martes, 28 de noviembre de 2017

CASO MELINA ROMERO: El jurado condenó a "Chavito" por homicidio preterintencional y privación ilegal de la libertad


Tras seis jornadas de un juicio agotador y plagado de cuestionables decisiones probatorias y de conducción del juez, el jurado halló culpable al único acusado por el crimen de Melina Romero, Joel Fernández, alias "Chavito".

El jurado rindió los siguientes veredictos: culpable de homicidio preterintencional (por unanimidad), culpable de privación ilegal de la libertad coactiva agravada por el concurso de tres o más personas (por 11 votos contra 1) y no culpable del cargo de abuso sexual agravado.

El juez Adrián Berdichevsky y
el expediente presidiendo su estrado
De este modo, el jurado se apartó de los delitos de femicidio y de violación requeridos por la acusación (a cargo del abogado Marcelo Biondi, pues la fiscalía desistió por falta de pruebas), que hubieran enviado a "Chavito" de por vida a la cárcel.

En lo relativo a la acusación por homicidio, los jurados determinaron que "Chavito", de 20 años, tuvo participación en la muerte aunque ese no habría sido el fin buscado (de ahí la calificación de preterintencionalidad y no de intencionalidad).

El juez Adrián Berdichevsky detuvo inmediatamente al acusado argumentando el peligro de que pudiera fugarse frente a la pena en expectativa. El jueves se llevará a cabo la audiencia de cesura tras la que se conocerá el monto de la pena.

La declaración más importante y polémica fue la que brindó la joven M. que actualmente tiene 20 años y está procesada por falso testimonio agravado por ser en causa criminal y en perjuicio del inculpado. Allí se encuentra a la espera de fecha de juicio con una estimación de pena de 4 años de prisión.

Esa imputación obedece a que luego de su primera declaración en esta misma causa, incriminando a varias personas (entre ellas a "Chavito"), brindó seis declaraciones posteriores cambiando datos sustanciales, llegando incluso a negar expresamente la participación del acusado en una carta escrita de puño y letra. 

La defensa de Chavito, a cargo de los defensores oficiales Santiago Reil y Mariano Valentini, se había opuesto a que M. declarara como testigo en tales términos, proponiendo esperar al resultado de aquel juicio, pero el planteo fue arbitrariamente rechazado, sellando la suerte del debate.

En ese escenario, todo indica que M. declaró bajo el asesoramiento de su abogada defensora en la causa por falso testimonio, quien se encontraba presente en la sala de audiencias y, sin ser parte, llegó a gritar desde el fondo (en presencia del jurado) señalando desaprobación ante preguntas del interrogatorio que no le parecían adecuadas. Incluso, al inicio M. se negaba a declarar y se retiró abruptamente de la sala de audiencias; en ese momento, la abogada corrió a su encuentro en una sala contigua a la del juicio y mantuvo un entrevista con ella, tras la que, reanudado el interrogatorio, reiteró en líneas generales su primera declaración.

Pero allí no terminaron las decisiones fatales del juez. Insólitamente, durante todo su interrogatorio la testigo fue consolada por la secretaria del tribunal, quien afectuosamente le sostenía la mano y le acariciaba la cabeza, pese a la oposición de la defensa que veía en esa actitud indebida un obstáculo ilegítimo e infranqueable a toda posibilidad de cuestionamiento de credibilidad.

Algo jamás visto en un juicio. Además el juez cometió un grave exabrupto al indicar a la testigo, frente al jurado, que era importante que escucharan lo que tenía que decir. 

El abogado de la querella
Marcelo Biondi
En ese contexto la testigo relató que en la madrugada del 25 de agosto de 2014 Melina (que había festejado la noche anterior su 18° cumpleaños en el boliche Chankanab, de San Martín) la había pasado a buscar con el "Chavito" y otros jóvenes por su casa y luego fueron a otra vivienda, donde les dieron drogas y alcohol y supuestamente abusaron de ellas.

Según indicó, luego no las habrían dejado retirarse hasta que Melina falleció (por causas que nunca pudieron conocerse concretamente, aunque los peritos fueron coincidentes al señalar que todo apuntaba al consumo excesivo de drogas) y que las subieron a ella y a Melina (ya sin vida) a un auto y fueron hasta un arroyo desde donde podía verse el cartel de la empresa 3M sita en la entrada a Hurlingham (allí se encuentra el arroyo Morón), donde dijo que pudo presenciar cómo tiraron el cuerpo de su amiga (el cadáver fue encontrado un mes después pero en otro sitio, cerca de otro arroyo, el Marrón, en el predio de la CEAMSE, en José León Suárez). 

Punto final para un polémico juicio, aunque ahora el debate se trasladará al Tribunal de Casación bonaerense, órgano que deberá evaluar un sinnúmero de agravios relativos al profesionalismo e imparcialidad con que se condujo el debate y, también, a revisar la credibilidad de los dichos de la joven M. frente a estándares objetivos de prueba con base en los registros de audio y video.


Leer noticias relacionadas:

- TN (27/11/17): El crimen de Melina Romero: condenaron a Joel "Chavito" Fernández y quedará detenido [Ver]

- Crónica (27/11/17): Caso Melina Romero: el Chavito fue declarado culpable y aún resta la sentencia [Ver]

- La Nación (27/11/17): Condenaron al único acusado del crimen de Melina Romero [Ver]

- Infobae (27/11/17): Joel "Chavito" Fernández fue encontrado culpable del crimen de Melina Romero [Ver]

- Infobae (22/11/17): "Nos drogaron, nos violaron, Melina murió y la tiraron en un arroyo", declaró una testigo en el juicio por el crimen de la adolescente [Ver]

- Infobae (21/11/17): Con jurados y sin acusación de la fiscal, comienza el juicio por el crimen de Melina Romero [Ver]