AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

jueves, 29 de diciembre de 2022

ADIÓS PELÉ. ADIÓS O REI DEL FÚTBOL

Pelé tricampeón en México 1970

A los 82 años, falleció ayer tras una larga enfermedad O Rei Pelé. El fútbol mundial está de luto. Edson Arantes do Nascimento fue uno de los jugadores más deslumbrantes de la historia del fútbol y, para muchos, quizás el mejor de todos.

César Luis Menotti, técnico campeón mundial con Argentina '78, jugó con Pelé en el Santos en 1968 y dijo: "Pelé es el mejor de todos, era sobrenatural, era imposible". "Cualquier partido para Pelé era la final del mundo. Jugabas un entrenamiento y era la final del mundo". "Para mi era un placer estar en una cancha y verlo. Hacía cosas que uno no entendía. Le gustaba ponerse de arquero y no usar las manos, las sacaba de chilena, de palomita", afirmó en una entrevista.

"Personalmente no lo puedo poner en ninguna comparación porque está lejos de todos, lejos absolutamente", dijo el Flaco. Y sentenció: "Después, creo yo, que cada uno en su época. El flaco Cruyff, Di Stéfano, Maradona y Messi. Pero Pelé supera todas las épocas desde mi punto de vista".




La estampa única y la clase magistral de Pelé


Fue el único jugador en ganar tres veces la Copa del Mundo e integró el famoso Scratch de 1970. Junto con la Naranja Mecánica holandesa de Johan Cruyff de 1974, el equipo brasileño de 1970 está considerado el mejor de la historia de los Mundiales. Pelé hizo toda su carrera en el Santos FC de San Pablo, donde fue bicampeón de América y del Mundo en 1962 y 1963. Esta última fue frente a Boca Juniors y en la Bombonera, que lo deslumbró para siempre.


Pelé con el Santos en la mítica Bombonera,
en la final de la Libertadores ´63

Pelé y Rattín en 1963


Pelé era la gran figura del fútbol mundial. Estaba a punto de cumplir 23 años. En 1958 y en 1962 había sido campeón con Brasil en las Copas del Mundo de Suecia y Chile, a pesar de que en este último torneo jugó solo dos partidos. Un testimonio suyo posterior a aquel duelo con Boca reforzaría el mito de la Bombonera.

"Jugué en todos los estadios del mundo y jamás sentí un terremoto cuando un equipo sale al campo como en La Bombonera", dijo el brasileño. La frase está escrita en los pasillos del estadio.

Fue la primera vez que jugó en la cancha de Boca (disputaría cinco partidos más, todos con la camiseta del Santos). Ya había jugado en la Argentina: en el Monumental, con la selección de Brasil en el Preolímpico del 59, en el Cilindro de Avellaneda, en el Palacio Tomás Adolfo Ducó, en el Parque de la Independencia y en el Bosque de La Plata.

"No podré olvidar nunca de qué manera fui tratado por los propietarios de las cantinas de la Boca cuando iba a comer con mis compañeros del Santos", contó O Rei en una entrevista con la revista El Gráfico (1981). "El jugador que no logra estremecerse con el estímulo de la hinchada de Boca, está enfermo o ejerce una profesión equivocada", declaró en esa nota.


El irrepetible Scratch de 1970


La selección de Brasil que participó en el Mundial de México 1970 siempre será recordada por alinear en su once inicial a cinco grandes n° 10.

Los cinco delanteros brasileños, Jairzinho, Pelé, Gérson, Tostão y Rivelino, eran números 10 por derecho propio y juntos crearon un impulso ofensivo irresistible y quizás el ataque más demoledor de la historia, en el que Pelé tuvo un papel de renacimiento en el camino de Brasil hacia la final, participando en 14 de los 19 goles de la verdeamarela en el torneo.




La AAJJ le rinde un sentido homenaje a Pelé, a su familia y a todo nuestro amado pueblo brasileño. Chau, O Rei. Hasta siempre y gracias por tu magia inolvidable. 




Pelé, Rivelino y Jairzinho

 
Pelé y su clase en Inglaterra 1966



Maradona (19 años) conoce a su ídolo en 1979