jueves, 21 de diciembre de 2017

ZÁRATE CAMPANA: El jurado condenó a uno de los acusados y absolvió al otro por el homicidio de un comerciante

El jurado popular declaró culpable a Jonatan Allall por el delito menor incluido de homicidio preterintencional. El juez Facundo Maximiliano Puente lo condenó severamente a 5 años y 6 meses de reclusión. Pero el jurado decidió declarar no culpable al coimputado Lucas Allall por el hecho.

LOS HECHOS

El 6 de octubre de 2014, a eso de las 20 horas, en la puerta del comercio ubicado en la calle 9 de Julio de Los Cardales, los hermanos Lucas (28) y Jonatan (26) Allal protagonizaron una fuerte discusión con el comerciante Federico Cruz. Presenció los hechos el hijo de doce años de la víctima. A la postre, fue el testigo fundamental del hecho.

La infortunada víctima Federico Cruz

La discusión fue subiendo de tono y devino en pelea abierta por un incidente previo entre los hijos de Cruz y los Allall. Desde el inicio mismo de la investigación, la fiscalía y la policía concluyeron que no se trató de un robo o intento de robo, sino de una riña o altercado entre las partes por cuestiones anteriores entre ellos.

En ese marco, Cruz -que era muy corpulento- recibe una herida punzante con un objeto no identificado que no se logró secuestrar. Luego, en el juicio, se determinó que fue un destornillador que Jonatan Allall agarró en medio de la pelea.

Lo raro del caso es que, tras la trifulca, los hermanos Allal se fueron del lugar en un Fiat Uno rojo y Cruz se metió adentro de su comercio. Nada indicaba que estuviera herido. El comerciante no tenía un solo rasguño ni mancha de sangre alguna.

En el fragor de la pelea, ni él ni los hermanos Allall se dieron cuenta que tenía una herida que le estaba causando una hemorragia interna mortal. Minutos después, Cruz se empieza a sentir mal, se cae al suelo, llega la ambulancia y fallece poco después.

Por esa razón, los acusados fueron rápidamente detenidos e imputados por homicidio simple. En el juicio se desempeñó -con s habitual solvencia- el fiscal José Luis Castaño.

El fiscal José Luis Castaño, a la derecha

Los testigos del boliche donde fueron detenidos ambos hermanos declararon que estaban medio borrachos. Cabe consignar que los Allal registraban ya antecedentes contravencionales por desórdenes, ebriedad, riñas y alguna causa penal por peleas y lesiones, como así también hurtos y robos menores.

EL JUICIO

El jurado rápidamente ubicó las cosas en su lugar. En primer término, los jurados descartaron por completo cualquier responsabilidad en el hecho de Lucas Allall. También descartaron la débil defensa del abogado particular, que esgrimió una legítima defensa necesaria.

Pero, con gran lucidez, supieron ver que -con los hechos probados en el debate y tal cual fueron relatados antes- no existió dolo de matar en Jonatan Allall, sino una culpa en el resultado final. Es decir, la clásica forma del delito preterintencional.

Tras una larga deliberación, los jurados votaron por unanimidad condenarlo por homicidio preterintencional y descartar la acusación por homicidio simple.

No obstante esto, recibió una dura pena.

Leer noticias aquí

-Opinión 24 Info (6 de octubre de 2014) "Asesinan a un comerciante de Los Cardales" (ver)