AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

martes, 4 de octubre de 2022

SAN NICOLÁS: El jurado popular declaró culpable a Branto Ayala por el crimen del policía Nelson Lillo

 

Roberto "El Zurdo" Branto Ayala al ser detenido

Terminó ayer en San Nicolás uno de los juicios por jurados más graves que se tengan memoria. El jurado popular juzgó y condenó por unanimidad a uno de los más peligrosos delincuentes de la zona Norte: Roberto Branto Ayala, alias El Zurdo

Un reconocido asaltante de bancos y miembro de una banda de secuestradores extorsivos que tendría que estar cumpliendo condena, pero se había fugado de la cárcel donde la cumplía y adonde no regresó tras una salida transitoria.

El 25 de enero de 2018, Branto Ayala y su cómplice Pablo Morel, ambos de Baradero, asaltaron un camión repartidor de una empresa de esa ciudad que ese día, además de entregar mercadería, cobraba las facturas porque el responsable de cobranza estaba de vacaciones.

Ese dato preciso, que el fiscal Manso siempre entendió que fue entregado desde adentro de la propia firma, les permitió organizar el golpe. Sin embargo, la aparición de un patrullero de la Policía Local frustró el asalto y la situación terminó en un tiroteo descomunal.



En el móvil policial iban la jefa de la entonces Policía Local, Laura Lencina, y el agente Nelson Lillo. Ante la presencia de delincuentes in fraganti delito, no dudaron y enfrentaron la situación. Los ladrones dispararon con armas de guerra y la policía respondió. Pablo Morel fue abatido por Lencina. Lillo le hizo frente a Branto Ayala y lo hirió en una pierna. Pero en la balacera recibió una ráfaga de Branto Ayala que lo mató en el acto..

Branto Ayala corrió en contramano por calle Rivadavia y dobló en Eugenio Arnaldo hacia Salta. A mitad de cuadra, intentó parar a un automovilista cuyo coche blanco quedó con manchas de sangre. Ya en la esquina de Salta fue “rescatado” por un cómplice que lo fue a buscar en moto y que no es otro que Marcos Bruzzone, oriundo del conurbano y criado en Río Tala, quien deberá enfrentar otro juicio técnico por el caso.


Los acusadores públicos y privados


Branto estuvo escondido 48 horas y hasta le curaron las heridas. Luego, lo entregaron en un callejón rural donde la policía fue a buscarlo para detenerlo cuando quería huir por la Ruta 9 y ponerlo a disposición de la Justicia. Desde entonces está detenido. Había dicho que no tenía nada que ver, que él no estaba en el lugar donde mataron a Lillo. Cambió cuatro veces de abogados. Este martes fue condenado y el jueves de la semana que viene le impondrán perpetua.

El fiscal Marcelo Manso propuso 30 testigos en los dos días del debate. Ante la complejidad del caso, Manso contó con la asistencia del fiscal Hernán Granda para acompañarlo como fiscal de juicio. Además, la abogada Marisa López Bravo actuó como patrocinante de la familia Lillo, particular damnificada en el caso.

El juicio fue acompañado por poca gente, y solo se pudo observar la presencia de familiares de Nelson Lillo y la funcionaria Laura Lencina, que era quien acompañaba al policía el día en que fue asesinado. 

Branto Ayala, quien ya contaba con frondoso antecedentes, reclamó por su inocencia pero de poco le sirvió porque no pudo convencer al jurado.



Leer noticias aquí:

- San Pedro Informa (4/10/22): "Caso Lillo: El jurado declaró culpable a Roberto Branto Ayala" (ver)

- La Opinión (4/10/22): "Condenaron a Branto Ayala por el crimen de Nelson Lillo: el jurado ciudadano lo declaró culpable" (ver)