AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

miércoles, 4 de mayo de 2022

CHACO: NO CULPABLE a acusado inocente de abuso sexual infantil. Hubo "Instrucción Dinamita" para destrabar el estancado

 

EL VEREDICTO

En el día de ayer, el jurado popular de la provincia del Chaco, hizo historia -una vez más-. Declaró no culpable a un hombre inocente que llevaba ya tres años preso injustamente y sin pruebas

Estaba acusado de abuso sexual de una niña en una causa derivada de un caso muy resonante en la provincia: (CHACO: CONDENAN A MARIDO Y MUJER POR ABUSO SEXUAL DE SUS TRES NIÑOS). 

En dicha causa ya habían sido condenados por un jurado popular los verdaderos autores del hecho: eran el padre de la niña y su mujer, un año atrás, por los mismos hechos aberrantes, que ahora intentaban endilgar a otro pariente F.A.B. 

A pesar de que la Cámara Gesell de la niña era totalmente equívoca de esta imputación, y apuntaba en todo momento a su papá, la fiscalía decidió perseguir a este hombre, que es el tío abuelo de la menor.  

Esto pone en jaque la actuación de todo el sistema de control de imputación en Chaco, desde la IPP hasta la etapa intermedia. El jurado terminó poniendo las cosas en su lugar, pero los fiscales y los jueces de garantías tendrán que tomar nota en lo sucesivo de que al menos debe haber pruebas mínimas que sustenten una acusación tan grave. 

EL JUICIO

Durante las tres jornadas de debate el jurado escuchó en total a nueve testigos, entre ellos, peritos, psicólogos -tanto de la acusación como de la defensa-, como así también la niñera de la menor, e integrantes del círculo familiar mas cercano. Toda la prueba debatida en juicio indicaba que la niña  indefectiblemente, había sido víctima de abuso, sin embargo, ninguna de ellas logró probar la autoría del acusado.

 

LA INSTRUCCIÓN "DINAMITA" 

El jurado comenzó a deliberar en horas del mediodía, y cuando ya llevaban tres horas de deliberación informaron a través de la oficial de custodia "No nos podemos poner de acuerdo". Parecía ser que ya había una amplia mayoría para absolver. Ante ello, la jueza Cristina Pisarello, con gran solvencia y firmeza, los instruyó nuevamente y los envió a deliberar. Es la primera vez que en Chaco se utiliza la "instrucción dinamita", que es aquella destinada a destrabar cuando el jurado se estanca. 



Finalmente, luego de escuchar nuevamente la cámara gesell de la niña, y de una larga deliberación que en total duró más de cinco horas, el jurado arribó a un acuerdo por unanimidad: no culpable. 

Después de escuchar el veredicto, la Jueza Pisarello ordenó la inmediata libertad del acusado. Al llegar a la puerta, el guardia, que todavía no estaba anoticiado de lo sucedido, lo frenó en seco y le dijo "Momento, ¿usted adonde va?", a lo que el acusado le contestó "El jurado dijo que soy inocente, la jueza me dio el oficio de libertad, acá está".  Luego de corroborar, lo dejó pasar y salió del recinto como hombre libre, emocionado y en compañía de su familia, que lo acompañó durante todo el juicio.