AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

miércoles, 22 de septiembre de 2021

MENDOZA: 15 años de prisión para ex policía que asaltó un blindado con una banda mixta y ametralló a dos policías en 2008


García, ex policía, al momento del veredicto.

Ex policías disparando a matar contra policías. Increíble. Tras once años de estar prófugo, el jurado encontró culpable al ex policía Víctor Manuel García por el delito de homicidio criminis causa en calidad de partícipe secundario. Fue un violento asalto a un camión de caudales, perpetrado por una banda mixta de ex policías y delincuentes, que culminó con el asesinato del policía Eduardo Correa y graves heridas a otra mujer policía de custodia. 

La fiscalía lo acusó de coautor, pero el jurado consideró que fue un cómplice secundario. Se acreditó que no efectuó disparos, sino que esperaba al volante de un rodado para hacer escapar a la banda y mandó hacer llamadas de falsa bomba para distraer a la policía..

El jurado tuvo distintas opciones de veredicto, muy cuidadosamente instruidas por la jueza Nancy Lecek. El jurado supo comprender perfectamente los hechos, la prueba y la ley aplicable, y lo condenó por lo que correspondía de acuerdo a su contribución al hecho.


EL VEREDICTO
 

LOS HECHOS

El hecho se remonta al año 2008. El 11 de septiembre de ese año fue la fecha elegida por una peligrosísima banda de delincuentes para asaltar un camión de caudales que se encontraba estacionado en la Universidad Juan Agustín Maza, en la ciudad de Guaymallén. 

Los ladrones no eran ningunos improvisados: se organizaron en tres vehículos y armados hasta los dientes con el objetivo de dar un golpe comando y hacerse con la carga de dinero en efectivo que trasladaba el blindado. Pero las cosas no salieron como esperaban.

Así quedó el blindado


Los policías advirtieron rápidamente la maniobra y abrieron fuego contra ellos. Se desató así un tiroteo infernal con más de 100 disparos efectuados por las ametralladoras de los criminales. El policía Correa recibió 10 impactos de bala en su cuerpo, y murió en el acto. Su compañera resultó herida, pero sobrevivió.


Eduardo Correa.


Los delincuentes, que no esperaban una resistencia tal por parte de los policías que custodiaban el blindado, se dieron a la fuga sin lograr cumplir su cometido. Pero dejaron en la escena del crimen un vehículo y un celular Nextel a nombre de uno de ellos.  Fue clave ese celular.

A los pocos días de este suceso, la policía logró detener a varias personas, pero sólo dos de ellos fueron a juicio: el ex policía Victor Vargas Cabello, quien era dueño del celular Nextel; y Darío Cantos, quien fue detenido en el hospital al que él mismo acudió luego de haber resultado herido en el enfrentamiento. Ambos fueron condenado a prisión perpetua.

García -ex oficial de la policía de la provincia de Mendoza- también fue detenido en ese entonces, pero el juez consideró que no había suficientes pruebas en su contra y lo dejó en libertad, decisión que fue apelada por el fiscal y que escaló hasta la Corte Provincial, quienes se expidieron en favor de la fiscalía. Para entonces ya era tarde: García se había fugado.

Recién en diciembre del 2020 fue posible dar con García, que se mantuvo casi 10 años prófugo y en el anonimato. 

Las pruebas contra él eran las siguientes: luego de un allanamiento en la propiedad de su ex pareja, se encontraron partes de uno de los vehículos que se utilizaron en la masacre. Dicho vehículo había sido robado horas antes del suceso y en el debate estuvo presente el propietario, quien reconoció las partes del vehículo y declaró sobre el robo sufrido. Con esas pruebas quedó detenido.


TEORÍAS DEL CASO, DELIBERACIÓN Y VEREDICTO


Los fiscales Fernando Guzzo y Claudia Ríos intentaron demostrarle al jurado que García fue coautor del asesinato de Eduardo Correa. La defensa, representada por Mariano Servente y Mauricio Cardello, negó durante todo el debate la participación del ex policía en el lugar de los hechos. 


Fiscal Ríos


Al momento de los alegatos de clausura, la fiscal Ríos sostuvo que se encontraba probada la participación de García a través de un celular presentado como prueba, desde donde surgían varias llamadas hacia el celular de Vargas Cabello, condenado en 2011, que lo situaba en el lugar de los hechos. 

También lo vinculó a García con una llamada de falsa bomba en el Mendoza Plaza Shopping con el objetivo de distraer a las fuerzas de seguridad. Esa llamada fue realizada por una persona de apellido Rosales, amiga del hijo de García. El fiscal Guzzo sostuvo que el imputado se escapó a Buenos Aires cuando supo que sería detenido, como así también se encargó de derribar la teoría del caso de la defensa: "que no lo hayan visto los testigos no significa que no haya participado", concluyó en su alegato.


Fiscal Guzzo.


Los defensores de García mantuvieron hasta último momento la inocencia de su cliente, planteando que la prueba aportada por la Fiscalía era "insuficiente" y que no conducían a su defendido. Además, cuestionaron la imputación como coautor del delito, dado que en ningún momento surgió que García haya tenido una participación esencial. Servente cerró su alegato de la siguiente manera: "no hay nada mas terrible para un ser humano que ser condenado por algo que no hizo". 


García, abatido por el veredicto, y su abogado Servente


Finalizado los alegatos de las partes, y escuchadas las ultimas palabras de García en las que declaró "quiero irme de acá, me han cagado la vida", la jueza Lecek le impartió las instrucciones finales al jurado. 

Dentro de las opciones de veredicto, se los instruyó sobre distintos grados de participación criminal: autoría, coautoría, participación primaria y participación secundaria. 

Tras varias horas de deliberación, el jurado retornó a la sala con un veredicto unánime de culpabilidad por el delito de homicidio criminis causa, en calidad de participe secundario. 


La jueza Nancy Lecek


La jueza Lecek despidió cálidamente al jurado y los excusó para celebrar la audiencia de cesura, en la que le impuso a García una pena de 15 años de prisión efectiva. 


LA PENA



Noticias Relacionadas:

- Mendoza Online (20/09/2021): "Asalto al camión blindado; juzgan a uno de los presuntos asesinos del policía". (Ver aquí)

- Los Andes (20/09/2021): "Comienza el juicio por jurado contra uno de los acusados de asesinar a un policía en un asalto en Guaymallén". (Ver aquí)

- Diario El Sol (22/09/2021): "Zafó de la perpetua un miembro de la banda que mató a un policía en la UMaza". (Ver aquí)

- Los Andes (04/09/2021): "Prófugo por 12 años va a juicio por el crimen de un policía durante un asalto en Guaymallen". (Ver aquí)

- Mendoza Post (22/09/2021): "Condenaron a 15 años a un hombre por el crimen del policía en la UMaza". (Ver aquí)

- Diario Uno (20/09/2021): "Más de 55 disparos, un blindado y un tercer acusado por la muerte de un policía". (Ver aquí)