AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

miércoles, 2 de noviembre de 2022

MENDOZA: "Faltaron demasiadas pruebas": el jurado no halló culpable al acusado del homicidio de Gisela Gutiérrez

EL VEREDICTO Y LA MANIFESTACIÓN 

DE LA JURADO "NO HAY PRUEBAS"



Héctor Emilio Días Tejera estaba imputado por el asesinato de la joven madre, quien desapareció en 2015 y jamás fue hallada. El tribunal popular no alcanzó un acuerdo y quedó estancado. La Fiscalía desistió continuar con la acusación.


El acusado quedó libre

Pasaron más de siete años para el desarrollo del debate y el caso quedó impune. Este jueves, un jurado popular no halló culpable a Héctor Emilio Días Tejera, alias "Tuerto o Negrucho" único detenido por el alegado homicidio de Paola Gisela Gutiérrez, cuyo cadáver jamás apareció. Debido a que el fiscal Fernando Guzzo desistió de continuar con la acusación, fue absuelto. 

La comunicación llegó minutos después de las 19.30 y generó sorpresa. El jurado le informó al juez técnico Aníbal Crivelli que no arribó a la unanimidad que requiere la emisión de un veredicto y decidieron retomar la audiencia. Debido a la conclusión que alcanzaron, el cuerpo se “estancó” y el presidente informó su decisión ante la presencia de las partes. “La realidad es que estamos estancados”, expresó.

El juez le preguntó al jurado si todos coincidían en que no había acuerdo. Una de las mujeres pidió la palabra y fue contundente con respecto al desarrollo del debate. “Podríamos haber llegado a un acuerdo si hubiese habido más pruebas. Faltaron demasiadas pruebas”, señaló.

Y hubo que darle la derecha al jurado, ya que el caso de la fiscalía era puramente indiciario, conjetural y con varios testigos de oídas. No tenían el cadáver y, además, la defensa se encargó de recordar que Gisela en otras oportunidades desapareció por largo tiempo y después retornaba.

EL JUICIO

El tribunal de ciudadanos no pudo llegar a un acuerdo con respecto a la presunta responsabilidad del Negrucho Días en el asesinato de la joven madre desaparecida en julio de 2015, en la zona La Favorita, cuando cursaba un embarazo de cuatro meses.

Los doce jueces de los hechos no se inclinaron por ninguna de las teorías presentadas: el fiscal Carlos Torres había solicitado un veredicto de culpabilidad por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego; los querellantes Fernando Peñaloza y Natalia Lorenzo por femicidio; y el defensor Diego Pablo Henríquez Guevara, la no culpabilidad.

Durante los alegatos de cierre, que se desarrollaron en horas de la mañana, el representante del Ministerio Público apuntó contra la estrategia de la defensa, descartando las hipótesis de que la víctima haya sido captada por una red de trata de personas -expediente que se archivó en la Justicia federal- o de una desaparición por motus propio, por parte de Gutiérrez.

Con respecto a eso último, buscó desacreditar a un testigo que se presentó durante el juicio y declaró haber visto a Gisela unos meses después de que su familia la empezó a buscar y destacó que el mismo hombre explicó ante las partes que tenía "poca memoria".

"Las personas no desaparecen solas, las hacen desaparecer", sostuvo Torres y comenzó a argumentar las razones por las cuales todas las pistas conducen a Días Tejera como autor del crimen de la joven.

El fiscal remarcó las contradicciones en la coartada del Negrucho, quien aseguró ante el jurado que la noche en que Gisela fue vista por última vez con vida, él no se había juntado con nadie. Justamente, la versión oficial indica que fue ultimada de un disparo en la cabeza, durante una reunión de amigos en la que abundó el consumo de alcohol y drogas, en la casa del imputado.

Fueron varios testigos -algunos de identidad reservada- los que dieron cuenta de esa situación y del ataque por parte de Días Tejera, también conocido como el Tuerto, contra Gutiérrez. Incluso, se exhibieron audios de conversaciones de WhatsApp, en los que allegados al Negrucho relataban cómo la mató.



En una de las reproducciones, un testigo le cuenta a un amigo toda la secuencia en la que el acusado, sus amigos y Gisela estaban "de gira" y "tomando cocaína". Seguidamente, relata que Días Tejera la invita a la víctima a tener sexo, a lo que ella responde: "Qué me voy a acostar con vos, tuerto culeado".

"Héctor agarra el arma y ¡Pum! Hace así y bueno, ahí acertó el tiro en la cabeza", se escuchó en el audio exhibido en la sala.

Justamente, esa noche del 19 de julio de 2015, una antena telefónica de La Favorita captó una llamada del celular de Días Tejera a las 23.10, que habría sido a un amigo a quien le dijo "me las re mandé".

Para finalizar, el fiscal Torres sentencio: "Podemos decir que encontramos la verdad, podemos decir que a Gisela Gutiérrez la mató Héctor Días Tejera". Pero lo cierto es que no había manera de precisar si Gisela murió, ni de qué forma la mataron. No había cuerpo.

La defensa se movió muy bien y desbarató los indicios de la fiscalía. El más importante de todos es que los supuestos "testigos" reservados eran de oídas y tenían interés muy concreto: cobrar la recompensa. 

Luego de los alegatos de la querella y la defensa, el Negrucho volvió a pedir la palabra -ya había declarado el miércoles-, ratificó que era inocente, pidió quedar libre y apuntó contra uno de los testigos, dando a entender que lo complicó en la causa por la recompensa que se ofrecía.

También disparó dardos contra el fiscal Carlos Torres, asegurando que lo citó a su despacho sin su abogado y quiso que definieran la causa mediante un juicio abreviado.




LA DESAPARICIÓN

Gutiérrez fue vista por última vez por sus familiares la noche del 19 de julio de 2015. Eran cerca de las 23.30 y la joven regresaba a su domicilio del barrio La Favorita Nueva. 

Su madre la estaba esperando en la vereda, pero, cuando estaba a pocos metros, Gisela le hizo una seña con una mano para indicarle que ya iba a regresar. Sin embargo, jamás volvió. 

A los pocos días, la foto de Gisela recorría los diarios de la provincia y del país. La causa la tomó en un primer momento, el entonces fiscal Especial Santiago Garay. 

En diversas oportunidades se hicieron rastrillajes en esa zona del oeste de Capital, con la participación de canes especializados en el rastreo de restos humanos. Nunca hubo ningún indicio.

Leer noticias aquí:

- El Sol (2/11/22): ""Faltaron pruebas": el jurado no halló culpable al acusado del homicidio de Gisela Gutiérrez" (ver)

- MDZ online (2/11/22): "Un jurado popular no encontró culpable al sospechoso del caso Gisela Gutiérrez" (ver)