AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

sábado, 15 de octubre de 2022

CATAMARCA: Gran repercusión nacional en el primer juicio por jurados de la provincia. "Liam" Salcedo culpable del homicidio agravado por el vínculo de Débora Barros.

 

Débora Barros


La noticia impactó en las primeras planas de todos los diarios del país. Catamarca inauguró ayer con su primer debate por homicidio agravado el juicio por jurados. Se suma así al prestigioso grupo de provincias que juzgan sus crímenes con el sistema de enjuiciamiento que ordena la Constitución Nacional de 1853.

Fue la culminación de un notable y eficaz proceso de implementación, llevado a cabo metódicamente y con gran profesionalismo por parte de los tres poderes.

El año pasado, el Gobernador envió un proyecto de ley de primer nivel mundial a la Legislatura. Ambas Cámaras lo aprobaron por unanimidad. En los estrictos plazos que marca la ley, la Corte de Justicia realizó el sorteo de jurados, la depuración de los padrones y capacitó junto al Ministerio Público durante siete intensos meses a todos sus operadores.

Y así llegó el gran día del primer juicio. El jurado popular, por unanimidad, consideró a Javier Edgardo Salcedo (37) culpable de haber asesinado a su pareja Débora Barros (30).
 

EL VEREDICTO


LA ACUSACIÓN

Javier Edgardo Salcedo (33) fue condenado ayer a la pena máxima, prisión perpetua, tras ser encontrado culpable del delito de “homicidio agravado por mediar relación de pareja” por quitarle la vida a Débora Barros (30). Este fue el primer juicio por jurados de la provincia, que arribó a ese veredicto tras dos maratónicas sesiones que se llevaron a cabo entre el jueves y ayer, en la acondicionada sala del TOF (Tribunal Oral Federal).

“Quiero pedir disculpas y decir que estoy arrepentido por lo sucedido”, dijo el asesino confeso en un mensaje dirigido a los jurados y a la familiares de la joven víctima en sus últimas palabras, una vez que en horas de la tarde, terminaron de desfilar los testigos.



El fiscal Alejandro Dalla Lasta sostuvo en sus alegatos de cierre que “si hubiera sido sexo solamente (como planteaba la defensa), nunca la hubiera celado de esa forma. Salcedo no mató a cualquier persona, mató a su pareja”, enfatizó, a la vez que remarcó que los psicólogos que prestaron declaración como expertos en la causa, hablaron de los ciclos de la violencia de género y "los dos profesionales arrojaron luz a la situación, arribando a la conclusión de que esta era una relación de pareja”, debido a que el sujeto y la joven se mostraban juntos públicamente en el barrio que habitaba el femicida, entre otras acciones relacionadas a la intimidad y el presunto afecto que había entre ambos.

También hizo hincapié en que en el intercambio de mensajes de texto, la joven expresaba sentimientos como “te extraño”, aunque no se pudo obtener más información porque la mujer cambió de celular.

Dalla Lasta también echó por tierra el argumento de la defensa, que aseguró que no se conocían y Débora no sabía su nombre verdadero (lo llamaba Liam, uno de los alias que el sujeto utilizaba). Sobre esto, consideró que “eso no significa que no hayan tenido una relación de pareja”, sino que el hombre ocultaba su identidad, haciéndose llamar por distintos nombres.

“La persona que está en pareja baja la guardia porque confía y nunca se espera que la terminen ahorcando, que le peguen una trompada, que la tiren al piso. Al contrario, esperan compasión y apoyo (…) No se dejen engañar, estoy seguro que ustedes, con su sentido común, van a poder determinar claramente que hubo una relación de pareja”.



“Débora no se merecía morir de esa forma”, subrayó el fiscal, a la vez que recordó que las y los testigos que fueron aportados por la Fiscalía y la querella, dieron cuenta de que la joven era permanentemente celada y controlada por Salcedo, quien cada vez la aislaba más de su entorno cercano, en un típico comportamiento misógino y de violencia de género.

La querella, en la voz del abogado Sebastián Ibáñez, adhirió a lo solicitado por el fiscal, y recordó al jurado los testimonios que se presentaron durante el debate, lo que sumado a las pruebas, consideró, dan como conclusión que Débora fue despiadadamente asesinada, y que Salcedo "posee una naturaleza misógina" (que puso de manifiesto en relaciones anteriores, como se vio en el juicio) y que era indiscutible la relación amorosa entre ambos.

El querellante también expresó que “ella callaba todo esto (los hechos de violencia como cosificación y el control que ejercía sobre ella), porque temía que si lo contaba, su familia y amigos intervendrían”. Otro punto que destacó Ibáñez fue la declaración de la ex pareja del ahora condnado: “no la mató porque se fue, se volvió a Belén. Salcedo era y es un sujeto violento (…) y es un sujeto de extrema peligrosidad social”, a lo que añadió que, precisamente, estuvo preso hace algunos años por portación ilegítima de armas, lo que “no habla precisamente de una persona pacífica”.

LA DEFENSA




Al momento de presentar la defensa del ahora condenado, el abogado Fernando Contreras sostuvo lo que manifestó en sus alegatos de apertura, que “no existen pruebas de que hayan mantenido una relación de pareja”, y calificando a lo que sucedió entre el hombre y la mujer como un “touch and go”, para justificar que el sujeto merecía la pena de “homicidio simple” y no el de “homicidio agravado por relación de pareja”, cuya única posible condena es la cadena perpetua.

Contreras habló de la presencia de otra mujer en la vida de Salcedo y de la buena relación que este tiene con su madre y hermana, a la vez que les subrayó a las doce personas que integraban el jurado que “tienen que estar seguros más allá de toda duda” de la sentencia y las circunstancias que rodearon a la situación que conocieron mediante el debate.


ALEGATOS DE CLAUSURA


El juez Fernando D. Esteban

LOS HECHOS

Es importante mencionar que Débora fue asesinada el 11 de abril de 2021 en una casa alquilada por Salcedo, ubicada en la zona Sur de la ciudad. Las pericias determinaron que el sujeto, que anteriormente había sido denunciado por violencia de género, además de por la portación ilegítima de armas de guerra, también había sido violento con sus parejas anteriores, una de las cuales, declaró en el juicio sobre los padecimientos que sufrió y como debió huir para salvar su vida.

Según contó, “Liam” había comprado el arma luego de una pelea con ella y el objetivo era matarla. Cuando este fue juzgado, se dejó de lado el delito menor (la denuncia por violencia de género) y solo se lo condenó a dos años y medio de prisión por el otro delito; por lo que quedó libre hasta el fatídico día en que le quitó la vida a otra mujer, Débora. 

Débora Barros fue encontrada muerta, envuelta en una frazada y con signos de violencia en la casa de Salcedo. La hermana del acusado, fue quien, preocupada porque no había podido comunicarse con él, fue a su casa, y lo encontró semidesnudo, tirado en el piso. Al ingresar a la vivienda para buscar una frazada, halló el cuerpo sin vida de la joven.

Para los fiscales Alejandro Dalla y Antonella Kraneviter, el acusado "asesinó de manera intencional y cruel a Débora.  Se valió de su estado y escasa resistencia física y la ahorcó con sus manos, antes le dio un golpe en su rostro tirándola al piso y provocándole un trauma facial. Sabía lo que hacía. Débora iba a la casa de Salcedo porque confiaba en él. 


EL JUICIO


El juicio se llevó a cabo en las instalaciones del Tribunal Oral en lo Criminal Federal, que fue acondicionado especialmente para el debut de los juicios por jurados en la provincia de Catamarca. Durante la primer jornada se realizó la audiencia de voir dire y la selección final de los jurados, con paridad de género, para luego dar pie a las instrucciones iniciales y los alegatos de las partes. 

El juez Fernando Damián Esteban, muy profesional en su conducción de este histórico debate, instruyó al jurado con las tres opciones de veredicto: homicidio agravado por el vínculo, homicidio simple y no culpable.

Luego de deliberar por más de dos horas, cerca de las 22 horas, el jurado emitió su veredicto: Javier Salcedo fue declarado culpable por homicidio calificado por mediar una relación de pareja.

LAS INSTRUCCIONES DEL JUEZ



"Los juicios populares mejoran la participación directa del ciudadano en la justicia penal"

Al momento de sortear el juez técnico de la causa, el abogado querellante Sebastián Ibáñez dijo en nombre de la familia de la víctima: "“Creo que los juicios realizados de esta manera, mejoran la participación directa del ciudadano en la justicia penal y de esta manera, el ciudadano, ya no puede reclamar a los jueces las sentencias porque es la ciudanía la que lleva a cabo esa labor. Eso viene a elevar la vara para la ciudadanía, pasa del reclamo pasivo a activo de juzgador”


Ver noticias aquí:

- Página 12 (15/10/22): "En el primer juicio por jurados de Catamarca Condenaron a prisión perpetua a “Liam” Salcedo" (ver) 

- Página 12 (13/10/22): "El femicida de Débora Barros niega haber tenido una relación de pareja"  Ver

- INFOBAE (15/10/22): "En el primer juicio por jurados de Catamarca, condenaron a prisión perpetua a un hombre que mató a su pareja" (ver)

- Clarín (15/10/22): "Primer juicio con jurados en Catamarca: condenaron a prisión perpetua a un hombre que mató a su pareja" (ver)

- La Nación (15/10/22): "En el primer juicio con jurados en Catamarca, condenaron a prisión perpetua a un hombre por el asesinato de su pareja" (ver)

- El Ancasti (16/10/22): "Javier Salcedo fue sentenciado a perpetua" Ver

- La Unión (14/10/2022): "Comenzó la segunda jornada: declararan cinco testigos y hoy podría haber sentencia" Ver

- El Ancasti "Para la fiscalía, Javier Salcedo mató cruelmente a Débora Barros" 13/10/2022 ver

- El Esquiú "En detalle: Así fue la primera jornada del juicio por jurados por el homicidio de Débora Barros" 13/10/2022 Ver

- Página 12 "El femicida de Débora Barros será el primero que juzguen jurados populares" Ver