lunes, 5 de junio de 2017

Caso Farré: finalizaron los alegatos de clausura y mañana será la deliberación

Hoy se llevaron a cabo los alegatos de clausura de los abogados en el juicio por jurados seguido al empresario Fernando Farré por el homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género contra su esposa y madre de sus hijos, Claudia Schaefer.

Las primeras en tomar la palabra para efectuar las conclusiones finales fueron las fiscales del caso, Carolina Carballido Catalayud y Laura Zyseskind. Las fiscales enfatizaron la cantidad de decisiones tomadas por el acusado para llevar a cabo el homicidio, comenzando por los actos de preparación para hacerlo posible, asegurándose que dos cuchillos de la cocina estuvieran disponibles en la habitación. También recordaron las conclusiones de los psiquiatras. Con ello descartaron toda posibilidad de estado de inimputabilidad o emoción violenta.

También dedicaron palabras a describir el contexto de violencia de género en que Fernando Farré mantenía a Claudia Schaefer.


Los alegatos:

Carballido Catalayud sostuvo que el acusado "decidió matar a su mujer sin una gota de piedad, a sangre fría y de la forma más cruel, sin importarle las consecuencias", y efectuó un repaso de la prueba producida durante el juicio, demostrando haber cumplido con cada una de las promesas efectuadas durante el alegato de apertura: "el primer día prometimos pruebas y las trajimos". 

Principalmente se dedicó a efectuar un análisis de la conducta del acusado, no solo durante el hecho, sino también los días previos al homicidio. resaltando las reiteradas agresiones físicas y verbales de Farré hacia la víctima, dando cuerpo al contexto de violencia de género en que esta última vivía: "se probó que la relación se daba en el marco de violencia de género, donde había violencia física, psicológica, verbal y económica". Se trató de un "femicidio de manual y a sangre fría", resumió.

Zyseskind hizo énfasis en que Farré cometió el hecho lúcidamente, sabiendo lo que hacía y queriendo hacerlo: "Tenía la mente sana. No hubo psicosis ni retrasos madurativos. Farré estaba orientado en tiempo y espacio cuando cometió el crimen. Decidió y quiso cada uno de los pasos que tomó ese día, desde hacerse de los cuchillos hasta terminar de degollar a su mujer"

Luego siguió el turno del abogado de la familia de la víctima, Jorge Sandro, quien remarcó que el acusado mató a su esposa "como a un animal" y coincidió con las fiscales en que actuó "como lo tenía previsto" y concluyó que "la defensa fracasó por completo" y que todas las excusas planteadas son inexactas y no se ajustan a la verdad.

Finalmente fue el turno de la defensa, a cargo del abogado Adrián Tenca quien, junto a su equipo, insistió en las hipótesis de inimputabilidad y emoción violenta.


Lo que sigue:

Concluidos los alegatos, el juez dispuso dedicar la tarde de hoy para debatir junto a los abogados las instrucciones que deberán impartirse al jurado antes de que se retiren a deliberar.

Las instrucciones del juez al jurado constituyen un acto fundamental de un juicio por jurados. A través de ellas, el juez técnico explicará al jurado cuáles son las reglas jurídicas que deberán aplicar (en síntesis, les explicará el contenido del derecho constitucional y probatorio aplicable, les indicará algunas pautas fundamentales que deberán tener en cuenta para la deliberación y, finalmente, les explicará en qué consisten los delitos imputados y las defensas planteadas y cuáles son los elementos que cada opción de veredicto requiere que sean probados).

Tras definir su contenido, el juez reunirá nuevamente al jurado en audiencia pública y procederá a la lectura de las instrucciones. Esto sucederá mañana, martes, por la mañana.

Tras esa lectura inmediatamente enviará al jurado a deliberar, brindándoles una copia escrita de las instrucciones y el formulario de veredicto que el presidente del jurado deberá completar una vez que hayan arribado a una decisión. De acuerdo a lo debatido durante el juicio y a lo planteado por las partes, todo parece indicar que en líneas generales el formulario de veredicto contendrá las siguientes opciones:
  • Homicidio doblemente agravado por el vínculo y por producirse en un contexto de violencia de género (delitos acusados por las fiscales y por el abogado de la víctima)
  • Homicidio agravado por el vínculo en estado de emoción violenta (una de las hipótesis sostenidas por la defensa de Farré).
  • No culpable por razones de inimputabilidad (otra de las hipótesis de la defensa).
El jurado deberá optar por una de ellas.

Una vez en el recinto de deliberación, los doce jurados titulares deberán debatir y alcanzar el consenso necesario para que pueda considerarse probada una de las opciones brindadas: el veredicto de homicidio agravado requiere unanimidad, mientras que para los supuestos planteados por la defensa alcanzan 10 votos.

La deliberación continuará, en sesión secreta (nadie podrá ingresar al recinto de deliberación) y continua durante el tiempo que sea necesario hasta que se arribe a un veredicto.

Una vez que ello ocurra, el juez convocará nuevamente al jurado y a las partes a la sala de audiencias para que el presidente del jurado proceda a la lectura del veredicto.

Si el veredicto es "culpable" deberá llevarse a cabo una audiencia de cesura (ya sin el jurado) para que el juez discuta con los abogados cuál debe ser la pena aplicable. Si el veredicto es "no culpable por inimputabilidad", durante esa audiencia se evaluará si corresponde aplicar una medida de seguridad.


Leer noticias relacionadas:

- Clarin (05/06/17): Para las fiscales, Farré "tenía plena conciencia de todo lo que hizo" [Ver]

- TN (05/06/17): La defensa del abogado de Farré: narcisismo, acto irreflexivo y feroz [Ver]

- Crónica (05/06/17): "Farré la mató como a un animal y por placer" [Ver]