jueves, 20 de mayo de 2021

CHACO: ASADO, FACÓN, GAUCHITO GIL, PAREDÓN Y DESPUÉS.... Un caballo y un carro, las claves del crimen. Culpable

Fiscal: No hay legítima defensa porque usted se fue a su casa a buscar el facón; volvió al rato y lo mató. No hay inmediatez.

Defensor: No es así. 

Fiscal: ¿Por qué?

Defensor: Porque él ama a su caballo. Son muy unidos. Jamás lo dejaría solo con esa turba de forajidos.


Rapunzel y su caballo "Balinazo"
Estos sí que eran unidos....


Palabras más, palabras menos, estos fueron los alegatos de las partes, ya que el carrerito Martínez no declaró ante el jurado. Pero absolutamente nadie del jurado le creyó lo de la legítima defensa, ni el exceso. Por unanimidad, tras dos horas de deliberación, Matías Agustín Martínez, carrero de profesión, fue declarado culpable por homicidio simple por haber asesinado a Ignacio Barrios Santos de 4 puñaladas a la salida del asado.

LOS HECHOS
DE CALÍGULA AL GAUCHITO GIL, SIN ESCALAS


Fe y devoción en la Fiesta del Gauchito Gil

El 8 de enero es la multitudinaria celebración popular del Gauchito Gil, héroe del Norte argentino. Ese día se juntaron a comer un asado en el predio "El Campito del Futuro" los respectivos equipos de fútbol de la zona de Barranqueras. El predio alberga tres canchitas de fútbol. Allí se encontraron imputado y víctima. El festejo había comenzado bien pero, a medida que pasaron las horas, el alcohol hizo estragos. 

El carrerito Martínez se dedicaba a hacer changas y lo hacía junto a su caballo, su más fiel compañero. Se desconoce el nombre del parejero, a pesar de los ingentes esfuerzos de los litigantes por ese dato clave. Recordemos que el acusado está con COVID y siguió las alternativas de su juicio por zoom desde la comisaría, a su expreso pedido.

Según trascendió por las declaraciones de los testigos, Martínez y su caballo eran muy unidos. Adonde iba el carrerito, ahí estaba su semental. La debilidad y el amor que tenía por el corcel se asemejaba al del cruel emperador romano Calígula por su célebre caballo Incitato, a quien amaba tanto que convirtió en Cónsul. Debe ser, junto con Mr. Ed  y el negro corcel de El Zorro, el caballo más famoso de la Historia. 

Por obvias razones, llamaremos de ahora en adelante al pura sangre de Martínez "Incitato Porá".


Calígua e Incitato

Estando todos los presentes machadísimos, comenzaron los rituales del Gauchito. Pero también comenzó la pelea. Todavía no entendemos cómo el equino no terminó en la parrilla, dado que apenas tenían unas miserables tiras de ka'ê (asado) para decenas de personas. "Milagro en el área de Chaco For Ever, Ale". 

Resulta que Martínez pasó con su carro tirado por el brioso Incitato Porá y ahí se cruzaron con Ignacio Barrios Santos. Fue el cruce fatal. Miradas torvas, desenfreno, mentes obnubiladas, manotazos, gestos amenazantes. Comenzó la discusión, cada vez más agresiva. "Te espero a la salida". "¿Vos y cuántos más?". Mientras tanto, Incitato Porá relinchaba, bufaba inquieto. El equino se la veía venir. 


Única foto conocida del Rocinante chaqueño


El asunto es que el finado Barrios -de profesión boxeador- confundió a Martínez con su hermano, quien sería un presunto abusador sexual (🎻🎻🎻) y, al reconocerlo, comenzó una gran discusión con peleas y forcejeos en plena festividad. Se desataron los estribos, pero no precisamente los del manso caballito.


Vos también.

La cosa es que algunos de los presentes -al menos los que aparentaban tener todos los caramelos en el jarro- lograron separar a Barrios y Martínez. 

La discusión cesó. Pero donde hubo fuego, cenizas quedan. El enojo, la mamúa y la bronca de Martínez no se aplacaron. Tenía sed de justicia. Inspirado quizás por el Gauchito Gil, Bairoletto, Mate Cosido y los miles de gauchos milagreros de nuestras ubérrimas Pampas -todos justicieros al estilo Robin Hood, que le quitaban a los ricos para darle a mis queridos descamisados- se fue hasta su casa (que quedaba bastante lejos), tomó un facón y volvió en busca de su adversario. 

Aquí los hechos se volvieron 100% controversia. 

¿Fue o no fue el carrero hasta su casa? 

Si fue, ¿fue a caballo o a gamba? 

¿Tracción a sangre o el 11

Qui lo sá. 

El debate adquirió ribetes insospechados. Poco faltaba para que nuestro equino estrella terminara enjuiciado en el estrado, mudo testigo de ambas versiones en pugna. Pero el jurado resolvió esta controversia desde la prueba y decidió que Martínez dejó solo al pingo, agarró el facón, volvió, la discusión recrudeció y le asestó 4 puñaladas que ingresaron por el tórax de Barrios, de las cuales una fue mortal.


El juez Victor del Río, cada vez más
dúctil con el juicio por jurados 


Finalizado el debate, el juez Victor Del Río le impartió las instrucciones finales al jurado y lo envió a deliberar, con tres opciones de veredicto. Entre ellas, el juez instruyó al jurado sobre el delito menor incluido de exceso en la legítima defensa. A continuación, el formulario entregado al jurado:



Aproximadamente dos horas después, el jurado había retornado a la sala con un veredicto: culpable por unanimidad del delito de homicidio simple.

                                                            El momento del veredicto:



Noticias Relacionadas:

- Diario Chaco (17/05/2021): "Comenzó juicio por jurados en causa sobre presunto homicidio". (Ver aquí)

- Chaco día por día (19/05/2021): "Jurado popular declaró culpable de homicidio simple al asesino de Ignacio Barrios Santos". (Ver aquí)