AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

miércoles, 14 de septiembre de 2022

QUILMES: El jurado declaró culpable al último imputado por la violación grupal de Florencio Varela

 

Victoria Mateluna

Tras una maratónica jornada que empezó a las 10 hs y terminó a la 1 de la mañana, 12 ciudadanos decidieron declarar culpable a Enzo Javier González de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por más de dos personas. Era el último imputado por la llamada violación grupal en una fiesta de Florencio Varela. Fue víctima la joven de 17 años Victoria Mateluna. En diciembre pasado fueron condenados otros diez jóvenes por tres jueces profesionales a penas de entre 15 y 17 años de prisión.


EL CONTEXTO DE VULNERABILIDAD DE VICTORIA

Vivía en una villa de cartoneros a la sombra de la cancha de Defensa y Justicia en Florencio Varela. Una mujer, la madre de una amiga, la refugiaba allí, detrás de una puerta de chapa con un trozo de alambre como picaporte, entre montoncitos de ropa mojada que no habían resistido el fuego. Victoria tenía apenas 17 años y seis días antes de ese encuentro había sido víctima de una violación grupal en su barrio, el Santa Rosa, durante una fiesta frente a la canchita de la zona. Se turnaron para someterla, burlándose de ella. Se despertó a la mañana siguiente, en pánico, con sus breteles destrozados, con el piso mojado y un olor punzante a lavandina. Así, corrió por una calle sin asfalto y encontró un patrullero de la Bonaerense. Luego, hizo la denuncia.

Victoria había vuelto al barrio hace poco, tras salir de un hogar de madres solteras donde vivía junto a su bebé de un año. Sus lazos familiares eran pocos. Estaban sus hermanos Ángel y Franco, un adicto al paco, ladrón de una banda de pirañas del Bajo Flores, que entraba y salía de granjas y comisarías. Su padre biológico había muerto. Su madre biológica la había abandonado hacía años. Su padrastro, Carlos Rolando Acosta, “Carlinchi”, un ex hampón en silla de ruedas a causa de un tiro que recibió en la columna, la había violado desde sus 15: era el padre de su bebé.

EL JUICIO Y EL VEREDICTO

Tras el veredicto de culpable, se ordenó la inmediata detención de González, que había llegado al juicio en libertad. El juez Raúl Sequeiros condujo el debate. El fiscal fue Dino Maistruk; la abogada querellante fue María Elena Colombo y al imputado lo defendieron los defensores oficiales Daniel González Stier, Ignacio Tranquilini, Facundo Ferrari y Lorena Montiel.

En el juicio declararon la víctima (con los resguardos necesarios); el ex novio de la adolescente; su hermano y también lo hizo una psicóloga.

El acusado declaró y dijo desconocer a Victoria y que tampoco entendía por qué había llegado a ser vinculado con el proceso judicial.



Toda la controversia del juicio pasó por la capacidad (y credibilidad) de Victoria de reconocer positivamente -en el estado de intoxicación en el que se encontraba- a cada uno de los 11 agresores. La prueba clave para el jurado en este caso fue que Victoria logró recrear un momento previo muy importante.

Parece que promediando la fiesta, cuando todavía no le habían dado nada, Enzo González se acercó y la manoseó mientras bailaba. Victoria le pegó muy fuerte en la espalda y le gritó que la dejara tranquila. Allí le vio la cara perfectamente, ya que discutió e interactuó con él.

Cuando finalmente la violaron, declaró ver a Enzo entre los jóvenes que hacían fila para turnarse en el abuso. Eso para el jurado fue determinante. 

“Para Victoria el veredicto fue un momento muy importante. Está embarazada de seis meses. Teníamos mucha expectativa de que nos iban a acompañar en el pedido de justicia”, sostuvo Romina Doncel, coordinadora del equipo de asistencia de la víctima.


LOS HECHOS

El juicio tuvo una gran repercusión nacional. La víctima Victoria Mateluna, quien al momento del hecho -30 de marzo de 2019- era menor de edad y había asistido a la previa de una fiesta junto a varios conocidos y otras chicas del barrio. Allí, la joven que vivía en un estado de vulnerabilidad extrema denunció haber sido intoxicada y violada por once varones a quienes identificó. Diez de ellos fueron juzgados y condenados por un tribunal técnico y a diez de ellos la justicia condenó a penas que van de los 16 a los 15 años de prisión.

Los jueces fueron Moya Panisello, Butiérrez y Zurzolo Suárez y condenaron en un juicio que generó airadas protestas el 28 de diciembre del 2021 a Octavio Joel Coria; Laureano Coria; Alexander Krick; Eric Krick; Matías Lamboglia; Nehemías Fernández; Leonardo Silva a la pena de 15 años y seis meses de prisión; Alan Lazarte (16 años y 2 meses ) y a Nicolás Barreto (15 años y 7 meses); todos por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas y por haber sido gravemente ultrajante para la víctima”.

González optó por ser enjuiciado por jurados a diferencia de los otros condenados. Hubo tensión y gritos conocida la decisión por parte de allegados a González, el fiscal Maistruk pidió su inmediata detención a lo que se opuso el defensor González Stier, finalmente el imputado quedó detenido y en horas del mediodía de hoy en la sede del TOC 1 de Varela será la audiencia de cesura donde se le aplicará el monto de la pena por "abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas".

Datajudicial (14/09/2022): "Violación grupal en Florencio Varela: Los jurados declararon culpable al último imputado por el abuso sexual en Santa Rosa" (Ver)

Página 12 (11/09/2022): "Comienza el segundo juicio por una violación grupal en Florencio Varela" (Ver)