AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

miércoles, 18 de mayo de 2022

SAN MARTÍN: El jurado declaró culpable de tentativa de femicidio a un joven en San Miguel


Tras dos días de debate, finalizó con un veredicto unánime de culpabilidad el juicio contra Juan alberto Galeano (33). Estaba acusado de tentativa de femicidio, por haber golpeado brutalmente a su ex pareja Yanina Gómez Daiana (26). Tienen dos hijos pequeños en común.

Juan Alberto Galeano, que tiene graves problemas de adicciones, entró de improviso a la casa, la golpeó y la dejó inconsciente con patadas en la nuca. La mujer fue llevada de urgencia en ambulancia al Hospital y allí pudo ser reanimada y se despertó. Las lesiones fueron catalogadas como leves.

Fue formalmente acusado y detenido por tentativa de homicidio en contexto de violencia de género. La acusación en el juicio la llevó a cabo la fiscal Roxana Cuttita. El juez fue Luis Molinari, del TOC n° 5 de San Martín.



Javier Chirinos fue el defensor oficial. Su labor fue encomiable, ya que tuvo que hacerse cargo del caso quince días antes del juicio, ante la intempestiva renuncia de su abogada particular Teresa Lía Madotta. Es otro de la males endémicos del sistema judicial argentino y el tribunal evalúa solicitar formalmente sanciones para la letrada.   

Chirinos no pidió la inocencia de su defendido. Pidió que lo declarasen culpable, pero de lesiones leves agravadas por violencia de género. Que Galeano jamás tuvo la intención de matar a su ex pareja, sino sólo de lesionarla y que su vida nunca estuvo en riesgo. Todo el juicio se centró entonces en este punto: ¿intentó matarla o la quiso lesionar? Eso era lo que debía resolver el jurado.

En su alegato de apertura, el defensor exhibió esta imagen para demostrar que la misma situación podía ser interpretada de distintas maneras.



Por supuesto que la fiscal se opuso, pero el juez Molinari permitió su empleo. La fiscalía basó todo su caso en la potente declaración de la víctima y de la médica que la atendió en el Hospital.

Sin embargo, tras una larga deliberación, el jurado por unanimidad lo declaró culpable de tentativa de femicidio. El juez le impuso 10 años de prisión tras la cesura, que se hizo el mismo día.