jueves, 15 de noviembre de 2018

SAN NICOLÁS: Perpetua por unanimidad para el matrimonio Ovejero por el crimen de la verdulera de Ramallo

A las 23 hs del día de ayer, el jurado popular emitió un veredicto unánime de culpabilidad por el escalofriante femicidio de Silvia García. 

Se conoció al caso como "El crimen de la verdulería de Ramallo". Los asesinos condenados por el jurado popular fueron el matrimonio compuesto por Mariel Zamora (28) y Ramón Ovejero (32), ambos dueños de la verdulería "Mar-Yes". 

El jurado determinó que ambos fueron los asesinos de su empleada de años, Silvia García, de 40 años y dos hijos.

La infortunada Silvia García


Los hechos:

El espantoso crimen estremeció a la localidad de Ramallo. La conmoción fue total. Nadie podía creer el nivel de crueldad. El cuerpo de Silvia García había sido encontrado en una cámara frigorífica de la verdulería donde trabajaba, degollada y con una bolsa cubriendo su cabeza, luego de permanecer un día desaparecido. 

Ese día, Silvia -que estaba separada de su esposo- no regresó a buscar a sus hijos de 13 y 3 años a la casa de él. Por tal motivo, y al ver que no respondía ningún mensaje, lo llamó a Ovejero. Ovejero le dijo que Silvia se había ido del trabajo a las 21 hs a buscar a los chicos. Comenzó la desesperación y la intensa  búsqueda. Todo el pueblo se movilizó.

Hasta tal punto fue así que los condenados Ovejero y Zamora participaron activamente en la "búsqueda" de García junto al ex esposo de la víctima. Inclusive cerraron el comercio "en solidaridad" con la familia. Las cámaras de seguridad de la zona permitieron establecer que García ingresó, pero que nunca salió del comercio Mar-Yes, en la esquina de San Martín y Sarmiento de la ciudad de Ramallo.


La pareja asesina


Pasó otro día entero y Silvia no apareció. Por tal razón, durante la tarde del viernes 20 se lo llamó nuevamente al dueño del comercio para tomarle declaración testimonial, porque él había sido la última persona en ver a Silvia. 

El hombre estaba acompañado de su mujer y ambos se mostraron muy nerviosos al responder las preguntas que se les hacían. Incluso pidieron cortar la declaración porque tenían que ir hasta el comercio a buscar unos elementos para una fiesta escolar de sus hijos. Esto llamó la atención de los investigadores.


El lugar del asesinato


Les otorgaron el permiso, pero los siguieron de cerca y lograron ingresar al local. Los efectivos de la DDI recorrieron el comercio y encontraron el cuerpo de la víctima en el interior de la cámara frigorífica, degollada y adentro de una bolsa.

Todo había sido prolijamente lavado y limpiado.

Días después se realizaron nuevas pericias en el lugar y se halló el teléfono celular de la víctima, una cartera, y se recogieron otras pruebas de importancia para la causa.

El juicio, la reconstrucción y los motivos del crimen: un triángulo amoroso

Durante el juicio terminó por emerger la verdad. El fiscal Darío Giagnorio y el querellante Juan Carlos Marchetti lograron demostrar su teoría del caso acerca de cómo sucedió el crimen, cuáles fueron los motivos y que participación tuvo cada uno de los dos acusados.

Al parecer, Mariel Zamora se enteró que su marido estaba manteniendo una relación sentimental con Silvia, su empleada. 

Furiosa, llegó a discutir con Ramón Ovejero. Ella veía claramente que Ovejero se iba a separar, la iba a dejar sola con sus hijos y se iba a ir a vivir con Silvia. Este fue el desencadenante del crimen. 


Fiscal Rubén Darío Giagnorio

El juez Cristian Ramos instruyó al jurado sobre los dos veredictos posibles que se debatieron en el juicio: 1) culpables por homicidio calificado por el vínculo o 2) no culpables.

La labor del juez resultó determinante ya que, a último momento y antes de deliberar, las defensas realizaron un intento desesperado por introducir una opción alternativa de veredicto por homicidio atenuado y homicidio emocional. El juez, con gran criterio, les rechazó el planteo ya que no había existido en el juicio prueba que pudiera apoyar tal pedido. 

Finalizadas estas incidencias, el jurado se retiró a deliberar. Lo hicieron por varias horas, hasta que a las 23 hs regresaron con su veredicto:


"Nosotros, el jurado, por unanimidad declaramos a Mariel Zamora y a Ramón Ovejero culpables de homicidio calificado por el vínculo"


Las repercusiones:

La familia de Silvia García estalló en vítores y llantos por tanta emoción contenida. Ayer, su hermana Viviana había dejado un sentido mensaje: "Justicia sería que Silvia vea crecer a sus hijas y que esté con nosotros".


Viviana García, la hermana de Silvia



El día jueves próximo se realizará la audiencia de cesura donde se discutirá e impondrá la prisión perpetua.


El querellante Marchetti alegando ante el jurado


Leer noticias aquí:

- Visión regional (14/11/18): "Femicidio de Silvia García en Ramallo: Prisión perpetua para Ovejero y Zamora" (ver)

- FM Acero (14/11/18): "Viviana García: Justicia sería que Silvia vea crecer a sus hijas y que esté con nosotros" (ver)