AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

sábado, 12 de marzo de 2022

BAHÍA BLANCA: El jurado popular declaró culpables a los hermanos Durán por el asesinato de Cabral (83) para robarle su jubilación

 


"Jubilado cobró 39.000 dólares y fue asesinado en su propia casa"

"Marcela y Juan Carlos Durán asesinaron a Ismael Cabral (83) el mismo día que cobró su jubilación. La mujer lo acompañó a retirar el dinero, para después matarlo por asfixia junto a su hermano".

Así titularon los diarios de todos el país y de Latinoamérica el terrible crimen. El jurado, tras una larga deliberación, los condenó a ambos por homicidio en ocasión de robo (10 a 25 años de cárcel).


Emoción de la familia tras el veredicto

Ernesto Cabral, hijo de hombre asesinado, manifestó a Telefé Noticias que, junto a su familia, pensaron que el crimen quedaría impune. Sin embargo, el hombre reconoció el trabajo del jurado y expresó: "Se han dado cuenta quiénes fueron los culpables".

"Cabral reconoció que esperaban una pena mayor para los imputados, aunque indicó que el veredicto "es suficiente".


El 23 de abril de 2020, el jubilado Ismael Cabral (83) apareció muerto asifixiado en su domicilio ubicado en Villa Nocito, Bahía Blanca. Ese día había cobrado $ 39.000 de jubilación, siendo acompañado por Marcela Durán (33), quien días más tarde sería detenida junto a su hermano Juan Carlos por haber atentado contra el anciano.

Lo maniataron con su propio cinturón, procediendo luego a asfixiarlo provocándole la muerte. Tras ello, le robaron cerca de 15.000 pesos y otros elementos.

Desde ese mismo 23 de abril, Juan Carlos Durán (23) había estado desaparecido. La justicia lo encontró enseguida en una quinta cercana al pueblo de Cabildo. A través de una teleconferencia, le reveló al fiscal de Homicidios Jorge Viego que se escondió porque “escuchó que lo buscaban y se asustó”. Sin embargo, aseguró no haber matado a Ismael Cabral.

Declaración del hermano Juan Carlos Durán

La última afirmación es la única del relato de Durán que no coincide con los elementos recogidos por la fiscalía. El sospechoso admitió haber ido a la casa de Cabral para reparar una puerta, mientras que por la noche se encontraba reunido con tres personas, una de ellas era Marcela Durán.

Durante ese encuentro, Juan Carlos confesó el crimen y vinculó a su hermana con el hecho. Esto fue asegurado por un allegado y amigo de los Durán a la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 5, quien presentó sus testimonios a la Justicia de Garantías para pedir la detención de ambos. Otro resaltó que Durán tenía manchas de sangre en su ropa.

“Lo hicieron porque estaban apretados por la Policía”, expresó Juan Carlos Durán, en el intento de desmentir los dos testimonios en su contra. Desde el Departamento de Policías negaron eso y mencionaron que el propio fiscal participó de la declaración de uno de los testigos.

“La declaración de Durán coincide con los testimonios que hay en la causa. Reconoce los lugares, las personas con las que estuvo y de las cuales surge su participación en el homicidio, pero dice que él no fue”. La imputación para ambos hermanos fue la de coautores de homicidio criminis causa, en otras palabras, mataron a Cabral para encubrir el robo de su jubilación. Sin embargo el jurado los condenó por un delito menor incluido: homicidio en ocasión de robo.

La hermana había comprometido a Durán en un principio

Marcela Durán fue detenida al día siguiente del asesinato. La mujer negó haber participado del crimen y en su declaración, comprometió a su hermano. “No lo vinculó de manera directa, pero dijo que ese día lo había visto alcoholizado, y que a la noche pasó por su casa a buscar ropa y luego desapareció”. Finalmente admitió que Juan Carlos sabía que ese día había acompañado a Cabral a cobrar al banco.

Cabral fue encontrado muerto en el piso del comedor. Según la autopsia, falleció a causa de un paro respiratorio producto de una asfixia mecánica. Minutos antes, se había cruzado al almacén de la cuadra a hacer una compra. Vivía más de 30 años en el barrio, donde lo reconocen como alguien que se hacía amigo de todos. Así conoció y les dio lugar en su casa a los hermanos Durán.

El hijo del hombre asesinado sostuvo que se hizo justicia porque se culpabilizó a los dos acusados y lanzó que al escuchar a los abogados de los hermanos Durán "te daban ganas de saltar".

El veredicto fue unánime para Durán varón y de 10-2 para Marcela Durán.

El juez fue Julián Saldías. El fiscal Jorge Viego y  los excelentes defensores oficiales Fabiana Vannini (Juan Durán) y Carlos Carnevale (Marcela Durán).

Leer noticias aquí:

- Telefé Noticias (11/3/22): "Asesinato de un jubilado en Villa Nocito: los acusados fueron declarados culpables" (ver)

- La Nueva Provinica (11/3/22): "Crimen en Villa Nocito: el jurado popular declaró culpables a los hermanos Durán" (ver)