sábado, 5 de mayo de 2018

BAHÍA BLANCA: Mató a padre e hijo tras discutir por un chancho

El jurado deliberó hasta hace pocas horas, en plena madrugada del sábado, y condenó de manera unánime a Rubén Fabián Angelosante (40) por el doble homicidio con una carabina calibre 22 de Miguel Mayer (59) y su hijo Juan Manuel (18).

El doble homicida Angelosante

El trágico hecho se cometió el 13 de marzo de 2017, entre las 9 y las 10 horas y no pudo ser más absurdo. Todo ocurrió por un disputa comercial ante la supuesta desaparición de un chancho en la localidad rural de Colonia Graciela, en el pueblo de Juan A. Pradere

La autopsia determinó que Mayer padre, un productor agropecuario que se dedicaba a la cría de cerdos, murió por una fuerte contusión en el cráneo que le causó una hemorragia interna cerebral, mientras que su hijo recibió un tiro en el pecho que le atravesó la aorta.

Llamados familiares y de amigos no respondidos generaron el traslado hasta el campo -ubicado a unos 14 kilómetros del radio urbano de Pradere. Según trascendidos, una hija de la víctima y un conocido buscaron en medio de la noche, y encontraron a padre e hijo tendidos en el piso y sin vida en el sector de corrales, a escasos metros de distancia uno del otro.

Mayer padre e hijo

El doble crimen enlutó a todo el pueblo de Pradere y lo sumió en una angustia poca veces vista, ya que la detención de Angelosante ocurrió tras un investigación que duró varios días. Mientras tanto, se tejieron todo tipo de hipótesis. Nadie podía comprender el porqué de semejante asesinato.

LA APARICIÓN DE UN TESTIGO CLAVE QUE DECLARÓ ANTE EL JURADO 

Todo terminó para Angelosante cuando los investigadores dieron con un testigo casi presencial de los hechos. Su testimonio ante el jurado fue contundente y selló la suerte del doble homicida.

El testigo, al que la justicia identificó como A.A.D., fue clave para reforzar el cuadro probatorio que brindó la autopsia y el hallazgo de las vainas servidas de calibre 22. El testigo dijo que vio a Angelosante cuando se dirigió a la zona de las víctimas -y donde luego aparecieron los cuerpos- y regresó con una marca de golpe en la cara. 

Ingresó en su vivienda un instante, salió con un arma de fuego en la mano, luego se la colocó en la cintura, al grito de “...voy a ajustar cuentas”.

El hombre, según el testigo, volvió al lugar del hecho y luego se escucharon varios detonaciones compatibles con disparos, y lo vio a Angelosante cuando regresó desde el campo vecino con el arma.

El testigo, además, relató que Angelosante y Mayer habían discutido fuertemente en el pasado y que la discordia entre ellos era evidente. Lo que nadie suponía es que iría a matarlos a los dos por un chancho.



VEREDICTO UNÁNIME Y EMOCIÓN DE LOS FAMILIARES

Tras una larga deliberación que insumió parte del viernes y se extendió hasta la madrugada de hoy (sábado), el jurado declaró culpable de manera unánime a Angelosante por homicidio agravado por el arma de fuego (Hecho I contra Mayer hijo) y por homicidio simple (Hecho II contra Maier padre).

“El jurado valoró la vida e hizo justicia, la tranquilidad de un pueblo e hizo justicia”, consideró la abogada Victoria Fernández, quien representó legalmente a la familia Mayer. “Quiero que sea el máximo de condena posible, porque es un doble homicidio y además porque mató a un chico con toda una vida por delante, sin darles lugar a nada”, comentó Fernández. Agregó que tras la decisión “las sensaciones son de mucha paz, ya que que el pueblo -por el jurado- ha creído en la verdad de lo que pasó. Eso da mucha tranquilidad”.

“En un juicio por jurados por este tipo de delitos, donde no encontramos el arma homicida, porque el acusado tuvo todo un día para deshacerse de ella, era muy difícil que la gente que no sabe de derecho entienda que había un montón de condiciones que daban a esta persona como culpable. Por eso, es muy gratificante que haya salido a la luz toda la verdad de lo que pasó”.

El debate fue dirigido por la jueza Claudia Fortunatti. La acusación corrió por cuenta del fiscal Marcelo Del Cero y los abogados Julio Czerniecki y Valentín Fernández defendieron al encausado.

La juez Claudia Fortunatti
Leer las noticias aquí:

- Diario Río Negro (5/5/18) "Declaran culpable al doble homicida de Pradere" (ver)

- Diario La Nueva Provincia (12/8/17) "Prisión preventiva confirmada por el doble crimen de un hombre y su hijo" (ver)

- La Nueva Provincia (6/05/18) "Doble crimen en Pradere: “El jurado valoró la vida e hizo justicia” (ver)