jueves, 4 de julio de 2019

AZUL: Condena unánime para padre que forzó a su niño de dos años a practicarle una fellatio

Un jurado de doce vecinas y vecinos de Azul condenó por unanimidad al autor de un terrible hecho de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo. Miguel Ángel Cáceres, padre de una criatura de sólo dos años, fue encontrado culpable de obligar a su pequeño hijo a succionarle el pene. Un verdadero espanto.


.


La denuncia la efectuó la madre, cuando escuchó de boca de su hijo “Mi papá me puso el pito en la boca”. Como suele suceder, la prueba central del debate fue el testimonio de la criatura producida en Cámara Gesell y el informe de los peritos psicólogos aportados por el fiscal Ignacio Calonge.

El abogado defensor Gustavo Gabriel Scotto intentó denodadamente probar que no fue Cáceres el autor. Su estrategia se basó en que el nene nunca dijo el nombre de su padre y, para la época de la denuncia, la madre ya tenía otra pareja a la que el niño también le decía "papá".

Sin embargo, el intento no prosperó. El jurado, por unanimidad (lo cual resalta aún más el valor del veredicto unánime para despejar el error), consideró que el niño inequívocamente hacía referencia a su papá biológico Miiguel Cáceres.

El juicio se desarrolló bajo la dirección de la jueza Magdalena Forbes, del tribunal oral n° 2 de Azul.

Al terminar el debate, y no obstante el resultado adverso, el letrado Gustavo Scotto declaró: "Hubo una muy buena convocatoria de jurados. La audiencia de selección fue muy dura. Aun cuando fue mi primer juicio, quedé muy satisfecho con el jurado. Es una alternativa importante para la defensa, que me permitió discutir cosas que en un juicio profesional me hubieran sido imposible plantear o siquiera ser escuchado”.