sábado, 7 de septiembre de 2019

MENDOZA: Un jurado declaró culpables de homicidio a padres que golpearon hasta la muerte a su bebé Valentín Tizza

El pobre bebé Valentín Tizza

El 15 de abril de 2018, el matrimonio compuesto por Sebastián Tizza (24) y Celeste González (23) ingresó con su hijo Valentín, de un año y diez meses, a la guardia del hospital Las Heras, de Tupungato, en el Valle de Uco, donde los médicos constataron que el niño ya estaba muerto. El cuerpo tenía signos de golpes en la frente, hematomas en un ojo y lesiones en el abdomen y otras partes del cuerpo.

Los detuvieron inmediatamente y allí mismo por orden de la fiscalía, que los imputó por homicidio agravado por el vínculo. Luego pudo constatarse que el niño murió por un golpe que le destrozó el hígado. 

Ambos padres se incriminaron mutuamente por la muerte.

EL JUICIO POR JURADOS

Debido a la conmoción que el caso produjo en el Valle de Uco se dispuso un cambio de jurisdicción, y finalmente, el juicio se llevó a cabo en la ciudad de Mendoza.

Horacio Cadile fue el juez que presidió el tribunal de jurados en reemplazo del juez Ramiro Salinas, quien tuvo un cólico renal que le impidió seguir.

Juez Horacio Cadile


LA TEORÍA DEL CASO DEL FISCAL


Javier Pascua, experimentado jefe de fiscales del Valle de Uco, solicitó al jurado que declararan a los acusados culpables por el delito de homicidio agravado por el vínculo. Al padre por comisión y a la madre por omisión impropia.

Fiscal Javier Pascua

El fiscal logró probar más allá de toda duda razonable los siguientes dos puntos cruciales:

1) Que existían antecedentes de violencia contra el menor por parte de la pareja. De hecho, los imputó por lesiones leves y golpes sufridos por el menor a los ocho meses de edad. Para el fiscal, el padre golpeaba al bebé ante la absoluta indiferencia de la madre. "Lo puso en la jaula del león”, indicó Pascua, en referencia a que la madre permitió que el padre ejerciera violencia contra su hijo.

“Tizza fue el autor de los golpes, es así de simple. Cada vez que Valentín estaba con él, volvía lesionado”, afirmó el fiscal. 

2) El fiscal Pascua también logró probar el móvil del crimen: Los celos.  Advirtió que “se juntaron para hablar de las infidelidades, discutieron, él se enojó y golpeó al pequeño. Dijo que era un niño no querido”.

“Los dos son culpables, Celeste por incumplir su deber, omitió lo que debía hacer y lo llevó a la casa de Tizza. Él lo golpeó en la primera causa y luego lo mató. Los dos son asesinos, por eso les pido un veredicto de culpabilidad”, argumentó.

LA ESTRATEGIA DE LAS DEFENSAS

La madre del niño fue defendida por el abogado Maximiliano Legrand, quien sostuvo la inocencia de su clienta, ubicándola como una víctima de violencia de género por parte de Tizza (el padre del niño), quien era el autor de crimen. "Le pegaba trompadas en la panza porque decía que no era de él", declaró la madre en su defensa.

Tizza, en tanto, fue defendido por los defensores públicos Nadia Moreno y Marcos Alicciardi. Ambos realizaron una gran labor. Lucharon hasta el último intento por demostrar que la madre fue quien golpeó al bebé y que el golpe fatal se había provocado con anterioridad al día en que murió Valentín, cuando el niño no estaba con su padre. No los acompañó el jurado.

VEREDICTO UNÁNIME A LAS 4 AM 
OCHO HORAS DE DELIBERACIÓN



Tras recibir las instrucciones del juez, el jurado se retiró a delibera a eso de las 20 hs.

Deliberaron arduamente. Durante mucho tiempo. Analizaron las pruebas en forma minuciosa. Pidieron ver videos. Discutieron y evaluaron los hechos en profundidad. Las horas pasaban, y el veredicto se hacía esperar.

Deliberaron por más de 8 horas, hasta pasadas las 3 de la madrugada del sábado. Finalmente, arribaron a sendos veredictos unánimes (tal como exige la ejemplar ley mendocina).

El juez convocó a las partes y el jurado fue llamado para rendir sus veredictos en audiencia.

El presidente del jurado, visiblemente conmovido, leyó los veredictos unánimes:

"Nosotros, el jurado, encontramos al acusado Sebastián Tizza, culpable del delito de homicidio agravado por el vínculo, por comisión, conforme al requerimiento de la acusación"

"Nosotros, el jurado, encontramos a la acusada Celeste González, culpable del delito de homicidio agravado por el vínculo, por comisión por omisión, conforme al requerimiento de la acusación"

Además, la fiscalía había formulado cargos contra ambos acusados por otro hecho de violencia, requiriendo la culpabilidad de ambos por el delito de lesiones agravadas por el vínculo. Respecto de estos hechos, el jurado arribó a un veredicto unánime de culpabilidad contra Tizza.

Respecto de esta acusación, el jurado no pudo ponerse de acuerdo, por lo que se declaró estancado.

El jurado también se estancó al intentar rendir un veredicto por un tercer hecho contra Tizza, por el delito de desobediencia.

Frente a esos estancamientos, la Fiscalía no insistió con la acusación, por lo que los acusados fueron absueltos por esos hechos.

Tras el veredicto, el juez despidió al jurado y dispuso un cuarto intermedio para celebrar la audiencia de cesura.

Finalmente, ambos acusados recibieron la pena de prisión perpetua de parte del juez Cadile.

Otro caso espantoso de maltrato infantil había llegado a su fin.


Leer noticias:

- Clarín (07/09/19): Golpearon a su pequeño hijo y murió: los condenaron a perpetua [Ver]

- Mendoza Post (07/09/19): Perpetua para los padres de Valentín Tizza [Ver]

- Los Andes (07/09/19): Caso Tizza: el jurado, ante la dífícil tarea de llegar a una sentencia [Ver]

- Uno (07/09/19): Perpetua para los padres que golpearon a su bebé hasta matarlo [Ver]