA

"Es notable que no haya mostrado remordimiento o aceptación de culpa", le dijo la jueza Deborah Taylor al sentenciarlo en el Tribunal de la Corona de Southwark, en Londres.

"Aunque reconozco la humillación que ha sentido como resultado de estos procedimientos, no ha mostrado ninguna humildad", agregó.

Refiriéndose a la condena de dos años de prisión suspendida que Becker recibió en Alemania en 2002 por evasión de impuestos, la jueza aseguró: "No prestó atención a la advertencia que le dieron y a la oportunidad que le dio la suspensión condicional de la sentencia y ese es un factor agravante importante...".

Becker cumplirá la mitad de su condena entre rejas y el resto con licencia. Becker, cuya pareja, Lillian, y su hijo, Noah, estaban presentes en el tribunal, miró al frente y no mostró ninguna emoción mientras se dictaba la sentencia. Quedó detenido en la prisión de Wandsworth, construida en 1851 y famosa por sus truculentas historias y por estar plagada de cucarachas.


La prisión de Wandsworth

Leer noticias aquí:

- La Nación (30/4/22): "La sentencia de Boris Becker: cómo es la cárcel que ya aloja al ex tenista alemán" (ver)

- La Nación (8/4/22): "Boris Becker fue declarado culpable por un jurado de evasión en Londres y puede terminar en la cárcel" (ver)

- La Nación (2/5/22): ":Boris Becker en prisión: de tener sexo en un baño de restorán a la debilidad por su hija, y ¿la expulsión de Wimbledon?" (ver)