AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

viernes, 28 de octubre de 2022

LOMAS DE ZAMORA: No culpable de homicidio para dos jóvenes en el corso de Carnaval


Finalizó hoy otro juicio por jurados en la localidad de Lomas de Zamora, donde el jurado popular, luego de una larga deliberación, rindió un veredicto de no culpabilidad para dos muchachos acusados de matar otro joven en el Corso de Carnaval. No hubo prueba para acreditar que fueron ellos entre tanto tumulto tumbeiro.

El hecho sucedió el 18 de febrero del año 2019 en plena madrugada de corsos. Imagínense el Camino Negro lomense convertido en Sambódromo y las comparsas de querusas, bidentes y sindis que alocadamente desfilaban al son de bombos, redoblantes y jarra loca. Los Mocosos de Valentín Alsina, Los Carolos de Sarandí, Los Sumisos de Brown, Los Indomables del Milrayitas, Los Mimosos de Gerli, etc.

De acuerdo a la teoría del caso de la acusación, a cargo de la casi infalible fiscal Marcela Dimundo, estos fracasados aspirantes a Húsares de Momo, de nombre Julio Enrique Rodríguez, su primo Juan Carlos Rodríguez -prófugo- y su hijo, Axel Rodríguez (ex miembros de Los Rodríguez en otra vida), ingresaron a una casa en el Barrio de San José.

🎸🎸🎹🎹🎺🎺🎼🎼🎼🎼

En el tumulto de los húsares de Momo

Encandilado por las luces de otro barrio

Aquel murguista, saludando con su gorro

Se despedía, como siempre, del tablado

🎶🎶🎶🎵🎵🎵🎷🎷

La pregunta es por qué entraron en dicha tapera. Lo hicieron porque venían corriendo con fines inconfesables a la víctima Rodrigo Leandro Nogueira, que a su vez escapaba de otro chico que lo estaba persiguiendo vaya a saber porqué. 

Toda esta escena patibularia y tumultuaria parecía salida del clásico de 1972 dirigido por Sam Peckinpah "La Huida" o "La Fuga", con los inolvidables Steve McQueen y Ali McGraw. ¡Qué película, por Dios! Obvio que los protagonistas del Korso del Konurbano estaban muy lejos de parecerse al gran Steve y a la bella Ali. 

El asunto es que todos perseguían a todos. Había que correr. Huir. Fugarse hacia cualquier lado.




La cuestión es que la víctima siguió huyendo y se subió a un árbol. Más precisamente a una higuera (ficus benjamina, abundante en el Konurbano).

Cuando este joven estaba arriba del árbol, lo mataron de un tiro en el abdomen. Después, para deshacerse del cuerpo, lo tiraron sobre la calle Madreselva, por el prado va 🎵🎶 🎵🎶




Pescado Rabioso, lo más grande del rock nacional

Cuando tiran el cuerpo en la intersección de la calle Madreselva s/n, entra las de Alma de Diamante y Durazno Sangrando, el cuerpo ya estaba con una remera limpia, tenía la cara lavada y el médico que hizo la autopsia determinó que la muerte se produjo por la herida de disparo en el abdomen, pero que también tenia una herida cortante en la frente. La pericia poca luz pudo arrojar para esclarecer los hechos.

La fiscalía hizo lo que pudo para sostener su relato. Pero sus tres testigos presenciales (por así llamarlos) no alcanzaron para acreditar la teoría del caso.

La jueza Mariela Aprile, finalizados las declaraciones testimoniales y los alegatos de las partes, instruyó al jurado por los delitos acusados y los delitos menores incluidos, pero el jurado consideró no probada la acusación más allá de toda duda razonable. 

Luego de leer el veredicto, la jueza despidió al jurado agradeciéndole por el servicio público prestado y la responsabilidad con que asumieron su a tarea.


Todo el año es Carnaval