AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

sábado, 22 de octubre de 2022

QUILMES: Suboficial de Prefectura culpable de asesinar a su esposa. Los fiscales de Chubut que comenzarán con los juicios por jurados en su provincia asistieron al debate.

Data Judicial, firme junto al pueblo, dio la primcia

Por unanimidad, luego de deliberar por casi tres horas, doce ciudadanos quilmeños pronunciaron su veredicto en el juicio por jurados que se llevó a cabo contra un suboficial de la Prefectura Naval Argentina. 

El jurado encontró culpable a Carlos Alberto Ortiz del asesinato de su esposa en la casa que compartían, en la localidad de La Cañada. Pero el jurado descartó la agravante de violencia de género.

 


LOS HECHOS y LOS AUDIOS

 

El 26 de julio de 2015, Miriam Velázquez de 47 años, murió al recibir un balazo en la boca, luego de forcejear con su marido Ortiz, suboficial de la Prefectura. El hecho se registró durante una violenta discusión que la pareja mantuvo en la vivienda que compartían en la calle 885 de La Cañada, Quilmes Oeste, inmediatamente después de que regresaran de una fiesta realizada en San Francisco Solano.

El suboficial Ortiz llegó a juicio acusado del delito de “homicidio agravado por el vínculo y femicidio”. Sin embargo, el imputado sostuvo que fue la víctima quién habría logrado apoderarse de su arma reglamentaria calibre 9 mm y que él intentó quitársela, que forcejearon, y que accidentalmente se produjo el disparo que impactó sobre la mujer. Alegó así que fue un accidente.

Es fue la teoría del caso de los defensores oficiales Soledad López e Ignacio Tranquilini.
 

EL JUICIO


Los fiscales de Chubut fueron a ver el juicio
como parte de su capacitación ante el debut
del juicio por jurados en dicha provincia

 

El fiscal Videla


El fiscal Sebastián Videla logró desbaratar la teoría del accidente con dos pruebas claves. La primera fue la pistola Pietro Beretta 9 mm modelo 92 provista por la fuerza. Demostró el fiscal, a través del perito balístico, que es imposible que se escape un tiro por cómo funcionaban todos los seguros. Además, el balazo en la boca fue hecho a un distancia de más de 50 cm y de menos de dos metros. La tesis del forcejeo se caía a pedazos.

Otra mentira del acusado fue que él no tenía experiencia de tiro. El fiscal consiguió sus legajos de entrenamiento: era el mejor tirador de su camada, con 14 aciertos de 15. 

La estocada final llegó cuando el jurado escuchó los audios de 911 que el prefecto envió apenas ocurrido el hecho. En los dos primeros, le confesó el hecho a la policía: "Vengan que maté a mi mujer de un balazo. Soy prefecto y voy a ir preso".

Pero, en los otros dos llamados, cambió la versión y dijo: "Vengan con una ambulancia, por favor, mi mujer se está muriendo. Forcejeamos y se disparó un tiro"  

Pasadas las 7 de la tarde, llegaron las instrucciones del juez Alejandro Portunato, quien le informó al jurado las cuatro opciones (agravado por el vínculo, femicidio, culposo y no culpable).

Durante la deliberación, los jurados pidieron escuchar los audios de nuevo. Hubo momentos de tensión. Media hora después, salieron con su veredicto de culpabilidad por homicidio agravado por el vínculo.

El Código Penal de la Nación prevé una pena de prisión perpetua. El lunes será la audiencia de cesura a cargo del juez Portunato, del Tribunal Oral N° 3 de Quilmes.


Alivio entre las víctimas

Noticias Relacionadas:


- Data Judicial (22/10/2022): "Juicio por Jurados en Quilmes: por unanimidad 12 ciudadanos declararon culpable al autor de un femicidio en La Cañada". (Ver aquí)

- Diario Popular (27/07/2015): "Discusión de pareja con final trágico en La Cañada". (Ver aquí)

- El Chubut (22/10/22): "Fiscales de Madryn participan de juicio por jurados en Quilmes" (ver)