jueves, 15 de noviembre de 2018

BAHÍA BLANCA: Por unanimidad, el jurado declaró culpables de homicidio en ocasión de robo a dos ladrones que mataron a un jubilado en una entradera

Un jurado declaró culpables a Maximiliano Saúl Castillo y Jonathan Pablo Morales por el homicidio en ocasión de robo del jubilado Abel Contreras, ocurrido durante una entradera registrada en enero del año pasado en Coronel Pringles.

El suceso conmocionó a Coronel Pringles. Hubo marchas exigiendo justicia y seguridad. El veredicto unánime de culpabilidad del jurado trajo un enorme alivio a la comunidad pringlense. Los condenados pasarán entre 10 y 25 años entre las rejas, según la pena que imponga el juez este miércoles.

Marchas exigiendo justicia en Coronel Pringles
Es que ambos fueron declarados culpables por unanimidad por el delito de robo agravado con resultado de homicidio, previsto en el artículo 165 del Código Penal. La figura legal estipula una dura pena de entre 10 y 25 años de cárcel en el caso de que "con motivo u ocasión del robo resultare un homicidio".


El debate fue dirigido por el juez del Tribunal en lo Criminal Nº 1, Ricardo Gutiérrez. El abogado Maximiliano de Mira representó a Castillo.


Castillo enfrentó al jurado y declaró: "Lo mató Morales. Yo no entré a la casa. Fui con él hasta la casa del viejo, en Francia 1745, porque Morales me dijo que había plata en esa casa".

“Estábamos ebrios y le hice de campana a Morales. Él golpeó la puerta, dijo "soy policía" y cuando Contreras le abrió, lo golpeó. Quise separarlos cuando Morales lo tenía en el piso y lo golpeaba, pero no pude, así que salí asustado”, declaró Castillo.

Los acusadores y al fondo los acusados con sus defensas

Por su parte, el defensor oficial Pablo Radivoy, que representó a Morales dijo en el inicio del juicio que Morales siempre negó los cargos y aseguró que quien debía ser juzgado era Gastón Morade, a quien se le secuestró un cuchillo propiedad de la víctima. Morade, en un principio, fue sospechoso del caso y luego se desestimó su intervención.

Lo cierto es que, antes de morir, el jubilado de 71 años reconoció a Morales como el que lo golpeó y lo mató. Así lo declaró la sobrina de Contreras durante el debate, que fue seguido con enorme atención en Coronel Pringles.

No sólo eso. Una vecina, cuyo testimonio fue clave, dijo que, en la tarde previa, vio pasar a Castillo y otros dos por la casa de la víctima: “Miraban para adentro y volvieron a pasar un par de minutos después, aunque nunca pasaban por ahí”, señaló la mujer.

La casa de Contreras

El fiscal Jorge Viego y el abogado Leandro Aparicio (representante del particular damnificado) también participaron del juicio.

Ambos lograron demostrar más allá de toda duda razonable tanto el hecho como la autoría de Morales y Castillo. A pesar de los esfuerzos de las defensas, los jurados consideraron acreditada la acusación por unanimidad.  Para ellos no hubieron dudas: los dos acusados entraron a robar y mataron al jubilado, quien murió horas después en un hospital de Bahía Blanca debido a los golpes fuertes en el rostro y el pecho.


Abel Contreras


Leer las noticias aquí:

- La Nueva Provincia (22/4/17): "Confirman preventivas por un homicidio despiadado" (ver)

- La Nueva Provincia (15/4/18): "Juicio por jurados: declararon culpables a los dos acusados por un crimen en Coronel Pringles" (ver)

- El Orden de Pringles (13/11/18): "Abel reconoció a uno de sus agresores" (ver)