AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

domingo, 11 de diciembre de 2022

QUILMES: Se esclareció el caso del "Monstruo en la Laguna" que atormentó a Spinetta desde 1971. Fue en La Cañada. No prescribió



Desatormentándonos. Disco clave del
rock nacional, 1971

🎵🎵🎵🎶🎶

Algo flota en la laguna

tiene forma indefinida

y al hombre que pasa cerca

con su rayo lo enloquece.

Para el tiempo de la pesca

todo ya estará perdido

hay un monstruo en la laguna

justo es el que quiera echarlo.

La caridad del universo es falsa, falsa

la tempestad recoge nidos.

Nunca cesará la causa

de la voz de la leyenda

para mí que la laguna

lleva su venganza a cabo.

🎵🎵🎵🎶🎶




Tuvieron que pasar muchos años, pero la justicia siempre llega. Nada menos que el Flaco Spinetta, prócer absoluto del rock nacional, se tuvo que encargar de este hecho jamás esclarecido. El Misterioso Crimen del Monstruo de la Laguna.

Allá por 1971, nuestro querido Luis Alberto -que en ese entonces comandaba a la incandescente banda Pescado Rabioso- escribió una crónica policial en clave poética: Algo flota en la laguna, tiene forma indefinida y al hombre que pasa cerca con su rayo lo enloquece"

Durante 51 años, generaciones enteras de rockeros nacionales nos preguntamos: ¿en qué laguna? ¿la de Gómez o La Salada? ¿quién fue? ¿dónde le pegó el rayo a ese indefinido algo? ¿cómo la tenía el monstruo? ¿había bagres en la laguna o dientudos?

Los sabuesos fracasaron una y otra vez. Década tras década, el misterioso crimen seguía impune. La grey rockera exigía juicio y castigo. "¡Hagan algo!", bramaban las huestes del mal, las hordas de chicos malos con sus camperas de cuero. 

Hasta que la DDI de Quilmes se llevó la cucarda del siglo y le afirmó al mundo entero: fue en La Cañada. Otro crimen resuelto.


Laguna La Cañada, Arroyo Las Piedras
Vean al monstruo flotando

 Al hombre que pasa cerca,
 con su rayo lo enloquece

La historia no le importa a nadie y no daremos cuenta de ella bajo ningún punto de vista. Es un mero accidente en el curso de los sucesos que verdaderamente importan.

Reiteramos a la población: de ninguna manera caeremos en el lugar común de relatar hechos que ni siquiera se sabe bien cómo ni por qué acaecieron.

De otro modo, el implacable Batman nos reprendería severamente y nos quitaría todos los Peronios que con tanto esfuerzo hemos acumulado. Jamás lo permitiremos.


La Cripto del Pueblo. El Peronio


Lo único que diremos, así como quien no quiere la cosa, es que este caso tan putrefacto como las aguas de la Lagoa de Ao Cañada terminó con un veredicto de culpabilidad para Raúl Benjamín Ibarra (45) y Gustavo Daniel Mastrángelo (35). 

Ambos fueron declarados culpables del homicidio del joven Diego Sebastián Sotelo. Veredicto unánime.

La fecha del hecho imprescriptible es en cualquier momento que usted quiera desde 1971 hasta el 29 de julio de 2017. 

La hora fue alrededor de las 14.30, en el barrio La Cañada, lindero al Arroyo Las Piedras (si es que a ese curso de agua completamente podrido se lo puede llamar Laguna), en las calles 173 bis y Arroyo San Francisco. 


La Laguna no se ve, pero es ahí donde
se armó el tole tole


En ese lugar, varios integrantes de las tribus rivales sindis y bidentes, entre los que se encontraban los acusados (sindis), se trenzaron a golpes de puño contra un grupo de jóvenes (bidentes) entre los que se hallaba Diego Sebastián Sotelo, que intentó huir del lugar y fue perseguido por los agresores que llevaban palos y un arma de fuego

Uno de los homínidos (el Heber Mastrángelo) alcanzó a Sotelo y le dio varios palazos en su cuerpo; mientras que el Negro Ibarra le efectuó varios disparos con el arma de fuego que tenía en su poder, provocándole la muerte. El finado fue identificado por lo forenses por su marca característica: sólo dos piezas dentales en el comedor.



Como había un menor (masacrado ya por el TOC en el FRPJ quilmeño), el delito fue “homicidio calificado por el empleo de arma de fuego agravado por la intervención de un menor de edad”.


Eso es todo, amigues

La jueza María Cecilia Maffei dirigió el juicio por jurados y la fiscal fue María de los Ángeles Attarian Mena.

Leer noticias aquí:

- 5 Días Periodismo del Sur (6/12/22): "El lunes empieza un Juicio por Jurados a dos hombres por el crimen de un joven en La Cañada" (ver)