AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

martes, 2 de noviembre de 2021

MENDOZA - DIA 7 DEL JUICIO DEL SIGLO: Bomba mundial. Declaró Gil Pereg ante el jurado y no maulló

Gil Pereg durante su ya célebre declaración (en dos patas),
bajo la atenta vista de la jueza Guajardo.


La vorágine del juicio por jurados del siglo no para. El debate entró en su fase final y mañana será el turno de los alegatos de cierre, las instrucciones y- quién sabe- el veredicto.

La jornada de hoy fue una montaña rusa de frenesí, estrategias cambiantes, dardos cruzados entre las partes y volantazos de último momento. Contra cualquier pronóstico, luego de que el defensor Maximiliano Legrand desistiera del testigo Moshe Pereg -su tío y hermano de la mamá del israelí, una de las víctimas- se dirigió a la jueza Guajardo y le dijo: "Su Señoría, mi asistido desea declarar".

Un silencio atroz  y una eléctrica tensión se apoderaron del recinto. Inesperado. Una bomba neutrónica había caído en la sala. Fue un jab al mentón. La prueba ya había concluido y, como correspondía, la jueza le preguntó a las partes si había alguna cuestión pendiente.

Y ahí llegó el anuncio que paralizó a la sala y que puso patas para arriba todo lo sucedido en el debate: PEREG IBA A DECLARAR. La jueza Guajardo -de extraordinaria labor en lo que va del juicio- le ordenó al oficial de la policía provincial que trajeran inmediatamente al acusado.


La mamá y la tía de Pereg eran inseparables


Una vez ingresado a la sala, otro contrapunto: Pereg no quiso sentarse en el lugar asignado a los testigos que declaran en juicio. La batalla psicológica y el duelo dialéctico-gestual entraban en la fase 4. Alerta Roja.

La juez María Laura Guajardo fue terminante: "Pereg, o usted se sienta en el lugar asignado o sino va a declarar parado en el atril".

Pereg la miró fijamente y, sin mediar palabra, se paró frente el jurado. El policía le sostenía el micrófono. 


LA DECLARACIÓN QUE (QUIZÁS) CAMBIE EL CURSO DEL JUICIO

"Mi madre y mi tía siguen vivas. Han sido secuestradas y están en un lugar oscuro del que no pueden salir".

"La policía plantó los cadáveres en mi casa cuando yo no estaba"



Comenzó así la declaración más esperada de este juicio que concitó la atención mundial. En un castellano con fuerte acento, pero muy entendible, habló durante aproximadamente una hora: siempre de pie, medio encorvado y cabizbajo. Fue una declaración intensa en la que el acusado se limitó a contestar preguntas de sus abogados. No quiso responder al contraexamen del fiscal Fernando Guzzo.

Comenzó por hacer un breve repaso de su vida. Le contó al jurado lo difícil que fue su vida en Israel, su experiencia en el ejército y cómo su madre le sugirió que se fuera a vivir a otro país: "Yo pasé encerrado en una habitación ocho meses. Cuando estaba en el ejército, tuve que hablar con el psiquiatra para que me liberara, porque no podía aguantar la presión por las cosas que hacen ahí. Yo vi como era el mundo y entendí que era muy feo. No podía vivir así ni tener relaciones con nadie. Las únicas personas que estaban conmigo eran mi mamá y mis abuelos". 

Agregó "me costó mucho estudiar, porque tengo enfermedades mentales como la paranoia. Luego llegó el ejército, se me explotó la cabeza y yo decidí vivir como un gato, y ahí me internaron, porque yo andaba desnudo en la calle y comía alimento en el piso, como los gatos. Entonces mi madre me dijo que me fuera a otro país y que ella me mandaría plata".

Luego llegó uno de los momentos estelares de su declaración, con "comillas en los dedos" y todo. 


Pereg haciendo el gesto de las comillas con las manos. 


Su defensor Legrand le preguntó cómo es que se convirtió en gato y cómo es que funciona eso en él. Pereg le explicó que se siente como un gato pero que, cada tanto, se pone la máscara y se mueve en dos patas en el mundo humano.

Legrand le preguntó: ¿Cuánto le dura la máscara humana? Respuesta: "me dura aproximadamente de a 4 a 5 horas. Como máximo", haciendo el gesto de comillas con ambas manos y los brazos extendidos.

El jurado y los presentes asistían atónitos y boquiabiertos ante este calculado despliegue narrativo.  

"No podía actuar mucho tiempo como humano, después me volvía gato otra vez. Entonces yo salía de mi casa, actuaba como una criatura de dos patas y regresaba".  Pereg dijo que (su) "madre y tía siguen vivas. Han sido secuestradas y están en un lugar oscuro del que no pueden salir. Mi madre me habla todas las noches, dentro de mi cabeza. Me dice que tengo que salvarla, y yo le respondo que no puedo porque estoy encerrado. Es mentira que han encontrado los cuerpos en el terreno mío. Y si encontraron algo, fue plantado". 

En la misma línea argumental, dijo que lo estaban incriminando falsamente: "Me culpan porque no habito en el mundo de ustedes, porque vivo en forma precaria. Yo siempre he querido a mi madre y a mis hijos (por sus gatos). Jamás podría hacerles algo. Pero armaron allanamientos en mi predio y no encontraron nada; y después aparecieron estos cuerpos aquel sábado, que no sé de quienes son porque no los vi y que tienen balas de una de mis armas porque las usaron cuando no estaba". 

Finalmente, en el cierre de su declaración, Gil Pereg sentenció: "todos los millones que hay en el mundo no valen ni un pelo de uno de mis hijos (gatos). Las personas de dos patas, en cambio, son malas. Excepto mi madre y mi abuelo, ellos son la única excepción". 


La imponente mirada de Pereg


Mañana, doce personas del pueblo de Mendoza decidirán la suerte del Hombre Gato. 



La moneda está en el aire y todo puede pasar.

Siga mañana todas las alternativas del juicio en vivo por 

YOUTUBE (canal de SIJUMTV)


Noticias Relacionadas: 

- Mendoza Online (02/11/2021): "Gil Pereg rompió el silencio y declaró más de una hora". (Ver aquí)

- Diario Los Andes (02/11/2021): "Declaró Gil Pereg: 'No maté a nadie, mi madre está secuestrada, me habla en las noches y pide que vaya a salvarla'". (Ver aquí)

- Infobae (02/11/2021): "La absurda declaración del 'hombre gato' en el juicio en su contra: 'que mi vieja esté muerta es mentira'". (Ver aquí)