AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

sábado, 22 de octubre de 2022

MENDOZA: El jurado popular condenó a la madre de la beba Naiara Ortiz de abandono de persona seguido de muerte agravado. El padrastro confesó el terrible crimen

Nahiara Ortiz

Después de una semana de debate, los miembros del jurado encontraron culpable a María Isabel Ortiz de “abandono de persona seguido de muerte agravado por ser de madre contra hija”, por el brutal asesinato a golpes de la beba de un año. Otro doloroso caso de infanticidio y maltrato infantil que conmovió a la provincia.

El mismo día que empezaba el juicio por jurados contra el padrastro y la madre se produjo un inesperado evento.

Miguel Ávila, pareja de María Isabel Ortiz y madre de la niña víctima) no quiso enfrentar al jurado y pidió un abreviado. El fiscal accedió y se declaró culpable de homicidio agravado por el vínculo. Es decir, firmó (y le dieron) una prisión perpetua sin juicio. 

Eso motivó que la madre de la niña enfrentara al jurado en soledad, pero acusada de homicidio agravado por el vínculo como delito doloso de omisión, ya que el delito lo cometió su pareja.


Los acusados

El fiscal Mariano Carabajal, en otra controvertida decisión -reiterada tras las polémicas surgidas luego del caso Tizza (a pesar de tratarse de casos muy diferentes en cuanto a los hechos)-, insistió en acusarla por no haber evitado el crimen siendo la madre. 

Le pidió prisión perpetua a una mujer pobre, de extracción rural y que apenas sabía expresarse, por un no hacer y un deber de garante que está seriamente cuestionado de inconstitucionalidad en todos los ámbitos jurídicos, por tratarse de una construcción dogmática paralegal que no está expresamente tipificada en el Código Penal.

Afortunadamente, el jurado ni siquiera trató ese delito principal y se negó rotundamente a aplicarlo, con lo cual la salvó de la perpetua.

Mucho tuvo que ver para ello el rol de la experimentada jueza a cargo del debate. Las brillantes instrucciones al jurado con perspectiva de género que impartió la jueza Viviana Morici incluían advertencias muy claras a los jurados acerca de los problemas de esa imputación por omisión.

Concretamente, la jueza les ordenó que verificaran, con perspectiva de género, qué poder de hecho tenía la mujer en semejante situación concreta de violencia para impedir la paliza del padrastro sin riesgos para su vida o su persona. También les advirtió que borraran de sus cabezas estereotipos y prejuicios tales como la "mala madre" o la "madre coraje". 

Luego de ello, les dio dos opciones más de veredicto: abandono de persona seguido de muerte y homicidio culposo por omisión.


Jueza Viviana Morici


Las instrucciones de la jueza con 
perspectiva de género 
(ver en 2:16:30)

DESCARGAR INSTRUCCIONES

(aquí)


EL TERRIBLE HECHO

Nahiara tenía apenas 1 año y nueve meses cuando la mataron a golpes en su casa de Rivadavia, donde vivía con su madre María Isabel Ortiz (29) y el novio de la mujer Miguel Ávila (37).

Un sábado 20 de junio de plena pandemia, María Isabel Ortiz llevó a su hijita Nahiara a la guardia del hospital de Rivadavia diciendo que presentaba una deshidratación. Allí los pediatras que la trataron poco pudieron hacer por Naiara, quien falleció el domingo a las 16. Los especialistas notaron que la niña no estaba deshidratada como decía su madre, sino que había recibido varios golpes antes de morir. Luego de la autopsia, se pudo saber que tenía una fractura de cráneo, tres costillas rotas y graves lesiones en el hígado y riñones. Tanto la madre como su pareja aducían que la niña se había caído en dos oportunidades, pero salvo el golpe en el cráneo, nada coincidía con sus versiones, ya que eran contradictorias entre sí.  Ambos fueron inmediatamente detenidos por el infanticidio y el caso sacudió a la provincia.




EL JUICIO Y LOS ALEGATOS

Al momento de declarar, la acusada Ortiz negó los hechos y le dijo al jurado:  "Yo siempre estuve para mis hijos, nunca dejé que ellos vieran cuando habían discusiones familiares y nunca les pegué. A mis cuatro hijos los amaba por igual, nunca les pegué, y menos hacerles semejante daño del que se me acusa que supuestamente yo le hice a mi hija". La prensa fue unánime: nadie en el jurado le creyó.

El juicio entró en una etapa de alta tensión cuando fueron los alegatos de clausura. El fiscal Carabajal fue acusado de violento por el abogado de la defensa.

En sus alegatos de cierre, el fiscal Mariano Carabajal, señaló "No estamos acá para juzgar un par de caídas, como le puede suceder a cualquier niño, sino para hablar sobre un maltrato infantil"

A pesar de las advertencias de la jueza, el fiscal continuó con su discurso inflamatorio en búsqueda de la condena a perpetua por omisión impropia dolosa.

Llegó a decir en su alegato de clausura que "que el comportamiento de Ortiz influyó en la muerte de su hija porque dejó que conviviera con un "monstruo", en referencia a Ávila, quien había sido pareja de su tía, Verónica Torres, y ella le había advertido que era una persona muy violenta".


El fiscal Mariano Carabajal

"Luego de la golpiza que le dio a Naiara, no la llevó al hospital a pesar que tenía movilidad y había celulares en la casa para llamar una ambulancia. "Ortiz llevó a la nena al hospital al otro día a las 8.30, porque su padre la vio que se tambaleaba, que estaba amarillita y le exigió que la llevara". Sostuvo que la dejó agonizar durante 12 horas o más, y que si la hubiese llevado antes tenía más posibilidades de vida.

Además, expresó que Isabel Ortiz entorpeció la atención de los médicos al no decirles que había sido golpeada, y los especialistas atendieron a la pequeña "a ciegas", sin saber lo que le pasaba. Agregó que la mujer sabía que Ávila golpeaba a su hija porque "la ciencia demostró que por la entidad de las lesiones que sufrió, el comportamiento había cambiado. Las niñas de 8 y 10 años en Cámara Gesell contaron que Naiara estaba mal el día anterior, que estaba pálida, vomitaba, se tambaleaba, lloraba, no quería comer. Pero cuando una de estas nenas le avisó a Ortiz que Naiara se había golpead, Ortiz no hizo nada. Siguió sacándose fotos con la nena con un golpe en la cabeza, ese era el cuidado para Naiara".

ALEGATOS DE CLAUSURA



El defensor Pedro Sosa criticó los alegatos del fiscal Carabajal y aseguró que fue "un discurso emotivo y de dolor, y se le nubló la razón".

"El Ministerio Público Fiscal en todo momento hostigó a los testigos y familiares. El fiscal fue violento en la forma de tomar testimonio a cada testigo y hasta la jueza lo llamó al orden en varias oportunidades. Fue violento también en sus alegatos, la llamó psicópata a la señora Ortiz, cuando ningún informe señala ese rasgo en su personalidad", agregó Sosa.

Recordó la declaración de uno de los médicos que pasó por el debate y dijo: "'Las equimosis -moretones- no me llamaron poderosamente la atención'. Entonces ¿por qué le tienen que llamar la atención a Isabel Ortiz?, ¿por un moretón se pudo imaginar la magnitud de las lesiones que tenía la nena por dentro?, ¿cómo iba a saber ella que estaba agonizando si la nena jugó hasta la noche?".

Insistió en que las médicas que la atendieron en el hospital tampoco habían notado que estaba fracturada, y planteó: "Si las profesionales no se dieron cuenta, ¿por qué Ortiz tenía que saberlo? No tenía ni la menor idea. Lo desconocía".

"La Fiscalía tiene que justificar de alguna manera que tuvo a Ortiz dos años detenida cuando es inocente de homicidio agravado por el vínculo. El Ministerio Público Fiscal no pudo probar que ella conocía que el marido le pegaba a la nena. ¿12 horas de agonía?, ¿quién puede pensar que porque un hijo tiene vómitos está agonizando? La llevó al hospital sola, en colectivo, caminó y se quedó al lado de Naiara", arremetió.

Finalmente, le pidió al jurado que dieran un veredicto de no culpabilidad.

La jueza Viviana Morici, brillante en su actuación como directora del proceso, instruyó al jurado con cuatro opciones de veredicto

1) Culpable de homicidio agravado por el vínculo por omisión.

2) Culpable de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo

3) Homicidio culposo por omisión. 

4) No culpable. 

Finalmente, y tras varias horas de deliberación, el jurado descartó la inocencia, pero también la omisión culposa y la omisión dolosa (que era perpetua para la acusada). Optó en cambio por dar probada la opción nº 2: el delito menor incluido de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo.  

El veredicto 



Leer noticias aquí

Los Andres 21/10/2022 "Hallaron culpable a la madre de Naiara Ortiz, la beba de 1 año asesinada a golpes en Rivadavia" (Ver)

Via Pais 17/10/2022 "El padrastro de Naiara Ortiz confesó que asesinó a la babé a golpes y lo condenaron a prisión perpetua" (Ver)

MDZ 21/10/2022 "Duros detalles del crimen de la beba de Rivadavia: Naiara agonizó por 12 horas y tenía fracturas que le impedían respirar" (Ver)

Diario perfil 23/06/2020 "La tragedia de Naiara, la beba de un año y medio asesinada a golpes en Mendoza" (Ver)

El Sol 23/06/2020 "Crimen de Naiara: Los testigos apuntan contra la pareja de la madre2 (ver)