jueves, 9 de mayo de 2019

QUILMES: Ex jefe de la barra brava del Cervecero, declarado no culpable por inexistencia del hecho

Un jurado popular declaró no culpable a Ramiro Bustamante, el ex jefe de la barra brava del Quilmes Athletic Club, al que se le imputaba un confuso y presunto secuestro extorsivo contra el joven Matías Falcone.

Resulta que Falcone es el hijo del dueño de la popular bailanta quilmeña  Diversión. La defensa logró probar en el debate que existían rencillas tremendas entre el acusado y el dueño del boliche. Todas ellas relacionadas con la barra del QAC y acusaciones mutuas por distribución de opiáceos.



Las teorías del caso en pugna

La fiscal María de los Ángeles Attarian Mena intentó denodadamente probar su teoría del caso: Bustamante y tres más secuestraron en un auto estacionado en una estación de servicio a Falcone y cobraron un rescate, supuestamente pagado por el dueño del boliche.

La teoría del caso de la defensa, a cargo del abogado Pablo Bonanatta, fue contundente desde el inicio: "El hecho jamás existió. Todo fue un invento. Ni una sola prueba ubicaba a  Bustamante en ningún secuestro. Solamente la palabra de Falcone contra el acusado. Todo se trató de una “puesta en escena”.

Las pruebas del juicio

Así las cosas, el acusado abrió el debate con su versión.

El ex líder de la barrabrava del Cervecero,
siendo retirado de la sala

La fiscalía pasó unos infaltables audios de WhatsApp entre estos personajes del hampa sureña. Pero luego llamó a un testigo clave, al parecer el eje del conflicto entre el barra y Falcone: Gabriel "Tati" Luque.

El Tati era el encargado del bar en la bailanta Diversión. Pero Bustamante lo detestaba y le exigía mediante amenazas al dueño que lo echara.

A pesar de ello el relato de Luque fue vacilante y muy poco creíble. Dejó muchísimas dudas, según consignó la prensa local.

Cuando llegó el turno del presunto secuestrado Falcone, tampoco fue muy bien la cosa. Causó una pésima impresión a los presentes, fue dubitativo en detalles muy importantes sobre el hecho y quedó flotando la sensación de que la denuncia era un vuelto por broncas pretéritas acumuladas noche a noche. 

Durante esta declaración, Bustamante fue retirado de la sala por el juez Alejandro Portunato (con la conformidad del abogado defensor) para permitir el normal desarrollo de la declaración de Fortunato.



Los alegatos:

La fiscal le dijo al jurado en su cierre: “no quedan dudas de que hubo un secuestro extorsivo y que Ramiro Bustamante fue uno de los que participó en el hecho cometido el 29 de agosto de 2015. Falcone recibió un llamado de Bustamante para encontrarse en una estación de servicio en Vicente López y Perón para hablar, pero Bustamante le pegó y le dijo ‘vos no quisiste echar a Tati, ahora vos, traidor, vas a ver lo que te pasa'”.

La defensa no se guardó nada tampoco: "No hay una sola prueba que lo ubique en el lugar. Nadie identificó a los otros presuntos tres secuestradores. Los audios de la fiscalía no hablan del secuestro, sino de los problemas que ellos tenían, que eran de drogas y de cancha”. 

"Lo que sí se probó es que Bustamante y Falcone se encontraron para hacer una venta de drogas dentro del auto y Falcone le pidió que lo llevara a la casa de la madre, se bajó del auto y Bustamante se volvió a su casa. Eso fue todo lo que sucedió”.

“Mi hipótesis es que era tan fuerte la pelea que Falcone buscó la forma de sacárselo de encima y lo involucró en un delito gravísimo”, concluyó el defensor, al tiempo que solicitó que se lo declarase “no culpable”.
Pasadas las 16, luego de deliberar por más de dos horas, la presidenta del jurado dio a conocer el veredicto: no culpable.

Leer las noticias aquí: 

- El Sol (9/05/19) "Juicio por Jurados a exjefe barra del QAC: Bustamante, no culpable" (ver)

- Diario Popular (9/05/19) "Quilmes: ex jefe barra fue declarado no culpable en un juicio por jurados" (ver)