AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

viernes, 2 de septiembre de 2022

ZÁRATE-CAMPANA: Culpable de abuso sexual agravado por unanimidad

Esta semana concluyó otro juicio por jurados, esta vez en el Departamento Judicial Zárate-Campana de la provincia de Buenos Aires, con la condena por unanimidad del acusado.

Departamento Judicial Zárate-Campana

Los hechos que la acusación a cargo del fiscal Martín Zocca imputó consistían en que en 2017, en una vivienda ubicada en Garín, partido de Escobar, W. O. R. abusó sexualmente vía anal al menos en una oportunidad de su hijo J. R. quien tenía 11 años de edad cuando dormía en el cuarto que compartían. 

El niño se despertó por el dolor que sentía en el ano, ante lo cual el acusado lo amenazó diciéndole que no dijera nada de lo ocurrido. La calificación jurídica de los hechos fue abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado, por el vínculo y la convivencia.


El fiscal Martín Zocca

El fiscal se basó en la Cámara Gesell y en las pericias psicológicas de la víctima y del imputado. Aunque todas las pruebas tenían fisuras, con ellas se pudo validar el relato de la víctima. Fue un trabajo a destacar de la acusación, que lamentablemente no contaba con un peritaje médico porque la víctima se había negado a ser revisada. A pesar de eso, se demostró el acceso carnal por parte del acusado.

La defensa técnica de W. O. R., a cargo de los defensores oficiales Flavio Ávila y Maximiliano Costa tuvo un primer condicionante de su trabajo, porque el imputado había reconocido que su hijo había sido abusado, pero le tiró la responsabilidad de la autoría a su hermano. 

Con las cartas sobre la mesa, lo que les quedó fue atacar la credibilidad de la Cámara Gesell por la posible inducción al relato del niño en el marco de la conflictiva familiar. En esa línea, buscó como primera alternativa la declaración de no culpabilidad o, al menos, dejar afuera el acceso carnal. No discutió los agravantes. 

El juez técnico a cargo del debate fue Federico Martinengo, quien en los próximos días en la audiencia de cesura deberá imponer la pena al condenado.