AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

viernes, 10 de diciembre de 2021

ENTRE RÍOS: El jurado declaró culpables de homicidio agravado a los seis delincuentes que asesinaron al ingeniero Pascual Viollaz. Gran repercusión social





Los asesinos y su víctima


El primer jurado popular de la historia de Colón y Villa Elisa encontró culpables -tras dos horas de deliberación- a la banda de los seis delincuentes por el crimen del productor rural, célebre ingeniero químico y profesor universitario Pascual Viollaz, quien fuera asesinado en una violenta entradera ocurrido en la localidad de Villa Elisa el 25 de mayo de 2020 (leer todos los detalles del caso aquí).


VEA EL VEREDICTO 



Las audiencias del debate comenzaron el jueves pasado en la hermosa Casa del Bicentenario de Colón y se extendieron hasta hoy, desatando un fenómeno social sin precedentes

Es que el juicio por jurados contra esta temible banda se siguió en vivo por YouTube y desencadenó una enorme expectativa en la provincia. Las radios y TV suspendieron la programación habitual y transmitieron el juicio en vivo y en directo.

En los colegios, negocios, cafés y lugares de trabajo se palpaba el magnetismo que provocó en el Pueblo el juicio por jurados. 


Los acusados y sus abogados

Todos los imputados quedaron detenidos, disponiéndose su traslado a la Jefatura de Concepción del Uruguay y a diferentes unidades penales de la provincia. 


VEA LA DETENCIÓN
ORDENADA POR EL JUEZ CHAIA

Viollaz, de 80 años, fue asaltado el 25 de mayo de 2020 en su vivienda, ubicada en Boulevard Churruarín al 400, de la localidad de Villa Elisa. Fue encontrado con golpes en el rostro y sus manos atadas con un precinto plástico que fue sujetado por una soga y un trozo de tela. La banda fue apresada por huellas digitales dejadas en una caja de confitería y en los marcos de las puertas; por la huella de una zapatilla en la camioneta de Viollaz y por unas demoledoras escuchas telefónicas en otra causa por narcotráfico.

“Somos seis para repartir”"El Chino manejó todo lo previo y organizó el robo, que “salió todo mal”, ya que “el viejo era muy conocido en Villa Elisa”

El audio de la hermana de Andrea Amaro es contundente y literalmente determinante en los roles de los implicados, ya que dio los nombres de cada uno de los 6 y resaltó que “hicieron un robo para el orto”.

No sólo eso: en las escuchas surgen discusiones a puro insulto porque se mejicanearon la guita afanada entre ellos.


Pascual Viollaz, su casa y sus matadores


Los asaltantes ingresaron a la propiedad buscando los 50 mil dólares que el "datero"  Raúl Grantón batió que Viollaz tenía por haber vendido unas cuantas vacas. Él organizó el asalto, lo planeó y reclutó a la banda, conformada por delincuentes muy peligrosos. Grantón, por caso, tiene 72 años y estaba en semi-libertad, tras 50 años de múltiples condenas, por "afecciones cardíacas". No obstante, el galán tenía permiso para ir a bailar los fines de semana. Se terminaron. Game over




Como dijo un asistente, con el típico humor de pueblo entrerriano, "el viejo Grantón llegó en su camioneta al juicio y se fue en patrullero". Fue un problema, porque quedó mal estacionada y no hubo quien la sacara. ¿Habrá multa y grúa?


La chata de Grantón

La banda usó como ardid una caja de la mejor confitería de Colón, supuestamente enviada por su hermano y ropas similares a las empleados del Correo. El Sordo Herrlein, Larrosa y Maneco Castro entraron a la casa, maniataron a Viollaz en una silla con precintos, le pusieron una bolsa en la cabeza y lo molieron a golpes para que les dijera dónde estaba la guita. Tanto lo golpearon que le quebraron cuatro costillas, le desfiguraron la cara y le provocaron múltiples hemorragias que lo terminaron de matar. La bolsa se la pusieron para no impresionarse ellos con los golpes.

EL FISCAL LOS TRATÓ DE COBARDES Y RASTREROS EN SU ALEGATO

El fiscal Alejandro Perroud, en el triunfo
más rutilante de su carrera.

 
Terminada la masacre, se marcharon con los 50 mil dólares en el vehículo en el que habían llegado (quedaron filmados en el trayecto)  y en la camioneta de la víctima, que apareció a la vera de la ruta 130, a varios kilómetros de la casa de Viollaz.

LOS ROLES DE LOS SEIS

Raúl Grantón (72): coordinador del ataque y datero. Tiene múltiples condenas. Se hacía el sordo en el juicio, pero el dato de los 50 mil verdes lo escuchó más que bien.

Luis El Sordo Herrlein (40): Entró y molió a golpes a Viollaz. Dejó su huella en la puerta de la casa de la víctima. Estuvo en prisión y se fugó de esta causa. Fue recapturado hace poco.

Andrea Amaro (25): pareja de Herrlein y ex cuñada de Larroza, preparó la caja y les dio apoyo en la ruta.



Mario González (49): cuñado de Larroza, vivían juntos. El remitente de la caja de la confitería es de su puño y letra.

Rosendo Larroza (44): le pegó a Viollaz, se llevó la camioneta de la víctima y dejó huellas del calzado en el garage y en el lugar donde abandonó el vehículo. Además, dejó su huella en los trozos de cartón que rellenaba la caja.

Juan Carlos Castro, alias "Maneco" (56): fue el que remató a Viollaz. El más cruel de todos. No dejó rastros, pero su celular se activó en la zona del hecho momentos después. En las escuchas surge que estaba incluido en el plan (audios). Recién salido del penal, Herrlein le dio asilo en su casa.


EL ALEGATO DE CLAUSURA DEL FISCAL
"De la Antigua Grecia a Viollaz"

El fiscal Alejandro Perroud hizo un alegato de apertura demoledor. "Estos cobardes fueron a masacrarlo por unos dólares mugrientos. A un viejo de 80 años que vivía solo y que era una luminaria de la ciencia argentina".

Pascual Viollaz era Ingeniero Químico e investigador categoría 1 del CONICET y hacía más de 20 años que había vuelto a vivir a la casa de Villa Elisa donde terminó encontrando la muerte. Era profesor titular y emérito indiscutido del Departamento de Industrias y Petróleo de la Facultad de Ingeniería de la UBA. Además, tenía una extensa trayectoria con más de 60 publicaciones en revistas de prestigio internacional y hasta su asesinato era consultado por distintos estamentos académicos.




En su alegato de clausura, que es donde se debe concluir el razonamiento probatorio, el fiscal Perroud demostró toda su habilidad y su talento. Resulta que el fiscal encontró una carta de lectores que Pascual Viollaz, que era un hombre de una gran cultura, le envió al principal diario de Entre Ríos en 2016. Una carta en donde Viollaz proponía emular el ejemplo del jurado de 500 o 1000 ciudadanos de la Antigua Grecia, en Atenas, para mejorar la democracia, la justicia, el autogobierno y salir de la demagogia.


La increíble carta de lectores de Viollaz


Las palabras de Perroud trazaron un paralelismo que emocionó a la sala y que le dio un giro dramático al cierre: 

"El jurado nació, como casi todas las cosas, en la Antigua Grecia. Ayer eran 1000 o 500 jurados, llamados Heliastas que presenciaban el juicio oral y daban su veredicto. Hoy son doce, como ustedes que también deliberan y votan en secreto. 

Ayer los juicios se hacían en el Ágora o en la plaza pública. Hoy se hacen en salas de juicio como esta. Eran la máxima expresión de la democracia directa en la justicia, como ahora lo es el jurado de Entre Ríos. 

Pero las vueltas del destino quisieron que los asesinos de Viollaz sean juzgados por ustedes, los antecesores de los atenienses, que tomaban en sus manos el poder de juzgar a sus pares. El sistema que Viollaz proponía para este país"

"Hoy, como ayer en Atenas, el Pueblo decide"


El Ágora de Atenas y el juicio por jurados a Sócrates

  

Las audiencias del juicio fueron presididas por el juez técnico Rubén Chaia, de impecable conducción en su primer juicio por jurados. Sus instrucciones fueron claras, resolvió muy bien una incidencia difícil y detuvo en el acto a los condenados que estaban libres.

El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal Alejandro Perroud, que obtuvo un triunfo en toda la línea en el caso de su vida. También fue su primer juicio por jurados. Dirigió la investigación desde el inicio y llevó pruebas muy fuertes al jurado. Exigió al juez la inmediata detención de los que estaban con beneficios polémicos que les habían dado meses antes. 

En tanto que los abogados José Peluffo, Sebastián Arrechea y Jair Gay ejercieron la defensa técnica de los imputados.


Juez Rubén Chaia

Leer noticias aquí:

- Diario Uno de Entre Ríos (9/12/21): "El jurado popular halló culpables a los 6 imputados" (ver)

- El Entre Ríos (25/6/20) "La última carta de lectores que envió a “El Entre Ríos” el ingeniero asesinado" (ver)

- La Nación (13/12/21): "Condenados: un pueblo siguió en vivo por Internet el juicio contra los asesinos de su “ciudadano ilustre” (ver)

- El Entre Ríos (13/12/21): "A él le hubiese gustado estar acá y ser jurado”: una carta de Viollaz a El Entre Ríos, clave en el alegato final de la Fiscalía" (ver)