sábado, 21 de septiembre de 2019

MENDOZA: Unánime condena para motochorro asesino del médico Prado

La mamá de Sebastián Prado encabeza las marchas

Terminó ayer con el veredicto del jurado uno de los casos de impunidad e injusticia más graves que sacudió a Mendoza y movilizó a su población como nunca antes.

Ayer, tras cuatro días de debate y una extenuante deliberación del jurado de más de diez horas, el jurado popular declaró culpable de manera unánime a "Johnny" Johnatan Morales por el homicidio criminis causa de Sebastián Prado.

También por unanimidad, declaró no culpable al "Pipi" Ismael Merlo, por falta absoluta de pruebas de su participación en el hecho.


VER VIDEO DEL VEREDICTO





Se cerró así un terrible homicidio que no había podido ser resuelto en seis años. El jurado dio la talla ante el crimen más resonante de Mendoza de su historia.

El médico fue asesinado brutalmente frente a su mujer y sus hijos durante un asalto en la puerta de su hogar de la Sexta Sección de Ciudad, el 6 de setiembre del 2013. Le quisieron robar su camioneta Renault Duster.


Los abogados defensores y los acusados

La víctima fatal: los hechos




El médico Sebastián Prado fue asesinado a balazos el 6 de septiembre de 2013 cuando salía de su casa junto a su esposa, Carla Santarelli, y sus dos hijos, en la calle López de Gomara de la Sexta Sección. Un motochorro armado -presuntamente con un acompañante a quien nadie vio- los asaltó:  para el jurado fue Johnny Morales.

Johnny Morales saltó de la moto e intentó robarle al médico Prado su camioneta con los nenes a bordo, hubo un forcejeo y finalmente le disparó cuatro veces. Minutos después, Prado falleció en el hospital Lagomaggiore.

Era jefe de Traumatología en el hospital Central y era muy respetado por sus colegas, quienes fueron los primeros en salir a la calle por aquellos días a reclamar justicia por el homicidio. Morales y Merlo cayeron a los pocos días pero terminaron liberados por falta de pruebas. El escándalo fue descomunal.

"Sebastián era un médico muy querido en la comunidad, un traumatólogo con muchísimo futuro y una muy buena trayectoria y él mismo seguramente ha auxiliado varias veces a gente que debe haber llegado al hospital en hechos similares o a victimarios que han sido heridos en distintos actos de vandalismo”, expresó en ese momento Daniel Coria, presidente del Círculo Médico de Mendoza.




Su mamá, incansable luchadora:

"ACEPTO EL VEREDICTO Y 
NO VOY A APELAR EL FALLO"

Blanca Sotelo, la madre de Sebastián Prado, se convirtió en un emblema de la lucha para esclarecer quién fue el asesino de su hijo. Desde el minuto uno se involucró en la investigación para que el crimen de Sebastián no quedara impune ni tampoco cayera en el olvido. Ayer, tras el veredicto, declaró emocionada:

Blanca Sotelo, mamá del médico

"De entrada dije que iba a aceptar la decisión del jurado", dijo la mujer muy emocionada a radio Nihuil y aseguró que está "convencida" sobre la culpabilidad de Morales.

Días antes del debate había dicho: “Espero justicia. Que toda la gente tenga la fortaleza de pelear por lo que le corresponde, que se queden tranquilos porque el juicio por jurado es lo que nos representa a todos. Pueden ser culpables o inocentes, pero el jurado decidirá. La esperanza nunca la perdí”.

Tras el juicio, se expresó así: "Pude ver después de seis años la cara del asesino de mi hijo. Él decía que no había participado pero nada le impidió meterle cuatro balazos a Sebastián", comentó Sotelo en la mañana del sábado, a pocas horas de conocerse la sentencia mientras regaba las plantas de su jardín, quizás un poco aliviada por la condena del jurado después de tantos años de mantener la causa viva por su hijo.

"Me costó seis años de lucha esto. Acepto que el otro sujeto sea considerado inocente pero el jurado nunca supo que este sujeto tenía antecedentes por portación de arma e intento de homicidio. Es más, estaba con libertad condicional por lo tanto no sé cuando va a volver a agarrar un arma. Espero que no sea una desgracia", aseguró la mujer.

Además Sotelo calificó el accionar de Fernando Guzzo y Claudio Ríos como "excelente" pero negó cualquier posibilidad de apelar la sentencia. "Que los fiscales decidan. El que quedó libre festejará hoy pero no sé hasta cuándo. Para mí fue mucho desgaste", cerró la madre del médico asesinado en 2013.

CÓMO EMPEZÓ A APARECER LA PRUEBA CON LOS AÑOS


Cuando todo indicaba que el crimen quedaría en la nada, empezó a aparecer la prueba. Cuatro años después del homicidio, “El Johnny” Morales fue nuevamente detenido tras la confesión de Ezequiel Orozco, quien fue condenado en juicio por jurados de matar junto al Johnny al pintor plástico jubilado José Federico Álvarez (70) en una finca de Guaymallén. A ambos les dieron perpetua.

En ese juicio, Orozco detalló que el Johnny le había contado que “había matado a un médico y que había logrado zafar”.“Matamos un tipo, tenemos que hacer desaparecer el arma”.


La fiscal Claudia Ríos

Gracias a esto y a nuevas declaraciones reactivaron la investigación por Prado y surgieron otros indicios graves contra él.

EL JUICIO POR JURADOS


El juicio ante el jurado tuvo ribetes dramáticos. La fiscalía tenía como testigo central a la esposa de Prado, que vio todo y pudo reconocer a Morales años después en la foto de un diario. Sin embargo, meses antes del debate sufrió un ACV. Apenas pudo comparecer al debate pero no pudo declarar del llanto. Se le caía a la fiscalía un dato clave.

Para el Ministerio Público Fiscal, Morales fue quien ejecutó a balazos a Prado. Los dos testigos cruciales que pasaron por el debate son dos convictos de graves delitos: José "Tyson" Gómez y Ezequiel Orozco señalaron a los sospechosos como autores del crimen y en ese sentido indicaron que Morales fue quien disparó. 

Para los defensores de los que ocupaban el banquillo de los acusados, sus relatos tenían contradicciones y denunciaron que la causa estuvo "llena de los errores". El abogado Cristián Vaira Leytón, defensor de Merlo y de destacadísima actuación, cuestionó: "Llegamos a un juicio con una investigación incompleta y mal hecha. No está claro cuál fue la participación de mi cliente, el argumento es que estaba en las inmediaciones del hecho, pero no se especifica dónde, es muy abstracta". El jurado coincidió por unanimidad con su planteo.

Leytón también criticó el papel del testigo Tyson Gómez, quien era el presunto homicida y luego terminó siendo un testigo de identidad reservada.


Juez Mateo Bermejo, en el caso más difícil de su carrera


Fiscal jefe Fernando Guzzo

Los defensores de Merlo, emocionados tras la absolución

Leer noticias aquí